Apuesta a la desmemoria
15 diciembre, 2014
Urgencia
15 diciembre, 2014

Empiezan a descararse

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

El jaloneo previo
Panistas evitan roces
Empleos que no llegan

Ricarlos I

C on la última visita del presidente nacional del PRI, César Camacho, al estado, los aspirantes a la gubernatura han comenzado a descararse. Además de la aceptación de muchos de ellos sobre sus aspiraciones a ocupar el Palacio de Gobierno, uno de ellos, Elías Dip Ramé, ha comenzado su propaganda vía SMS, directo a los celulares de, hasta ahora, cientos de potosinos que han expresado su queja en redes sociales.

De la misma manera, en el evento del sábado, los organizadores tuvieron cuidado de agrupar a buena parte de los interesados en la misma zona en los asientos del auditorio Miguel Barragán. En la misma fila se pudo ver departiendo y charlando cordialmente a Carlos Valladares, Jesús Ramírez Stabros, Enrique Galindo y hasta a Cándido Ochoa, junto con otros más. En la plataforma, en su mayoría sólo había funcionarios en activo, desde Carlos Jiménez Macías hasta Teófilo Torres Corzo, quien tuvo un lugar reservado junto a los protagonistas de la fiesta priísta, el gobernador Toranzo, el presidente nacional Camacho, el estatal Joel Ramírez y la líder de bancada Rosa María Huerta.

Todo, parte del juego y el jaloneo previo, la calma y paz propias de un tiempo que antecede a la tormenta. Ya a la salida, comienzan a verse las preferencias de unos y otros. Líderes campesinos que se van rápido del lugar, mientras los grupos populares y obreros quieren una foto del recuerdo. Los más solicitados, Galindo y Stabros, además de, claro, el dirigente Camacho. Los presidentes municipales sólo acuden a saludar, tratar de hacer más lazos buscando una eventual oportunidad para saltar de la alcaldía a una curul en su distrito.

Entre ellos, Mario García Valdez, perdido entre un mar tricolor, buscando un saludo, un apretón de manos, hacer acto de presencia en un evento donde no se dio a notar, a diferencia de muchos otros. Mientras tanto, Jesús Ramírez Stabros evita dar declaraciones a la prensa, aunque igual que los demás aspirantes, busca salir en la foto.

CampanaAl tiempo que esto sucede, los panistas preparan su campaña, buscando evitar roces innecesarios entre sus candidatos en todo el estado. Por parte del albiazul, ya se definió el contendiente por la alcaldía capitalina, Xavier Azuara, señalado por muchos como ahijado político de Marcelo de los Santos. Él nunca ha negado su cercanía al ex gobernador dado que fue con él con quien tuvo su primer cargo importante en el gobierno estatal, además de su parentesco con uno de los principales colaboradores del hoy inhabilitado De los Santos, Joel Azuara.

Por su parte, en el PRD debieron modificar su calendario. Mientras que se esperaba que fuera durante esta semana que se hiciera “la criba” de los precandidatos registrados, para repartir las diferentes banderas por los cargos públicos a elegir el año que entra, ahora la fecha se recorrió al 4 de enero, pues, afirma la dirigente estatal, quiere tenerse la mayor participación posible de parte del CEN perredista, para evitar que las inconformidades por la selección de aspirantes puedan dividir al partido y causar impugnaciones.

Sobre la alianza de izquierda, admitió que por ahora los únicos que han confirmado que irán junto con ellos en la mayoría de las elecciones, es el Partido del Trabajo, mientras que Movimiento Ciudadano podría definirse hasta el próximo año.

Respecto a las alianzas frustradas con el PAN, señaló que aunque hay la intención de conseguir el mayor apoyo posible, no van a sacrificar su ideología a cambio de una victoria, ni siquiera a nivel municipal, donde su candidato más fuerte, Ricardo Gallardo Juárez, ha hecho una larga labor de proselitismo casa por casa en la capital del estado.

CampanaY no ha dejado de señalarse en diferentes medios la falta de logros por parte de la General Motors en el estado, cuando ahora se destapó un acuerdo entre el gobierno del estado y la fábrica bávara de motores, BMW. Este acuerdo comprometería al gobierno estatal a entregar tres mil 500 millones de pesos en diferentes modos a la transnacional, ya en créditos fiscales, ya en condonación de impuestos o en obras de infraestructura.

Con esto, la administración torancista termina haciendo lo que tanto criticaron los priístas en el sexenio marcelista: alienar el presupuesto de varios futuros gobiernos en pos de crear empleos que no es seguro que lleguen, tal como ocurrió con General Motors.

Al respecto, tanto líderes empresariales como partidistas deploraron esta tendencia gubernamental de dar apoyo irrestricto a las compañías extranjeras, mientras mantienen la zona industrial y a las empresas potosinas en condiciones de olvido. Baches, zonas que se inundan con un poco de lluvia, asaltos a mano armada a plena luz del día, incluso extorsiones y secuestros exprés, son algunas de las quejas.

Las implicaciones legales que podría arrastrar esta revelación tampoco son menores, pues a decir de varios juristas, el único que puede comprometer el presupuesto de esta manera es el Congreso del Estado, y ellos sólo tienen conocimiento del primer crédito aprobado hace unos meses, de poco menos de 900 millones.

Por su parte, en una entrevista en el portal de Global Media, el responsable de la Sedeco negó que haya apoyos como los mencionados por la edición nacional de La Jornada, de tres mil 500 millones de pesos, e incluso califica a los medios que difundieron la noticia de “irresponsables”. Recordó que el fideicomiso que maneja los apoyos a la BMW está conformado por Fernando Toranzo, su empleado Jesús Conde, otro funcionario estatal, Miguel Cardoza, el coordinador del Sifide, Ángel Castillo, él mismo, y otros tres diputados, entre ellos Alejandro Lozano Boris, quien al respecto negó tener cualquier tipo de información, y eso incluye el modo en que se gastaría el dinero ya aprobado ante el Congreso en meses pasados.

JSL
JSL