reforma energética
México SA: Cae inversión en energía
16 diciembre, 2015
Noelia, la voz de muchos
16 diciembre, 2015

En defensa de Santo Domingo

Israel López Monsivais

El pasado domingo 13 de diciembre del presente asistí al foro informativo y combativo que se opone a la instalación de un basurero de desechos industriales y tóxicos en una propiedad del influyente empresario José Cerrillo Chowell en el municipio de Santo Domingo, San Luis Potosí. Organizaciones sociales, políticas, académicos, campesinos y ganaderos unen esfuerzos para enfrentarse al poder económico y político.

Acompañando a los miembros de la organización Pro San Luis Ecológico, AC, salimos de la capital potosina con los primeros rayos del sol con rumbo a la región del Altiplano potosino, iniciando el trayecto por la carretera que conduce al estado vecino de Zacatecas, desviándonos para entrar por el municipio de Salinas, atravesando las dañadas y olvidadas carreteras, pasando por Villa de Ramos para llegar a nuestro destino final: Santo Domingo.

Desde la entrada al municipio que se vería afectado con la instalación del tiradero se pueden leer las etiquetas colocadas en los vehículos con la leyenda: “Rechazo total al basurero tóxico en Palula”. Llegado el mediodía arribaron habitantes de más de 20 comunidades rurales del Altiplano potosino y Zacatecas para dar inicio al foro en el auditorio de la Presidencia Municipal.

Palula es una propiedad privada del empresario Cerrillo Chowell, aquí se depositarían los desechos tóxicos. El primer impacto ambiental sería para el ejido La Victoria (perteneciente a Santo Domingo) con una población superior a los 500 habitantes y ubicado a 10 kilómetros del confinamiento. Posteriormente afectaría a los municipios cercanos de la región del Altiplano y las colindancias con Zacatecas.

Sería un negocio muy lucrativo para los empresarios sin escrúpulos que pretenden enterrar 185 mil toneladas de desechos tóxicos anuales durante dos décadas. Supuestamente el permiso otorgado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales es ilegal al incumplir con los procedimientos (no se realizó la consulta popular).

Es un hecho que el tiradero afectaría la salud de los habitantes: enfermedades cancerígenas y malformaciones a consecuencia de los productos venenosos, explosivos, corrosivos y radiactivos. Así lo han expresado los académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México, El Colegio de San Luis e Instituto Politécnico Nacional que apoyan a los habitantes, sumando el impacto ambiental para la región y el riesgo que implica el traslado de los desechos.

Ernesto Rodríguez de Ávila fue el primero en tomar la palabra externando su apoyo como habitante de Guadalcázar y compartiendo la experiencia de lucha contra la trasnacional norteamericana Metalclad Corporation. Representando a las autoridades locales el secretario del ayuntamiento de Santo Domingo evadió compromisos con los habitantes y se dedicó a cantinflear los cuestionamientos de los asistentes.

En congruencia con los preceptos que encabeza el jefe del Estado Vaticano por el cuidado de la casa común, el párroco de Cedral, Gerardo Ortiz Blanco, mejor conocido como El Canas (gran parecido con el poeta Ernesto Cardenal), miembro de la Pastoral Social de la región Matehuala, realizó un llamado a la organización en defensa del medio ambiente.

Antes de concluir las intervenciones el investigador Francisco de la Peña tomó la palabra manifestando su respeto a los habitantes por enfrentarse al poder económico y político, que al parecer en nuestro país sólo escucha al que le conviene. Al finalizar el foro los campesinos, académicos, abogados, párrocos y las organizaciones compartimos los alimentos coincidiendo en que la lucha apenas comienza.

Twitter: francotiradort1

Mail: [email protected]

Israel López Monsivais
Israel López Monsivais
Abogado y Maestro en Gestión Pública; Catedrático, FCA, UASLP.