Revoca juez detención de Keiko Fujimori
17 octubre, 2018
Romero Deschamps gana primer asalto
18 octubre, 2018

Estafa con gallardía o mentira justificadora para mayores adeudos

María Elena Yrízar Arias

Con fecha 31 de enero pasado, Ricardo Gallardo Juárez, en su calidad de presidente municipal de la ciudad de San Luis Potosí, declaró a un diario nacional que el municipio capitalino pagó 500 millones de pesos de deuda, la que descendió a 800 millones. Explicó el funcionario que cuando él recibió la administración de su antecesor, la deuda ascendía a más de mil 300 millones de pesos, aclarando que, sin afectar los programas sociales, se había logrado pagar los 500 millones del total de la deuda mencionada. En la misma nota periodística ( http://www.eluniversal.com.mx/estados/capital-del-municipio-de-san-luis-potosi-paga-500-mdp-de-deuda ) Gallardo Juárez preciso: “El trabajo realizado habla por mí y por la administración. Las acciones, programas y obras, son constancia de nuestra labor, ya que de esa manera acallaremos esas voces que sólo buscan desacreditar los logros del Ayuntamiento”.

En las anteriores elecciones municipales del primero de julio, el mismo Gallardo Juárez pretendió reelegirse como presidente municipal por su partido el PRD y fue Xavier Nava Palacios quien resultó triunfador y asumió su responsabilidad el 1 de octubre.

Anteayer, el ahora presidente municipal convocó a una conferencia de prensa y en ella afirmó categóricamente que Ricardo Gallardo Juárez dejó una deuda económica de mil 250 millones de pesos, y lo anterior lo calificó como “el primer episodio de la estafa con gallardía”.

Nava Palacios aseguró que la administración anterior no disminuyó el pasivo, sino al contrario, lo incrementó, ya que no se cubrieron los 500 millones de pesos de deuda como afirmó Gallardo Juárez. Detalló Nava que en proveedores, el adeudo alcanza los 460 millones de pesos en perjuicio de mil 500 empresas; con bancos, 450 millones, ya que no hubo ninguna disminución; por la falta de pago de impuestos, 180 millones, sobre todo del ISPT, que se adeudan a la Secretaría de Hacienda.

“Gallardo nos mintió a todos”, precisó el edil capitalino, al señalar que la administración a su cargo no formará parte de ese engaño. Dijo además que “se están llevando a cabo una serie de revisiones y auditorías en ramos federales y en recursos del ayuntamiento, esto con la finalidad de que la ciudadanía esté informada sobre estos temas”.

Como era de esperarse, a la anterior afirmación hubo inmediatamente una reacción de  Juan Ignacio Segura Morquecho, presidente del Comité Estatal del PRD, quien refutó lo dicho por el nuevo alcalde capitalino y señaló que miente y que Nava pretende incurrir en un nuevo crédito a costa de los potosinos, y quiere justificarlo falseando información, denunció ayer.

Segura Morquecho explicó que el presidente municipal miente al decir que el adeudo dejado por Ricardo Gallardo Juárez es de mil 250 millones, cuando tal cifra sólo es lo acumulado de manera irresponsable por varias administraciones, tanto del PRI como del PAN. Puntualizó que “a diferencia de alcaldes del PAN, como Jorge Lozano Armengol, y del PRI, como Mario García Valdez, Ricardo Gallardo pudo trabajar tres años, con programas sociales y ejecutando obra pública, sin que cometiera el abuso de hipotecar más el futuro de los capitalinos”. El dirigente perredista lamentó que el alcalde Xavier Nava quiera “verle la cara a los potosinos” con datos manipulados e información tendenciosa, a fin de preparar el terreno para conseguir un financiamiento fácil, que, sin embargo, “sería muy perjudicial a largo plazo para los ciudadanos”.

El ex tesorero del Ayuntamiento capitalino con Ricardo Gallardo, Jesús Emanuel Ramos Hernández, afirmó que las empresas calificadoras crediticias avalaron el manejo financiero de la administración que encabezó Gallardo Juárez, por lo que pidió al alcalde Xavier Nava que se deje de “dimes y diretes”, con información alejada de la realidad.

Si bien los números presentados por Xavier Nava son atribuidos en su totalidad a la administración de Gallardo Juárez, que a su vez recibió las deudas de anteriores administraciones, desde Mario García y Victoria Labastida, lo que se desprende por simple lógica es que no toda la deuda es de la última administración. Entonces estaríamos ante un  presidente sensacionalista que carece de toda credibilidad y que posiblemente se escude en ese argumento para subir impuestos y endeudar al Ayuntamiento. Pero hay que recordar que para decir que la mula es parda, hay que enseñar los pelos en la mano. Y aquí sólo vimos en la mano del edil capitalista una carpeta blanca que arriba decía: Deuda de la gestión de Gallardo y los montos de dineros. Habrá que esperar las pruebas.

En fin, veremos si del dicho al hecho, hay algún trecho o prueba contundente.

[email protected]