Lo autoritario que pronto se vuelve norma
5 junio, 2015
reforma energética
México SA: ¿Y el salario mínimo?
5 junio, 2015

Falsa normalidad

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

Golpeteo de ligas menores
PAN y PRI, a destiempo
Poderes extraoficiales

L a normalidad pareció (falsamente) reinstalarse en San Luis Potosí en el primer día del lapso de “reflexión” posterior a los cierres de campañas y anterior al día de las votaciones. En este primer día de aparente vuelta a lo de siempre, hubo, como era natural y obligado, manifestaciones, protestas y denuncias. Ciudadanos exigiendo atención a sus demandas y políticos y autoridades instalados cómodamente en la demagogia, la omisión, la ineficiencia y la indiferencia.

Desde luego, también hubo pataleos y golpes bajos, sobre todo mediante una campaña oscura de mensajes que pretendían informar de la declinación de la panista Sonia Mendoza en favor del priísta Juan Manuel Carreras, lo cual era evidentemente falso. La cúpula local de la Iglesia católica ha reiterado que ésta es una de las competencias electorales más sucias y en este paréntesis de propaganda abierta las tentaciones del golpeteo desde los sótanos se multiplicaron y materializaron en diversas formas.

El fondo de la contienda, sin embargo, no está en una ruda confrontación de programas, proyectos y alternativas enjundiosas para mejorar la situación de un estado que ha ido en caída libre en cuanto a la calidad de sus gobernantes (con Fernando Toranzo en un extremo negativo que sensatamente parecería difícil de superar). El golpeteo y la desesperación se dan en ligas menores, en ambiciones grupales sin mayor ambición que el acceso al poder y en una especie de conformismo con la tarea de ir administrando más adelante la rutina de la grisura heredada, en el caso de Toranzo y si es que queda Carreras, o la vocación rapaz respecto al erario, si es que Marcelo de los Santos queda como poder influyente tras Sonia.

En la capital del estado el PAN y el PRI están muy preocupados por los indicios a favor de Ricardo Gallardo Juárez, al grado de que están insistiendo en que se abran investigaciones respecto a hechos presuntamente constitutivos de delitos relacionados con el crimen organizado. La postura de los partidos que postulan a Javier Azuara y a Manuel Lozano hubiera sido efectiva y congruente si los indicios que hoy enarbolan en lo alto, en demanda de acción judicial contra el mayor de los “Abarca” soledenses, los hubieran proclamado semanas atrás, cuando dejaron pasar como si nada la postulación del ex presidente municipal de Soledad de Graciano Sánchez al que consideraban menos competitivo electoralmente de lo que acabó siendo.

El poder del dinero en efectivo, y su expresión en acarreos, pago a estructuras electorales e incluso compra abierta de votos, definirá los resultados de este domingo. No es sólo la costumbre de adulteración electoral del PRI, puesto que los panistas han resultado aprendices aplicados aunque más torpes, sino una práctica generalizada entre las agrupaciones más consolidadas.

Por otra parte, es un hecho que la presencia del crimen organizado en la conformación de los poderes estatales y municipales es una realidad no sólo en el caso de la capital del estado y del colindante municipio “gallardista”, sino en otras regiones, especialmente la Huasteca, donde el abandono político y la desatención de los gobernantes han creado condiciones para el entronamiento de esos poderes extraoficiales.

JSL
JSL