Desmienten regidores que se restrinja acercamiento de la población
22 noviembre, 2017
Cascadas de Agua Azul, al 100%: Conagua
22 noviembre, 2017

Finanzas públicas: los mismos “riesgos relevantes”

Votación sin complicaciones
Un dineral al Poder Judicial
Carreras-gabinete: nada nuevo

El primer asunto que tratarán los diputados durante la sesión de pleno la mañana de este jueves serán los proyectos de Ley de Ingresos y Egresos del Estado que envió Juan Manuel Carreras hace unas semanas. Mediante impuestos, derechos, aprovechamientos, participaciones, subsidios y otras ayudas el gobierno del estado pretende recaudar 43 mil 835 millones 144 mil 845 pesos. De ser aprobado, la administración estatal contaría con 2 mil 254 millones 252 mil 41 pesos más para gastar en 2018. Que estos asuntos hayan sido agendados en las primeras posiciones del orden del día es un indicio de que los legisladores los votarán a favor sin mayores complicaciones.

Tal como se presentaron el año pasado, los “riesgos relevantes para las finanzas públicas” son los sectores educativo y de salud; así como el régimen de pensiones y el pago de los servicios del acueducto El Realito y la planta de tratamiento de aguas residuales Tenorio. Siendo las pensiones uno de los temas que requiere ser atendido con urgencia antes de que el fondo se quede sin recursos suficientes para cumplir con las obligaciones.

La administración de Carreras asegura que su antecesor le heredó un adeudo de 691 millones de pesos por concepto de cuotas de aportación del gobierno al Fondo de los Trabajadores. El monto aumentó a 735 millones durante 2016 y este año se redujo a 476.4 millones de pesos; no obstante, las pensiones son y serán el reto que deberá enfrentar Juan Manuel Carreras a lo largo del próximo año. Si los burócratas no aceptan que se incremente su cuota de aportación al fondo, en 2019 se agotarán los recursos del fondo y será casi imposible pagar las pensiones sin terminar endeudando al estado.

La buena noticia es que ante el derroche que ha sido evidenciado en los últimos meses, el nuevo proyecto de Presupuesto de Egresos castiga al Poder Legislativo ya que volverán a recibir la misma cantidad que se les entregó el año anterior, situación que obligará a recortar sus comilonas para cumplir con el pago a proveedores y otras obligaciones.

El presupuesto destinado a la Auditoría Superior del Estado pasará de 215 millones 649 mil 332 pesos a 219 millones 736 mil 293 pesos. La Comisión Estatal de Derechos Humanos recibirá un aumento cercano a los dos millones de pesos para quedar en 38 millones 273 mil 177 pesos. Y como hace un año se les olvidó asignar más recursos a la Universidad Autónoma de San Luis Potosí ahora contará con poco más de 6 millones de pesos que suman 213 millones 402 mil 206 pesos.

Al presupuesto ordinario del Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana le recortaron 20 millones de pesos; sin embargo, eso no quiere decir que se gastará menos en los asuntos electorales y de partidos pues la bolsa que se repartirán con el pretexto del proceso electoral del 2018 supera los 297 millones de pesos repartidos de la siguiente manera: 51 millones 175 mil 549 para el Ceepac; 133 millones 475 mil 900 pesos para el financiamiento a partidos y agrupaciones políticas y 112 millones 487 mil 144 pesos para el proceso electoral local.

Montos que se quedan cortos comparados con el dineral que depositarán a las cuentas del Poder Judicial y la Fiscalía General del Estado. Al primero le corresponderían mil 102 millones 92 mil 329 pesos y a la segunda 914 millones 720 mil 296 pesos que ya incluyen –¡faltaba más!– “previsiones por incrementos salariales, prestaciones económicas, repercusiones por concepto de seguridad social, servicio médico y demás asignaciones derivadas de compromisos laborales y servicios básicos para su operación”.

**********

La junta en materia de seguridad que sostuvo la tarde del martes Juan Manuel Carreras con el gabinete resultó en más de lo mismo. El gobernador reconoció que la inseguridad creció e hizo hincapié en que la concentración delictiva se encuentra en la zona metropolitana, pero destacó que el estado esté por debajo de la media nacional en ese sentido.

La solución para combatir a la delincuencia no parece estar en el cambio de estrategia ni en un relevo de funcionarios sino en la “coordinación” con el gobierno federal. El tiempo transcurre y la percepción de seguridad entre los potosinos continúa a la baja, los asaltos de día y de noche, las balaceras y la violencia son un riesgo constante para los ciudadanos sin importar qué dicen las estadísticas nacionales.

(Redacción: Jaime Nava)