Prensa libre
5 abril, 2017
Iluminado$
5 abril, 2017

¡Gallarbots al rescate!

Jaime Nava

De las cloacas digitales emergió un ejército de promotores de los supuestos beneficios que habrán de gozar los potosinos una vez que asimilen que el alcalde capitalino, Ricardo Gallardo Juárez, pretende endeudar –todavía más– al municipio por el bien de sus habitantes. Ayer por la tarde fueron reproducidos desde diversas cuentas en redes sociales textos idénticos para generar la falsa creencia de que ciudadanos reales y libres apoyan la propuesta gallardista que busca incrementar en 200 millones de pesos el contrato de compra de luminarias led.

Desde esas cuentas falsas intentaron –sin éxito– posicionar dentro de los temas del momento en Twitter los hashtag: “NuevaImagenSLP” y “UrgenteModernizarAlumbrado”. Pocas dudas hay acerca de quién o quiénes pueden están detrás de los tuiteros robotizados. La simple inspección de sus cuentas arroja información muy valiosa.

La mayor parte de esas cuentas fueron creadas entre el 13 y el 30 de enero de este año. Para dar la impresión de que se trata de personas de carne y hueso a las identidades digitales se les colocaron fotografías preferentemente de mujeres jóvenes, lo cual resulta grave pues quiere decir que se están haciendo pasar por alguien más, seguramente, sin su conocimiento. Adicionalmente, cada una de las cuentas fraudulentas son seguidores o tienen como seguidores a más de 50 usuarios con las mismas características.

Todos ellos han sido utilizados para publicar mensajes idénticos que coinciden en día y hora. Comportamiento evidentemente inverosímil, pues las probabilidades de que personas distintas escriban comentarios iguales a las mismas horas y minutos de publicación son remotas, por no decir que nulas. ¿Cómo es que contra todo pronóstico desde hace meses dan a conocer información similar?

Sencillo: son simuladores contratados para difundir información sobre Ricardo Gallardo Juárez, los ayuntamientos de San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez, los diputados panistas Héctor Mendizábal, Enrique Flores, Josefina Salazar y la bancada perredista en el Congreso estatal, así como notas o comentarios contra el ex alcalde Mario García Valdez, Juan Manuel Carreras López o el priísta –y dizque enemigo de los Gallardo– José Luis Romero Calzada.

Por ejemplo, el 15 de febrero a las 19:50 horas Mariana Piña (@marianita685) Carolina Salazar (@Salazar2370 en Twitter), Sabrina Gómez (@Sabi_Gz) y Roberto (@saz_roberto), entre otros, emitieron el siguiente mensaje: “#MarioGarciaDesvioRecursos se cancelaron proyectos culturales, el rescate del Jardín Colón y la Subcomandancia Centro”. ¿Coincidencia? Lo dudo.

Igualmente esos mismos gallarbots fueron utilizados el lunes para confundir la opinión pública y justificar el endeudamiento de las finanzas municipales con el argumento de que “San Luis Potosí está creciendo tanto en población como económicamente, y esa modernidad requiere de una #NuevaImagenSLP”. Como podría esperarse, los gallarbots han sido empleados para circular noticias publicadas en páginas de internet de reciente aparición vinculadas a empleados de los Gallardo, como La Roja, One Click y CRM Noticias.

Los diputados continúan postergando la discusión que aprobará –o no– los 200 millones de pesos adicionales para la incumplida empresa Panavi; lo cual podría deberse a que el alcalde y sus emisarios no logran concretar la compra de votos necesarios o, como hasta ahora parece, intentan enturbiar el debate ciudadano –que hasta ahora han perdido– por medio de sus fieles y falsos gallarbots.

¿De qué tamaño es el negocio que los orilla a pagar la difusión de opiniones adulteradas? ¿Dónde están las miles de personas que supuestamente apoyan ciegamente al alcalde? Ah, claro, están muy ocupadas canjeando su INE por garrafones, despensas, útiles y tortillas.

Han pasado 463 días sin que se sepa el paradero de la pequeña Zoé Zuleica Torres Gómez.

¡Que la UASLP baje los costos de posgrados y licenciaturas! #EducaciónParaTodos

Twitter: @JaimeNavaN

Jaime Nava N.
Jaime Nava N.
Estudiante de maestría en Derechos Humanos por la UASLP. Activista en Amnistía Internacional.