EPN y el conejo de la chistera
19 octubre, 2017
Astillero: Salinas Occelli, Le Barón, Gilberto Lozano
19 octubre, 2017

Gallardo: discusión pública revivida

Las mismas denuncias, ahora en medio nacional
“Golpeteo político a su máxima expresión”
¿Avanzará la procuraduría?
Persecución e intercambio de disparos

El noticiero Despierta que conduce Carlos Loret de Mola revivió la discusión pública acerca de las diversas irregularidades que se han cometido desde la administración municipal que encabeza Ricardo Gallardo Juárez en San Luis Potosí y que hace por lo menos un año fueron dadas a conocer en los medios locales.

Cerca de 11 minutos del programa se dedicaron a presentar información y testimonios de periodistas, empresarios, trabajadores despedidos del ayuntamiento y militantes del Partido de la Revolución Democrática en los que se da cuenta de cómo se aprovecha su posición política para obtener beneficios particulares con los permisos de construcción, la asignación de contratos a proveedores que hasta la fecha permanecen en el anonimato como Sandra Sánchez Ruiz o la inclusión de parientes y ex parejas sentimentales en la nómina municipal.

Que eso ocurre o ha ocurrido desde que Gallardo Juárez asumió el cargo como alcalde de los potosinos es un secreto a voces que, así como se ha ido documentando ha sido desestimado por los involucrados con el argumento de que se trata de notas periodísticas con fines políticos sin importar el espacio temporal en el que la información haya sido revelada.

A finales de marzo de 2016, cuando se dio a conocer la existencia de una misteriosa y millonaria proveedora de medicamentos para el personal de confianza del ayuntamiento, las huestes gallardistas y el propio alcalde evitaron responder con claridad la pregunta central: ¿Quién es? Y optaron por salir a declarar que eran víctimas de ataques políticos. Tal y como lo han estado sosteniendo desde ayer, so pretexto del contexto pre electoral que existe.

Que a Gallardo Juárez no le gusta ser cuestionado quedó registrado por la cámara de Noticieros Televisa, pero es algo que se sabía desde abril del año pasado cuando públicamente pidió a los dueños de Canal 7 que despidieran a un periodista y mandó “mucho al diablo” a los medios de comunicación que en ese momento daban seguimiento al caso –aún sin resolver– de Sandra Sánchez Ruiz.

Claudio Ochoa, reportero de Televisa, cuestionó a Ricardo Gallardo sobre la incorporación en la Dirección General de Seguridad Pública Municipal de dos empleados del penal de Ocampo, Guanajuato, durante el encarcelamiento de su hijo. “Si entran es simplemente porque pasaron los lineamientos”, fue una de las respuestas dadas por el alcalde.

La entrevista concluyó mostrando la irritación que le provocó a Gallardo Juárez verse sujeto a una serie de preguntas que con dificultad pudo responder sin comprometerse. “A mí ya me tienen hasta la madre, si estoy aquí es porque sé que le hago falta a mi gente que no tiene nada”.

Para Gallardo Juárez el reportaje no es más que “golpeteo político a su máxima expresión”; en contraste, el dirigente estatal del PRD, José Luis Fernández Martínez, quien fue entrevistado afuera de la sede del Poder Legislativo –a donde se dice que llegó para poner de acuerdo a sus diputados en cómo deberían responderle a la prensa–, sostuvo que él no puede afirmar que sea un ataque de esa naturaleza, pero, dijo que sí habrá alguno que intente aprovecharlo para beneficiarse.

Provechoso o no en términos electorales, la Procuraduría General de Justicia del Estado abrió una carpeta para investigar los señalamientos expuestos en el noticiero. Según el procurador, Federico Garza, es normal que la procuraduría obre de oficio cuando se ventilan acusaciones en medios de comunicación. ¿Avanzará?

**********

El episodio delictivo del día estuvo protagonizado por elementos de la Fuerza Metropolitana y asaltantes que ingresaron a la sucursal de Elektra que se ubica en la carretera a Rioverde para sustraer artículos electrónicos. Empleados y clientes fueron amenazados con armas de fuego durante el atraco.

En plan peliculero, por varios minutos los policías persiguieron e intercambiaron disparos con los delincuentes por las calles aledañas a la tienda hasta que lograron cortarles el paso y detener a siete participantes de entre 23 y 30 años de edad.

El botín: celulares, tabletas y computadoras portátiles fueron decomisadas junto con dos vehículos y dos motocicletas utilizadas para cometer el delito.

(Redacción: Jaime Nava)

JSL
JSL