Cementeras y termoeléctricas nos están matando: ejidatarios
7 agosto, 2015
Que lo lleven al siquiatra
7 agosto, 2015

Gobernantes de mal humor

Carlos López Torres

S erá porque el retiro triunfal del gobernador, ampliamente publicitado a partir de la inauguración de obras de último momento, no conmueve como se esperaba, o acaso porque como en todo final de las administraciones públicas, salen a relucir todos los asegunes del sexenio o los trienios en los ayuntamientos y la Legislatura, pero el caso es que el mal humor acompaña estos últimos días a los incumplidos funcionarios.

Aunque tuvieron el tiempo suficiente para convertir en realidad las promesas de campaña y los compromisos contraídos al inicio de su gestión, quienes dejan el poder que seguramente ya empiezan a extrañar y no dejarán de hacerlo, conscientes de que el amplio manto de la impunidad alcanzará para la mayoría de los decepcionantes miembros de la clase política potosina, al cuarto para las doce pretenden un mínimo de reconocimiento a su gris desempeño.

Para algunos de ellos, como al gobernador Toranzo Fernández, le han ido resultando sorpresivamente serios pendientes. En la zona Media y la Huasteca, por ejemplo, el tema de la inseguridad que se atendió mediáticamente sin la voluntad política gubernamental para contener mínimamente el accionar cotidiano del crimen organizado, provocó una representativa reunión de empresarios y autoridades municipales donde se exigió la intervención del titular del Ejecutivo, ausente de dicha reunión, ante la inseguridad y la incertidumbre que mantienen atemorizada a la ciudadanía de los diferentes municipios.

El desencanto de los pobladores se ha reflejado en el acarreo de habitantes para las inauguraciones de obras, aunque en el municipio de Ciudad Fernández de plano hubo la necesidad de suspender el acto inaugural de una obra, ante el desdén de los vecinos que prácticamente le hicieron el vacío al gobernador quien no pudo contener su enojo ante tal desplante ciudadano.

El sinsabor externado públicamente por los empresarios de la Zona Industrial, a propósito de la solicitud desechada por el gobernador de crear un organismo autónomo que disfrutara del Impuesto Sobre la Nómina, ante la escasa inversión de la que se quejaron todo el sexenio los industriales, hizo patente la desilusión que el gobierno en turno ocasionó en los más diversos sectores de la población.

Un simple cuestionamiento sobre el uso de un recurso, provocó que el mal humor característico en la primera dama del estado y presidenta del DIF, la doctora María Luisa Ramos Segura, se tornara en cuestión de segundos en un enojo incontrolable hacia los reporteros que no hacían sino cumplir con su labor.

Y cómo dejar pasar por desapercibido el enojo de los integrantes de la Jucopo del Congreso del Estado, ante la demanda ciudadana por el despilfarro de 19 millones de pesos producto de las contribuciones de los causantes cautivos, para mantener el viejo sistema de reparto de dádivas, migajas, en lugar de pugnar por una verdadera justicia social,

En el ayuntamiento capitalino no cantan tan mal las rancheras. A unos meses de su despedida ya no tienen ni para gasolina y el enredo de la deuda que habrán de heredar a la siguiente administración, ha merecido una respuesta despectiva del vocero del municipio, el regidor alfombra en turno Gerardo Aldaco Ortega.

La lista de pendientes y adeudos como los 6.6 millones que el gobierno debe a la CMIC o el retroceso de la actividad ganadera en la región Huasteca, reconocido por el gobernador electo y un diputado federal electo, ante la ausencia del gobernador Toranzo, quien nunca logró una buena relación con los ganaderos, son sólo algunos de los sinsabores que dejará el omiso gobernante malhumorado.