cáncer
Con kermesse buscan apoyos para Rosa Calvillo en su lucha contra el cáncer
12 julio, 2015
licitación
Revelarán este miércoles propuestas para primera licitación de Ronda Uno
12 julio, 2015

Gobernar para todos en la capital de SLP

capital

Uno de los retos de la entrante administración municipal será el nivelar las asimetrías que en materia de infraestructura y espacios públicos existen entre la zona poniente de la capital y la zona oriente. Eso, y también aprovechar la oportunidad de generar políticas públicas municipales metropolitanas de desarrollo.

Basta recorrer en persona la parte poniente de la capital partiendo del centro histórico, hasta la zona de lomas; y también transitar desde el centro histórico, rumbo a la zona industrial; y la zona norte y sur de la ciudad, para observar severas diferencias entre estas regiones de la capital potosina. Si se hace una buena observación, parecen dos ciudades diferentes: la zona occidental de la ciudad, dotada de buenos servicios y espacios públicos; y la zona oriental con grandes deficiencias en los servicios y con un inaceptable deterioro en su infraestructura pública y en sus espacios públicos.

Esta situación asimétrica, puede tomarse como una muestra cualitativa del tipo de gobiernos municipales que han pasado por la Capital del Estado en los últimos diez años. Administraciones municipales que gobernaron solo pensando para los estratos sociales favorecidos que se concentran en la parte occidental de la ciudad; y por otra parte, haciendo muy poco por los estratos trabajadores, populares y mayoritarios que se concentran en la zona oriental. En este sentido, parece que tuvimos gobiernos municipales que no gobernaron para todos los habitantes de la capital, sino que solo respondían a las demandas de unos cuantos, y sobre todo de los intereses económicos de esos cuantos.

Y si bien podemos enumerar los muchos problemas que tiene la capital, como son las inundaciones, el precario estado de las vialidades, en algunos lugares el desabasto de agua, la iluminación pública descompuesta, el pesado tráfico vehicular, el transporte urbano caro y deficiente, y los focos de inseguridad pública, entre muchos otros. El resolver las asimetrías entre la zona “próspera” de la ciudad y la zona “popular”, es un imperativo ineludible para la entrante administración municipal. Lo es porque de ello depende mejorar la calidad de vida de todos los habitantes de la capital, y de sus espacios públicos. Además que de conseguirlo la zona metropolitana de SLP-Soledad, puede ser atractiva para la inversión productiva y convertir al valle del Tangamanga en el cual se ubica como una región urbana de desarrollo.

En efecto el cómo hacerlo es el dilema. Y sin duda el primer paso será atender con seriedad el problema de las finanzas públicas locales. Ya que el municipio de SLP, no se encuentra ajeno al fenómeno de tener una recaudación precaria y recurrir al endeudamiento para poder financiar el municipio. Pues bien, la deuda pública municipal supera los mil millones de pesos, y aunado a esto; existen según datos públicos solicitados: 80,916 deudores del impuesto predial. Los datos están disponibles, en el portal dedicado a brindar datos locales de rendición de cuentas: “Proyecto Tábano”, (véase: http://proyectotabano2014.blogspot.mx/2014/02/adeudos-de-predial-suman-mil-663-mdp.html), y, empero, estos datos dan un diagnostico sombrío de las finanzas públicas locales. Pues: se adeuda por concepto del impuesto predial en el municipio de SLP: mil 663 millones 88 mil 47 pesos; y existen 3 mil 565 deudores no identificados, cuyas deudas suman 114 millones 653 mil 161 pesos; el propio Ayuntamiento suma 230 adeudos que son 22 millones 41 mil 159 pesos; e INTERAPAS  tiene 76 deudas por 3 millones 438 mil 676 pesos.

Lo anterior implica, que la entrante administración municipal tendrá que ordenar las finanzas locales; y tal como explica Israel Elizondo (2015) en su lúcida columna, (véase: http://lajornadasanluis.com.mx/2015/07/08/deudas-y-baches/ ), el gobierno municipal entrante tendrá que enfrentar a actores del poder económico local para cobrar sus adeudos, y demostrar que en efecto se gobierna para todos y no solo para unos cuantos. Lo que implica que también tendrá que desarrollar un hábil trabajo político pues no será un periodo exento de conflictos.

Por otro lado, el potencial de la zona metropolitana que integran SLP y Soledad, tienen un evidente potencial respecto a su competitividad (que son en términos generales las condiciones y variables para conseguir un mejor desarrollo económico y calidad de vida en un determinado territorio) que no ha sido aprovechado por los gobiernos locales en turno. Pues como demuestra el Índice de Competitividad Urbana y Municipal 2012 desarrollado por IMCO (Véase: http://porciudad.comparadondevives.org/), nuestra zona metropolitana se encuentra en tercer lugar, luego de Monterrey y el Valle de México, en relación con los indicadores y subíndices que miden la competitividad de las regiones municipales urbanas en México.

Es por esto, que el entrante gobierno municipal será un actor central en el futuro de la ciudad y la zona metropolitana. Ya que deberá desarrollar un adecuado trabajo político y sobre todo de coordinación con el gobierno municipal de Soledad, y el Gobierno del Estado, para trazar políticas públicas que desarrollen el potencial de nuestra capital, y nivelen las asimetrías que se padecen tanto en lo social como en los espacios públicos. Ante ello, otra observación es que si no se quieren dilapidar tres años de gobierno, con una posible reelección, entonces las miras y los planes tienen que ser de mediano y largo plazo; ya que lo que se haga o deje de hacer, sin duda afectará nuestra ciudad y sus habitantes en el futuro inmediato. Sin que por ello esto implique que no se atienda lo necesario, y eso es como una primera acción ineludible, el sanear las finanzas públicas tan vulneradas por la omisión y la corrupción de administraciones pasadas.

En resumen, el panorama actual para el municipio de SLP es de muchos baches en lo social y en lo financiero. Muchas asimetrías que tienen que nivelarse para poder tener una mejor calidad de vida. El realismo político, nos dice que si se pretenden hacer cambios que mejoren y nivelen los desiguales terrenos del municipio y de nuestra ciudad; entonces se necesita voluntad política para estar dispuestos a enfrentar intereses de ciertos actores que se contraponen al objetivo de conseguir una mejor redistribución de recursos, y mejores oportunidades para todos.

En estos tres próximos años hay la posibilidad de reformar las instituciones municipales y su organización,  y con ello sacar adelante a la Capital de SLP; y si no es así, entonces habrán pesado las mismas dinámicas perversas y omisiones de los diez años anteriores. Esperemos que sea lo primero, involucrémonos como ciudadanos, y exijamos que así sea.

Hector Alonso Vázquez
Hector Alonso Vázquez
Politólogo por la UCEM; Candidato a Maestro en Asuntos Politicos y Políticas Públicas, por el COLSAN.