Nueva acusación en contra de Javier Duarte
6 junio, 2018
El Estadio Azteca como signo
7 junio, 2018

Impacto en SLP del posible triunfo de López Obrador

María Elena Yrízar Arias

En el trascurso de los últimos días, hemos leído algunas de las encuestas que se han difundido a nivel nacional e internacional sobre el posible triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador en los comicios del primero de julio próximo.

El 30 de mayo, el periódico de circulación nacional Reforma publicó que López Obrador, abanderado de la coalición “Juntos Haremos Historia”, se mantiene como líder en la preferencia electoral con 52%, seguido por Ricardo Anaya, del PAN,PRD y MC con 26%, luego José Antonio Meade con 19% de preferencia del voto y, finalmente, Jaime Rodríguez El Bronco con 3%. El jueves 31 de mayo, la empresa Parametría dio a conocer otra encuesta que realizó para Reuters y que se reprodujo en el periódico The New York Times. En ella destaca que el candidato de Morena se encuentra más de 20 puntos arriba de su más cercano competidor que es Ricardo Anaya. AMLO consiguió 45%, le sigue Ricardo Anaya con 20% y después José Antonio Meade con 14%.

Según la publicación del diario español El País, Andrés Manuel cuenta con 48% de la  intención de votos, 20 puntos más que Ricardo Anaya, quien es su más cercano seguidor,  mientras que el priísta José Antonio Meade tiene 20%. https://elpais.com/internacional/2018/06/02/mexico/1527944682_565930.html. López Obrador sube en las encuestas y tiene 92% de probabilidades de ganar la elección.

En el caso de San Luis Potosí el panorama no es distinto. Las encuestas locales también favorecen a López Obrador. Un dato que resulta muy interesante ha sido el hecho de que en sus visitas por el estado, por ejemplo en Matehuala, el 5 de mayo pasado, hubo un lleno impresionante de personas que acudieron de varios municipios para recibir al candidato, por allí había simpatizantes del sur de Nuevo León, de los municipios de Galeana, Doctor Arroyo, Mier y Noriega y Zaragoza, del municipio de Mazapil, Zacatecas; vimos a muchos de San Tiburcio y hasta de Bustamante, Tamaulipas, quienes desde temprana hora se encontraban en la plaza pública donde se llevó acabo el evento político. Del mismo Altiplano, había personas entusiastas esperando al candidato bajo un solazo, pero allí estuvieron hasta que llego López Obrador, donde el entusiasmo era evidente, allí andaban varios priístas y panistas ampliamente conocidos, pero fueron sin mayor empacho a ese encuentro que resultó hasta emotivo. Posteriormente, el mismo candidato visitó Tamazunchale, Valles y Rioverde, donde hubo más simpatizantes en los mítines políticos que los que luego acompañaron al candidato neopriósta José Antonio Meade, lo que puede servir de referente para darse cuenta de la aceptación que ahora tiene AMLO en las diversas regiones del estado. Y esto hace pensar que posiblemente gane las elecciones próximas.

De ser así, se podría estar ante el llamado efecto AMLO, muy parecido a lo que pasó en el año 2000 con Vicente Fox, que ganó las elecciones con votos de cascada. Esto significa que los candidatos a senadores de la República Leonor Noyola Cervantes y Primo Dothé Mata, de Morena, quienes según la encuesta nacional del 31 de mayo, en SLP, para las elecciones del Senado, el PRI tiene el 18.1% de preferencia, el PAN 27% y Morena 31.9%, pudieran ser beneficiados por ese efecto de votos en cascada, al igual que los candidatos a diputados federales, locales y posiblemente algunos presidentes municipales.

En San Luis, de ganar AMLO, sería un debilitamiento para el gobernador del estado, porque sería signo inequívoco de su incapacidad para hacer que sus candidatos elegidos por el PRI pudieran darle votos a favor de Juan Antonio Meade, porque según el priísta José Ramón Martel, asesor de Meade, algunos candidatos involucrados en las tranzas del Congreso local y los de la ecuación corrupta, los considera impresentables. No nada más él piensa así, hay miles de priístas que le darán voto de castigo al PRI, votando por otros candidatos y eso se verá reflejado en las urnas, como signo inequívoco del enojo y desaliento entre priístas, muchos están indiferentes y otros, sin sentir ningún compromiso, ya cansados del priísmo desprestigiado a nivel nacional, y otros de plano ya se destaparon como simpatizantes de AMLO.

Lo anterior sería el escenario más devastador para el gobernador Carreras. Otro aspecto que lo debilitará es la posibilidad que tiene Ricardo Gallardo Juárez de reelegirse como presidente municipal y posteriormente su sucesor en el gobierno del estado. No sólo estaría incómodo con esas circunstancias, debemos agregar que habrá presidentes municipales que son enemigos del gobernador y que posiblemente ganen algunos lugares, como es el caso de Jano Segovia en Matehuala, que es candidato del partido Verde, enemigo del gobernador y que los priístas de hueso colorado hasta andan en su campaña. Y tampoco hay que olvidar que tendrá enemigos en el Congreso del Estado, procedentes de otros partidos políticos, principalmente del Verde, así que no la tiene tan fácil el gobernador: con esos amigos, no necesita enemigos.

Meade, cuando llegó a San Luis y fue interrogado por un periodista en el aeropuerto, sobre las declaraciones de Martel de que los candidatos impresentables le restarían votos en la entidad, el candidato fue cortante, ya que no le gustó escuchar esas palabras y dijo: pregúntenselo a Martel.

[email protected]