No pasa nada
25 mayo, 2015
Astillero, Pacto por México
Astillero: Poder 2015: licencia para matar
25 mayo, 2015

Itzel será operada

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

“Llegó el momento”
Sombras en el debate

N o todo es política y elecciones. Hoy, luego de una larga campaña de recolección de fondos, la potosina Itzel Gallegos Loza será operada de la columna vertebral en la zona metropolitana de Guadalajara. Con el lema “Soñar con los pies”, la joven movilizó a muchos ciudadanos que realizaron actividades y consiguieron donaciones hasta alcanzar seiscientos mil pesos que se requieren para atenderla de escoliosis, “una condición que causa una curvatura de lado a lado en la columna vertebral, la cual puede tener forma de S o de C y que en la mayoría de los casos, se ignora lo que la provoca”, según una definición médica.

Itzel viajó ayer a la capital tapatía, donde será intervenida por el doctor Jorge de Haro en el Sanatorio San Francisco de Asís, ubicado en la Avenida de las Américas, cerca del centro de Zapopan (a cuya Basílica asistió ayer mismo). Licenciada en comunicación gráfica por la Universidad del Centro de México (UCEM), Gallegos Loza concitó la participación de ciudadanos que hicieron aportaciones, organizaron rifas, consiguieron descuentos o promociones para que una parte de ciertas ventas se destinaran a esa causa, y finalmente se llegó a la meta que originalmente era de un millón de pesos .

Ayer mismo, en su Facebook, Itzel escribió “Lista la última plática con mi doctor antes de la operación. Ahora sí a sólo unas horas y debo confesar que estoy MUY EMOCIONADA Y FELIZ más que nerviosa. Lo he esperado desde hace 5 años masomenos y por fin se llegó el momento”.

Campana

De regreso al tema electoral, ha de decirse que el debate entre candidatos a la presidencia municipal de la capital mostró las sombras de cada cual, en una deslucida comparecencia en la que pareciera que lo único a esperar es que SLP continúe en el progresivo hundimiento que le ha caracterizado, sin expectativa real de mejoría, con el manejo de la comuna como trampolín político y como plataforma presupuestal para posteriores campañas.

Manuel Lozano, conocido como Meme, carga con el fardo de las administraciones priístas anteriores, sobre todo la de Victoria Labastida, la sicóloga aún impune que hoy simboliza ante los potosinos la ineficacia y el saqueo del erario, circunstancias éstas que no tuvieron seguimiento judicial en la gestión de Mario García Valdés, el actual presidente municipal que no consiguió hilar una candidatura. Cobijado por un grupo empresarial clave en la política potosina, Meme Lozano no ha podido despegar y su discurso y propuesta parecen estar en absoluto rezago, como si ni siquiera él y su equipo creyeran en la posibilidad de un triunfo.

Javier Azuara carga con la sombra de su padrino político y ceremonial, el ex gobernador panista Marcelo de los Santos, quien a pesar de la descalificación judicial por sus andanzas administrativas se ha colocado como financista y aspirante al poder tras el trono con Azuara (su hijo político) y con Sonia Mendoza, la candidata a gobernadora. Azuara hubo de aceptar en el debate mencionado su íntima vinculación con De los Santos, al grado de que la etiqueta de ser el ahijado de tan peculiar padrino hace pensar si los revuelos anteriores de Marcelo con los erarios municipal y estatal, y los grandes negocios al amparo de la pericia contable, habrán de regresar al escenario potosino de donde mil quinientos millones de pesos se esfumaron en los últimos meses del gobierno marcelista.

Ricardo Gallardo carga con la sombra de las relaciones oscuras que la PGR consignó judicialmente en el caso del hijo, del mismo nombre, pero que forman parte del entramado empresarial y político del que ambos personajes han participado. Con mucho dinero, como lo había hecho el hijo, el candidato perredista trata de alcanzar un poder que desde ahora está signado por las evidencias que la propia dirección nacional del PRD planteó cuando dijo que en San Luis Potosí no permitiría otro Abarca, en referencia a la postulación que el sol azteca hizo en su momento de un hombre de dinero súbito que le entró a la política con mucho dinero para comprar postulaciones y votos y terminó como acusado en el asunto de la desaparición de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa. En SLP, en el colmo de la hipocresía, el PRD promovió que metieran a la cárcel a un Gallardo, el hijo, y luego postuló a alcalde capitalino al padre, en un movimiento que sería el equivalente a haber ayudado a encarcelar a José Luis Abarca en Iguala y posteriormente hubiera postulado a la misma presidencia a su esposa.

De los demás participantes, nada relevante si se toma en cuenta que por más gestos, ocurrencias, desplantes o propuestas deslumbrantes que hubieran hecho, su viabilidad electoral es muy reducida. En tanto, la ciudad sigue en espera de los políticos y administradores que ayuden a su rescate.

JSL
JSL