Extraño embarazo
17 julio, 2017
Campa, ¿qué resultará del cursito ese para 140 en SLP?
17 julio, 2017

La BMW, Pepe y Toño

Ricardo Leal Aradillas (1)

Según el anuncio de radio del Consejo de la Comunicación, empresarias como Ana y Mary –Pepe y Toño– crean 8 de cada 10 empleos en México. Siguiendo un argumento de Gabriel Zaid (2), tenemos que si las Pymes crean 8 de cada 10 empleos tiene sentido incentivar su creación y desarrollo. Sin embargo el Fondo Nacional del Emprendedor (antes fondo Pyme) contó en 2016 con tan sólo 7,200 millones de pesos (3). Para poner esa cifra en perspectiva recordemos que el gobierno de SLP otorgó en exenciones e incentivos hasta 3,500 millones de pesos a la BMW.(4) Es decir que el equivalente a la mitad del presupuesto del FNE será invertido en los 1,500 empleos que creará la BMW en SLP. Cada empleo creado por la BMW le costará al erario más de 2 millones de pesos en un país donde Ana y Mary crean 8 de cada 10 empleos. Hasta aquí el argumento de G. Zaid que busca señalar las diferencias de rendimiento de las inversiones para crear empleo. En efecto, habrá que analizar si la inversión de 2 millones por trabajadora traerá los beneficios que promete y si esos beneficios serán para todas o para unas cuantas.

Se puede argumentar que la BMW no es una fuente de empleo como cualquier otra. Según Hidalgo y Hausmann(5) hay una diferencia cualitativa entre producir 1 millón de pesos produciendo jitomate y 1 millón construyendo coches. Un país que sabe hacer autos tiene todos los conocimientos, e infraestructura física y legal para construir también otros productos que necesiten de las mismas piezas. Es decir que entre más complicados son los productos que un país hace cuenta con más piezas de lego para hacer más productos. Según el Atlas de Complejidad Económica(6) (diseñado por Hidalgo y Hausmann) la mayoría de los países hacen productos simples y sólo unos pocos hacen productos complejos con la consecuencia de que la riqueza y el nivel de los salarios son más altos en los países de mayor complejidad económica (los que tienen más fichas de lego para producir carros, motos, aviones, satélites o una diversidad ilimitada de productos químicos). En el ranking de complejidad económica de ese Atlas, a 2015 México ocupaba el lugar 21, por encima de España, los Países Bajos o Brasil. Sin embargo, esto no queda reflejado en los salarios, ya que de los países con un nivel de complejidad equivalente los de México son los más bajos (7), lo son también de todos los países de la OCDE, a pesar de que actualmente el desempleo en México es de 3.5%.

En un artículo de Bloomberg titulado “¿Por qué no están prosperando los trabajadores de la industria automovilística?” (8); se señala que la BMW firmó un contrato laboral con la CTM que establece un sueldo inicial de casi 50% menos que el promedio de la industria automotriz del país. Ese contrato se presentó dos años antes de que iniciara la construcción de la BMW en el estado, dos años antes de que haya trabajadoras.

Tenemos un sindicato sin trabajadores que negocia un sueldo de casi la mitad del promedio nacional. Sobra decir que esas prácticas son ilegales en Alemania, país en donde los miembros del sindicato trabajan de hecho en la empresa y en donde algunos de esos trabajadores ocupan un lugar en la mesa directiva (The Economist, 8 de julio de 2017). Leyó bien, en Alemania los trabajadores representan a sus compañeros ocupando un lugar en la mesa directiva de la empresa donde trabajan. Mientras que en México los trabajadores no tienen ni voz ni voto en la negociación de sus salarios.

La política económica mexicana ha consistido en rematar nuestra mano de obra, nuestra principal exportación. De ahí que el principal problema del país para el gobierno sea que no se habla bien de él, es un problema de imagen, de spots, de slogans. Hay que hablar bien de México para impulsar el turismo empresarial (Inversión Extranjera Directa). No es mala la inversión, al contrario. Pero lo que sí es terrible es la distribución de las ganancias de esa inversión, parte de la cual sale de los impuestos que pagamos.

Que los salarios en México sean vistos como un mero costo de producción conlleva la aniquilación del mercado interno, y el estancamiento de la economía. Según Paul Krugman (9) (premio Nobel de economía de 2008) y cierto economista del S. XIX; cuando las empresas tienden a reducir al máximo los salarios de sus trabajadoras (cuando lo ven sólo como costo) reducen también el dinero disponible de sus consumidores, ya que el total de los trabajadores es el total de los consumidores. Y si no hay consumo tampoco hay producción, y sin producción no se pagan salarios y no hay por tanto consumo. Un círculo del diablo, como dirían los de la BMW.

En efecto, según datos de la OCDE (10), en México el total de los salarios como porcentaje del PIB es de tan sólo 29%, mientras que el promedio de los países de la OCDE es de 66%, en Brasil es el 50%, y en Alemania es el 69%. Ya sabemos por el informe de la Oxfam que en México el 43% del PIB se lo lleva el 1% de la población.(11) Está claro que la inversión para el trabajo no es inversión en el trabajador, ni en el país.

(1) Miembro de Wikipolítica SLP

(2) Zaid, Gabriel, Empresarios oprimidos, Ed. De bolsillo, 2009.

(3) http://expansion.mx/emprendedores/2016/09/08/emprendedores-en-riesgo-de-recibir-menos-apoyos-del-gobierno-en-2017

(4) http://lajornadasanluis.com.mx/politica-y-sociedad/toranzo-da-3500-mdp-a-bmw-por-instalarse-en-slp/ ,

(5) http://www.pnas.org/content/106/26/10570.full , http://harvardmagazine.com/2010/03/complexity-and-wealth-of-nations

(6) http://atlas.cid.harvard.edu/

(7) http://atlas.cid.harvard.edu/media/atlas/pdf/HarvardMIT_AtlasOfEconomicComplexity.pdf p.28

(8) https://www.bloomberg.com/latam/blog/por-que-no-estan-prosperando-los-trabajadores-mexicanos-de-la-industria-automovilistica/

(9) https://hbr.org/1996/01/a-country-is-not-a-company

(10) http://stats.oecd.org/Index.aspx?queryname=345&

(11) http://www.cambialasreglas.org/pdf/desigualdadextrema_informe.pdf

JSL
JSL