Antigrabaciones
5 enero, 2015
Se avecina un panorama triste, advierte la Arquidiócesis
5 enero, 2015

Las afirmaciones de Sonia y los apuros del PRI

María Elena Yrízar Arias

L a senadora de la República por el PAN Sonia Mendoza Díaz el sábado pasado se registró como precandidata a la gubernatura potosina e hizo una afirmación que me parece incompleta, o bien podría ser imprecisa, ya que afirmó: “Mi género puede significar una ventaja para presentarme ante los potosinos como mejor opción de gobierno”, pero omitió precisar en qué consiste esa ventaja.

Porque si bien ella estima que su género le da una ventaja, a mi parecer no son las cosas así, por las siguientes razones:

1.- Ser mujer en un mundo de machistas significa una desventaja, porque a los hombres en general no les gusta que los gobierne o mande una mujer, independientemente de la capacidad y experiencia que tiene la senadora Mendoza, ya que para ser aceptada por las masas su trabajo de proselitismo no abarcó todo el estado.

Esto quiere decir que no tuvo la oportunidad de recorrer las múltiples comunidades que existen en el estado. Claro es que la conocen en el Altiplano, pero no así en las demás regiones de la entidad. Para  sustentar esta afirmación, recordemos que el panista Diego Fernández de Cevallos cuando fue candidato a la presidencia de la República por el PAN, dijo, al referirse a las mujeres, que somos “el viejerío”, dándole a esta expresión una connotación despectiva.

Lo  anterior es una clara muestra de cómo el discurso de algunos panistas denigra a las mujeres.

2.- Los operadores políticos, con su gran maquinaria electorera, sobre todo los priístas, tienen dirigentes hasta las últimas comunidades del estado y los recursos económicos suficientes para organizar la campaña política con el ánimo de ganar las próximas elecciones, independientemente de que  Sonia Mendoza piense que el mal desempeño del actual gobierno le pudiera  favorecer a ella o a los demás panistas con aspiraciones a los diversos puestos de elección popular.

Lo que sí es cierto es que podría favorecer al PAN, si tienen la suficiente capacidad de designar al candidato más conocido en el estado y hay que recordar que generalmente esas designaciones vienen del Comité Nacional de su partido.

Suponiendo que fuera cierta la versión de que en las negociaciones a nivel nacional que dicen se hacen en Los Pinos y que de las nueve gubernaturas que se pelearán en las próximas elecciones de junio se incluyera la de San Luis Potosí para los panistas, debo recordar que los amarres que se hacen a ese nivel corresponden además con los compromisos que se hayan adquirido en el transcurso del tiempo y de las negociación o acuerdos entre los partidos, como fue el caso del Pacto por México, que hay que aclarar que Alejandro Zapata Perogordo primeramente era el representante del PAN en el pacto y además fue el interlocutor de su partido con Los Pinos y de su bancada en el Congreso de la Unión para sacar adelante las leyes de la reforma energética.

Así que debe verse en su justa dimensión la posición política que tiene en México el compañero de partido de Sonia Mendoza, ya que Alejandro Zapata, entre otras cosas, ha sido dos veces diputado federal, senador de la República y secretario general de la dirigencia nacional del PAN, lo que lo coloca en el mejor posicionado para ser el candidato a la gubernatura, independientemente de que ya hizo una campaña en todo el estado, donde obviamente por este hecho es el más conocido de los panistas con aspiraciones gubernamentales.

Los apuros del PRI

Hoy lunes a las 17 horas han sido convocados los miembros de la Comisión Permanente del Consejo Político Estatal para celebrar una sesión en el salón de usos múltiples del PRI, ya que tienen como encomienda principal tratar el tema de las adecuaciones para la convocatoria para los aspirantes a las diputaciones locales.

Lo anterior para poder regular y aplicar candados suficientes para ponerle un coto a los múltiples aspirantes de todas las regiones, principalmente a los presidentes municipales que arrastran irregularidades en sus administraciones y pretenden ser diputados para gozar de fuero y no ser molestados por sus malos manejos.

[email protected]