Postergan votación clave en el Senado de EU; alarga el ‘shutdown’
22 enero, 2018
Congreso “desaparece” facturas de presunta poveedora
22 enero, 2018

Óscar G. Chávez

No sólo en el entorno nacional despedimos una semana e iniciamos otra con escándalos mayores; San Luis Potosí aporta lo suyo al enrarecido panorama por el que se atraviesa en materias de seguridad y política. La cosa está que arde.

Sorprenden las salidas de Acción Nacional, del senador Javier Lozano (vaya ordinario) para incorporarse de lleno a la campaña de José Antonio Meade, y de la –también– senadora Gabriela Cuevas Barrón quien, al fin mecenas de Andrés Manuel, en búsqueda de la democracia que siempre ha buscado para el país, se integra a su equipo. Seguro es que López Obrador recordó que de no ser por ella hubiera pisado la cárcel, por lo que la recibió –al igual que a los excedentes orgánicos de otros partidos– con los brazos abiertos.

********

Si las cosas allá arden, aquí queman. La violencia continúa en aumento, bajo la mirada de quienes cierran sus ojos para no verla; para los tres principales encargados de la materia –gobernador, secretario general y secretario de seguridad– las cosas van bien y marchan a la perfección. Muertes (ejecuciones, feminicidios) y robos, son detalles menores propios de cualquier sociedad en desarrollo. Y aunque el fuego nos había alcanzado ya desde hace tiempo, hay quienes se empeñan en acarrear el combustible.

El Congreso del Estado, bautizado por el notario Leonel Serrato como asamblea de vagos, no hay semana en que no aporte carga de leña a su propia pira; asnos al fin. Cuando no es la ecuación corrupta quien enloda la investidura, es el desquiciado Desfassiux quien salta a la pista circense.

**********

Las llamas de provincia son también atizadas por miembros del Tribunal Electoral de San Luis Potosí. Sorprenden las declaraciones del magistrado presidente Óskar Kalixto Sánchez, quien de plano se lanzó a la yugular del diputado Héctor Mendizábal acusándolo de pretender intervenir en el asunto que se le lleva en dicha instancia.

Pareciera que el magistrado Kalixto desconoce ciertos códigos de ética en lo que supondría que el juzgador no debe confrontarse con el juzgado. Su conducta, fuera de norma, no guarda congruencia con la conducta que debería observar. Las monedas tienen dos caras, y el magistrado bien lo sabe –alguien muy cercano a él fue gran numismático–; la otra cara nos muestra cómo se llevan en lo obscurito, algunas actividades del Tribunal.

Lento –donde así conviene– el organismo está monopolizado por su presidente, el ya mencionado Óskar Kalixto Sánchez, quien aprovechando la falta de una reglamentación eficiente en los turnos de las demandas ha monopolizado el conocimiento de los asuntos que llegan a ese órgano jurisdiccional, sobre todo los del Partido Acción Nacional, de los cuales es el ponente en el asunto donde se disputa el coordinador parlamentario del mencionado instituto político y la actual presidencia de la Junta de Coordinación Política TESLP/JDC/10/2017; los juicios donde se encuentran las sanciones de los diputados Héctor Mendizábal Pérez TESLP/JDC/18/2017 y Mariano Niño Martínez TESLP/JDC/19/2017, y hace poco resolvió otro asunto con relación al Partido Acción Nacional que tenía que ver con los topes en los gastos de campaña autorizados en un acuerdo emitido por el CEEPAC, y donde revocó una resolución al mencionado organismo electoral TESLP/RR/18/2017.

O la probabilística juega de forma macabra, o el magistrado en cuestión atrae los asuntos que le interesan sin ningún filtro de por medio o contrapeso de sus compañeros magistrados.

Sobra decir que en el Congreso del Estado de San Luis Potosí, desde septiembre del año pasado se votó iniciar un juicio de procedencia para quitar el fuero, en contra de dos magistrados de ese tribunal –incluido el presidente– pero el procedimiento quedó paralizado por alguna razón que aún no ha sido explicada a detalle, sin importar que el tema por el cual querían desaforarlos era uno de mayúscula importancia: ejercer violencia en contra de su compañera la magistrada Yolanda Pedroza Reyes, así como manejos irregulares dentro del funcionamiento del tribunal. Complicado que la justicia se politice o funcione sin controles que garanticen certeza, más cuando hay un proceso electoral abierto y los organismos encargados de administrar justicia en estos parámetros no actúan eficazmente, y no haya un mecanismo adecuado para regularlo.

La misma cara de la moneda, en el aire o en la mano, nos recuerda que alguna mano –azul y blanco– propuso para magistrada supernumeraria del Tribunal de Justicia Administrativa, a la abogada María Manuela Kalixto Sánchez. Ahí lo dejamos.

**********

Unos son los que contribuyen y otros los que se queman. Las llamas también alcanzaron –en toda la extensión– al empresario Jacobo Payán. En pocas horas un incendio consumió el restaurante de carnes La Cabaña de Pecos. Aunque en inicio se había especulado sobre el origen del siniestro el día de ayer nuestra confiable Procuraduría, luego de un exhaustivo peritaje de un día, concluyó que todo derivó de un cortocircuito provocado por una cafetera. Esperemos que todo haya estado asegurado.

Todos los anteriores son dichos escuchados en corrillos, mesas cafeteras, barras mezcaleras, y campos de golf, y aunque pudieran parecer chismes vertidos a la ligera, dicen que ha incrementado la venta de crema de tepezcohuite en farmacias dermatológicas y tiendas naturistas. Se rumora que Xavier Nava es uno de sus principales consumidores; si las llamas no lo han quemado, son ardores los que lo agobian. No es para menos; pobrecillo: sin pan y sin pollo se quedó su plato. Para futuras ocasiones deberá tener presente que –aunque en San Luis nos encantan– ni mal agradecimientos ni escándalos son bien vistos en la disciplina política. Ahí son cosas mayores, ¿qué dirían los Meade y el padre Peñalosa?