Cabildo vuelve a rechazar la comisión especial para analizar el caso Sandra
13 Julio, 2016
Resistencias con gallardía
13 Julio, 2016

Los impactantes recortes

Carlos López Torres

Por más que los funcionarios estatales han querido minimizar las inevitables repercusiones de los recortes del gobierno federal, finalmente han tenido que aceptar que efectivamente la poda presupuestal puesta en práctica por segunda ocasión afectara diferentes áreas de la administración estatal.

En cualquier entidad, aún en las más ricas y productivas, cualquier disminución de la participación federal termina por demorar, si no es que posponer definitivamente las obras y acciones gubernamentales, en detrimento del desarrollo y por ende de la calidad de vida de sus habitantes, especialmente de quienes invariablemente pagan los platos rotos de las crisis: los empobrecidos asalariados, quienes han ido perdiendo derechos adquiridos de pilón.

Algunos de nuestros pobladores, como los habitantes de las tres etnias de la entidad, quienes ancestralmente han vivido en el rezago y la marginación, habrán de seguir esperando quién sabe cuánto tiempo para que los caminos de sus comunidades, el agua potable y la electrificación, entre otras necesidades, sean atendidas dado el recorte de 58 por ciento del presupuesto federal al Instituto de Desarrollo Humano y Social de los Pueblos y Comunidades Indígenas.

Por lo pronto la demanda hecha por el arzobispo de San Luis Potosí, Jesús Carlos Cabrero Romero, a propósito de la promesa de Peña Nieto de mejorar la carretera Valles-Tamazunchale, en el sentido de que debieran mejorarse las vías de las comunidades indígenas se mantendrá igualmente congelada por mucho tiempo, según se desprende del reconocimiento de titular de Finanzas sobre la influencia del recorte que afectará el programa carretero.

De por sí al inicio de la gestión de Carreras López el titular de la Junta Estatal de Caminos, sin poder contener su estado de ánimo hizo público su “coraje” ante el desastre que se encontró en materia de caminos y carreteras, producto de la negligencia y la omisión de la administración torancista.

En cuanto al área de la salud, sector que también reconoce José Luis Ugalde Montes, titular de Finanzas, que será afectado, la cosa adquirirá características dramáticas, dado el proceso privatizador que ya ha ocasionado el despido de cientos de trabajadores de la salud, incluyendo médicos, así como el desabasto de medicamentos e instrumental.

La Seduvop, por boca de su titular, también advierte que obras importantes del Centro Histórico habrán de ser retrasadas, así como los programas y acciones que tienen que ver con la cultura, según agrega Ugalde Montes.

Dado que los municipios también resentirán en sus finanzas los impactos del recorte federal, lo mejor sería que los sueldos de los ediles, así como de los funcionarios estatales, diputados y burócratas de altos salarios, fueran rebajados y de inmediato acataran y cumplieran la ley 3 de 3, armonizando sin dilación las disposiciones locales de la materia. La suspensión de los informes con toda su parafernalia sería una medida adecuada, por ejemplo.