Saqueo y grandes contribuyentes
3 noviembre, 2017
Astillero: Margarita: ni sus auxiliares
3 noviembre, 2017

Enrique Galindo, en campaña
El peor diputado es potosino
Carnal incómodo

El ex comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos, está abiertamente en campaña para apoderarse de la silla que hoy ocupa Teófilo Torres Corzo en el Senado de la República. Luego de que un informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos documentara que los elementos bajo su mando asesinaron a 22 personas en Tanhuato, Michoacán, y del enfrentamiento en Nochixtlán, Oaxaca, en agosto del año pasado, Galindo fue enviado a la congeladora para reducir la temperatura mediática de uno de los hombres cercanos a Miguel Ángel Osorio Chong.

365 días después de su retiro forzado, la imagen de Galindo Ceballos reapareció en forma de encuestas que lo colocaban en el primer lugar de las preferencias electorales junto a otros posibles candidatos al Senado y para darle nuevamente presencia en medios de comunicación valiéndose de la corta memoria política, Osorio Chong lo nombró enlace operativo de la Secretaría de Gobierno con el gobierno de Morelos para que coordinara ciertas tareas de rescate y reconstrucción tras los sismos.

Ahora, Galindo se encuentra de gira por la Huasteca potosina con el pretexto de que es “el padrino” del equipo de baloncesto de los niños triquis a quienes conoció en 2014 cuando visitaron las instalaciones de la Policía Federal. De pasada dijo que él respeta mucho los “tiempos y las formas político-electorales”, pero aprovechará las enseñanzas de los deportistas con los que se toma fotos para “ganar el próximo partido”.

Competencia tiene, pues con esfuerzo el Partido Revolucionario Institucional obtiene un lugar en el Senado y ese sitio también lo quieren el tío de Ana Bárbara y el presidente del Congreso local; aunque a ambos Galindo les saca ventaja por las discretas reuniones que ha sostenido con grupos empresariales para convencerlos de dos cosas: que él puede ser un gran senador y que Osorio Chong no tiene vínculos secretos con políticos potosinos de partidos distintos al PRI. Ahora sí que… ¿qué dirán los Meade y el padre Peñalosa?

**********

Nuevo logro desbloqueado: el peor diputado de México es potosino y fue exhibido a nivel nacional en el programa ¡Qué importa! que conducen Eduardo Videgaray y José Ramón San Cristóbal El Estaca en Imagen Televisión.

Jorge Luis Miranda Torres, diputado panista que se incorporó a la actual legislatura en sustitución de Enrique Flores Flores, fue calificado como un “super asno” por los videos de distintas entrevistas que ha concedido a medios de comunicación durante su breve periodo como legislador y en las cuales ha sido incapaz de articular coherentemente dos oraciones seguidas.

Los cantinfleos del diputado se viralizaron en pocas horas superando las cien mil reproducciones. No le fue tan mal a Jorge Luis Miranda gracias a que la televisora no tuvo acceso a sus intervenciones en tribuna o a sus lecturas como segundo secretario de la Mesa Directiva del Congreso.

**********

Como San Luis es tierra fértil de diputados, auditores y fiscales carnales, Guillermo Leal Tovías se dio cuenta que a la lista le faltaba el “carnal incómodo” y decidió convertirse en uno. Como el hermano del secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, no ganó la licitación de la segunda etapa de la rehabilitación de la avenida Venustiano Carranza, presentó una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública.

La obra fue asignada al Grupo Constructor Tres M SA de CV, propiedad del empresario Luis Mahbub. Dice Leal Tovías que él merecía esos millones porque su propuesta únicamente le habría costado al gobierno del estado 25 millones 554 mil 861 pesos en lugar de los 28 millones 694 mil 966 pesos que fijó Tres M como precio por los trabajos.

La Secretaría de la Función Pública abrió el expediente 230/2017 para resolver la inconformidad. Leopoldo Stevens Amaro asegura que el carnal incómodo no acreditó la experiencia necesaria para ejecutar la obra, dichos que la SFP corroborará o desmentirá en su momento. Menos complicado sería si la Secretaría de Desarrollo Urbano Vivienda y Obras Públicas diera a conocer el expediente de licitación junto con los argumentos técnicos y jurídicos en los que basaron su decisión.

(Redacción: Jaime Nava)