De topes
27 mayo, 2015
El gran pendiente del abasto de agua
27 mayo, 2015

Los partidos los separan y los caciques los juntan

Jaime Nava Noriega

A días de que terminen las campañas electorales y que la ciudadanía, el dinero, la mercadotecnia, las descalificaciones o los titiriteros que controlan el circo electoral determinen quiénes serán los sonrientes que ocuparán un lugar en la fiesta gubernamental para comer una rebanada del pastel con betún sabor erario. Mientras la ciudad sufre de inundaciones, por la incapacidad gubernamental y la voracidad de constructores que insisten en vendernos la idea de que un pedazo del cerro más empinado es el mejor y más lujoso lugar para vivir, los potosinos debemos tratar de llegar a nuestros hogares entre corrientes de agua que reparten moribundas ratas a domicilios menos altos.

El último de los sonrientes que prometía “transformar en grande” a la ciudad perdió la sonrisa más rápido de lo que perdió la candidatura al gobierno del estado. También, el actual alcalde, perdió el sentido del oído pues ni los constantes bloqueos de vialidades cercanas a donde se construye la llamada “comandancia centro” han servido para que atienda a vecinos y padres de familia que se oponen a su construcción. ¿Tan poco valen los ciudadanos ahora que no son votos en su favor? ¿Por qué construir en ese lugar y no en otro? ¿Por qué construir una central de policías y no un espacio para que los ciudadanos se apropien de él?

El candidato a presidente municipal, Xavier Azuara, se ha empeñado en repetir que su campaña está respaldada por la “gente buena”, no obstante, lo que no dice, el más sonriente de los candidatos, es a qué se refiere con “buena” ¿Para qué es buena su gente, Xavier? ¿Buena para endeudar al estado con créditos millonarios que se aprueban días antes de dejar el cargo? ¿Buena para privatizar el agua como lo hizo el panista Jorge Lozano durante su administración? ¿Buena para financiar dentro de la UASLP grupos estudiantiles?

Cualquiera que sea la preferencia electoral de los mexicanos el futuro parece cancelado. El PRI buscará mantener la mayoría dentro del Congreso de la Unión y de los congresos locales para poder aprobar cualquier cantidad de reformas que les aseguren la permanencia en el poder y/o la conservación de los privilegios, como siempre, para unos cuantos. Los más cercanos.

La declinación, en Nuevo León, del candidato de Movimiento Ciudadano a favor del candidato independiente Jaime Rodríguez El Bronco, ya contagió a los potosinos. Al final del debate del pasado viernes uno de los candidatos con menos intención de voto declinó confusamente a favor de Ricardo Gallardo, su gesto pudo tener la intención de ser llamado a integrar la administración municipal como El Bronco le prometió al ex panista que declinó por él.

En el mismo sentido un priísta de hueso colorado decidió dejar el partido que le vio nacer por saberse convencido, junto con cinco mil más según afirmó, del proyecto de la panista Sonia Mendoza. Y yo le creo, por que si la candidata fue capaz de convencer a marido y suegros de grabar un video desdiciéndose de todo lo que habían afirmado años antes sobre las agresiones sufridas ¡¿qué tan difícil puede ser convencer a cinco mil personas con su proyecto?!

No importa a quien le entreguen su constancia de “mayoría” después del 7 de julio, en realidad, habrán ganado con los votos que no representan a ninguna mayoría; es decir, los votos de la militancia de cada partido más los votos de los declinados y los convencidos. ¿Quién puede ejercer funciones con legitimidad si ganan con menos de 50 por ciento de los votos?

El candidato del Partido Nueva Alianza afirmó durante el debate, que su abuelo, el cacique Jonguitud, fue “el mejor gobernador que tuvo San Luis” ¿En serio? Seguramente el diputado Jaén copió a su ex compañera Marianela Villanueva quien tuvo la genial ocurrencia de ponerse a “debatir” con ciudadanos que visitó casa por casa y a quienes les dijo que el otro cacique –la aspiración de muchos priístas– Gonzalo N. Santos había sido “el mejor gobernador de San Luis”, bien dicen que los partidos los separan y los caciques los juntan.

¡Que la UASLP baje los costos de posgrados y licenciaturas! #EducaciónParaTodos

¡Ni un día más en el silencio, ni un día más sin Carmen Aristegui!

@JaimeNavaN

Jaime Nava N.
Jaime Nava N.
Estudiante de maestría en Derechos Humanos por la UASLP. Activista en Amnistía Internacional.