Hallan boletas electorales de Puebla en Hidalgo
4 julio, 2018
AMLO e IP: “luna de miel”
5 julio, 2018

Los triunfos y derrotas de las fuerzas políticas potosinas

María Elena Yrízar Arias

El domingo pasado se dio una gran fiesta cívica nacional en la que se convirtió en la mayor elección que hemos tenido en México. Ganó el candidato a la Presidencia de la República Andrés Manuel López Obrador.

Luego de que se diera a conocer la noticia, el candidato externo del PRI, José Antonio Meade, se vio muy inteligente al dar una conferencia de prensa donde reconoció el triunfo del tabasqueño de Morena, en un discurso emotivo que de inmediato dio la pauta para la tranquilidad de aquellos que pensaron que el PRI podría fraguar hasta un fraude electoral con tal de ganar a como diera lugar la elección, pero afortunadamente Meade demostró tener mucha categoría política para reconocer los resultados adversos, así que lo anterior obligo a su vez a Ricardo Anaya, candidato del PAN-PRD y MC, a hacer lo propio y reconocer valientemente que perdió, reconocimiento que se interpretó como un acto de valentía política, lo que los coloca como maduros y respetables. Lo mismo hizo El Bronco de Nuevo León.

Ese primero de julio se dio el cambio de la historia nacional, así lo decidió el pueblo de México, que deseaba un cambio verdadero, así AMLO es un ganador auténtico que desde su primer discurso demostró tener toda la disposición para iniciar un proceso de transición con rumbo a la reconciliación nacional. Esa noche se escuchó emocionado pero con moderación en sus palabras, conciliador y generoso.

Como político experimentado, AMLO en su entrevista de anteayer con el presidente Peña Nieto, se vio como un estadista respetuoso de las formas políticas, lo que es un buen punto de partida para el desempeño de la nueva responsabilidad que tiene desde ahora que comienza la transición.

Los partidos políticos como el PRI se cuestionan por qué razón perdieron, según escuchamos al presidente de dicho organismo, quien habló después de José Antonio Meade el domingo pasado, cuando reconoció su derrota. Vimos a René Juárez como un presidente nacional muy enojado, fue señal de que no han comprendido lo que les está pasando, pero al respecto el priísta potosino Ángel Castillo nos explica la gran derrota del PRI: “Por la corrupción, inseguridad, privilegios, impunidad y la desigualdad social que tantos millones de pobres ha producido fueron castigados en las urnas. La pasión de la indignación y el hartazgo se impusieron sobre los llamados a votar con racionalidad. La esperanza de que las cosas pueden ser diferentes pudieron más que el miedo. Los votos se fueron con quien prometió acabar con estos males”. Léase: http://www.codigosanluis.com/la-gran-derrota-del-pri/

Ese mismo día de las elecciones se votaron en el estado de San Luis Potosí los candidatos al Senado de la República, a las diputaciones federales y locales, así como los 58 presidentes municipales. De acuerdo con cifras preliminares del Instituto Nacional Electoral (INE) y del Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (Ceepac), San Luis Potosí tendrá una nueva composición política y las principales alcaldías quedaron de la siguiente manera: Ahualulco PRD, Alaquines PRI, Aquismón PAN, Armadillo PRI, Cárdenas PAN, Catorce PAN, Cedral Morena, Cerritos PRI, Cerro de San Pedro PRI, Ciudad del Maíz PAN, Ciudad Fernández PRD, Tancanhuitz PRD, Ciudad Valles candidato independiente, Coxcatlán PAN, Charcas PAN, Ébano PAN, Guadalcázar PRI, Huehuetlán PRI, Lagunillas Morena, Matehuala Partido Verde-Nueva Alianza, Mexquitic de Carmona PRI, Moctezuma PAN, Rayón Conciencia Popular, Rioverde PAN, Salinas de Hidalgo PRI, San Antonio Morena, San Ciro de Acosta PAN, San Luis Potosí PAN y Movimiento Ciudadano, San Martín Chalchicuautla PAN, San Nicolás Tolentino Morena, San Vicente Tancuayalab PAN, Santa Catarina Partido Verde, Santa María del Río PRI, Santo Domingo PRI, Soledad de Graciano Sánchez PRD, Tamasopo PAN, Tamazunchale PAN, Tampacan PRI, Tampamolón Corona Partido Nueva Alianza, Tamuín PRI, Tanlajás Morena, Tanquián PRD, Tierra Nueva PAN, Vanegas Partido Verde, Venado Movimiento Ciudadano, Villa de Arista PRI, Villa de Arriaga PRI, Villa de Guadalupe PRD, Villa de la Paz Partido Nueva Alianza, Villa de Ramos PRI, Villa de Reyes PRD, Villa Hidalgo PRI,  Villa Juárez PRI, Axtla de Terrazas PRD, Xilitla PAN, Villa de Zaragoza PRI, El Naranjo Partido Verde-Nueva Alianza y Matlapa PAN. El PRI gobierna 29 municipios, ahora lo hará sólo en 18.

El total de municipios obtenidos por partido son: PRD: 8, PRI: 18, PAN 18, Morena 5, Partido Movimiento Ciudadano 1, Partido Verde 2, Nueva Alianza, el Verde Ecologista y Nueva Alianza 2 e independiente 1 en Ciudad Valles, con el candidato Adrián Esper Cárdenas.

El PRI potosino por primera vez en su historia no tendrá senadores, ya que sus candidatos Luis Mahbub Sarquis y Rebeca Terán Guevara no ganaron la elección, por el triunfo de los candidatos Leonor Noyola del PRD, Marco Gama Basarte del PAN y Primo Dothé Mata de Morena.

En las diputaciones locales, la cascada de votos para Morena se reflejó en ocho de los quince distritos de San Luis Potosí; ganando los distritos l, ll, V, VIII, IX, XII, XIII y XV. Mientras que el PRI ganó en cuatro distritos: III, IV, XI y XIV, por otro lado, el PAN ganó en tres; VI, VII y X.

El PAN, con Xavier Nava Palacios, derrotó al actual presidente municipal capitalino perredista Ricardo Gallardo Juárez, lo que significa un rechazo rotundo de los capitalinos al gallardismo. Las fuerzas políticas potosinas dieron un giro tremendo, el PRI con sus candidatos no logró posesionarse de la escena política como lo había hecho en municipios como Valles, Matehuala, Tamazunchale, Armadillo, Cerro de San Pedro, Cedral, Charcas,  Ciudad del Maíz, Ciudad Fernández, Tamasopo, Tierra Nueva, Villa de Guadalupe, Villa de Reyes y Villa de Ramos, que perdieron. También otros candidatos que los considera  impresentables, perdieron la elección federal para diputados por Soledad y Rioverde.

Así que en la democracia, la mayoría manda. Habrá que preguntarnos cómo le irá a hacer el mandatario estatal para gobernar con todos esos resultados. A lo mejor con Nava no tendrá problemas en la capital, pero otras ciudades ¿qué esperaremos? Digo, como en Matehuala. En fin, hay nuevas fuerzas. El partido del gobernador está devastado, recibió votos de castigo hasta de los mismos priístas. Habrá varias trasformaciones, que esperemos que sean para el bien de la Nación.

[email protected]