reforma energética
México: escalón 21
25 abril, 2017
Diputaciones ramplonas
25 abril, 2017

Luminarias: el ardid que viene

Panavi sigue en la agenda
El plan B de los diputados
Desconocen a Mariano Niño
Alerta por fuente radiactiva

Dos mil opositores a la administración de Ricardo Gallardo Juárez recorrieron calles de la capital y el Centro Histórico en protesta por los despidos de más de 800 trabajadores municipales, el cobro de impuestos “excesivos” a comerciantes, las “amenazas” y la “corrupción desde el primer día” al interior del ayuntamiento de San Luis Potosí.

Desde un improvisado templete frente a Palacio Municipal, los manifestantes le subieron el volumen a las verdades que a susurros se comparten los miembros de generaciones más adelantadas en las mesas de los cafés potosinos, como que los empresarios tienen miedo; que los garrafones, las tortillas, los útiles y demás regalos con los que se promueve el ayuntamiento se pagan con dinero público y no con la chequera del alcalde; que no se transparenta el uso de los recursos; que la ciudadanía vale mucho más que una despensa.

Detrás de las vallas y los policías antimotines, el secretario del ayuntamiento, Marco Antonio Aranda Martínez, sacó del manual de declaraciones la típica frase de empleado gubernamental con la cual lamentó que “un movimiento se politice o se manifieste por cuestiones políticas”. ¿Qué cosa no es política?

Este día, los mismos que encabezaron la marcha esperan reunirse frente al recinto legislativo con diputados para intercambiar opiniones sobre Panavi. Por su parte, las organizaciones Ciudadanos Hasta la Madre y Ciudadanos Observando presentaron una solicitud ante el Congreso para que, en público, sus representantes les expliquen cuáles son los argumentos que justifican el dictamen a favor de la empresa que en dos años únicamente ha colocado cinco mil lámparas led de las 47 mil contratadas.

Mal le fue al ignoto Mariano Niño. Un grupo de jóvenes dieron por buenos los rumores acerca de que el diputado se habría dejado seducir por su compañero Enrique Flores Flores para que aceptara varios miles de pesos a cambio de votar a favor de Panavi. Los autodenominados “Jóvenes Unidos Contra la Corrupción” se presentaron en el domicilio de Mariano Niño para desconocerlo –todavía más– por su “actuación corrupta e hipócrita en el sucio caso Panavi”.

Al diputado le exigieron que vote en contra del proyecto presentado por Ricardo Gallardo Juárez para entregarle más de 200 millones de pesos a Panavi por concepto de “gastos no contemplados”. En caso de haberle abierto la cartera a dinero mal habido, difícil sería para Mariano Niño oponerse a los deseos del alcalde; no obstante, para tranquilidad de su imagen pública, los miembros del grupo gallardista ya preparan un plan B.

El círculo cercano de los Gallardo trabaja en una puesta en escena que dejaría a la ciudadanía tranquila y con buen sabor de boca. El ardid consiste en dejar que el Congreso del Estado vote contra Panavi; de esa manera el alcalde estaría obligado a cancelar el contrato con la empresa y solicitar una nueva licitación. Si el truco les sale bien, las ganancias podrían incrementarse a costa de los opositores, toda vez que estaría legitimado para negociar el precio de la sanción que por incumplimiento le correspondería a Panavi, además de un nuevo acuerdo con la empresa que resultara ganadora. “Ganando, como siempre”, diría Belinda.

Aunque el nombre de su partido hace creer lo contrario, resulta curioso que se mueva el ciudadano Eugenio Govea Arcos para oponerse a Panavi. El tema lleva semanas en la agenda pública y apenas reapareció el ex senador para advertir que el asunto con Panavi puede convertirse en el “hurto millonario” más grande de la historia de SLP. Queda claro que para los de naranja y blanco la carrera por el 2018 ya comenzó.

Y para que no quepa duda de que ellos sí son diferentes, a través de su diputada local, Lucila Nava Piña, Govea Arcos presentó una solicitud de juicio político contra el gobernador Juan Manuel Carreras con el argumento de que existen irregularidades en el manejo de mil 27 millones de pesos utilizados para adquirir y donar el terreno donde supuestamente se instalaría la Ford Motor Company en Villa de Reyes.

Lucila Nava Piña aseguró que los propios contratos firmados por el gobierno del estado y funcionarios hacen prueba plena acerca de las irregularidades. Los documentos citados por la legisladora son desconocidos por la ciudadanía en general; si acaso tuvo acceso a ellos y detectó algo sospechoso debió denunciarlo; sin embargo, cuando se reunió con sus compañeros en el Congreso para discutir la compra del terreno, en lugar de emitir su voto en contra, Nava Piña se abstuvo.

Pero está bien, a pesar de que a kilómetros puede verse la intención electoral, no deja de ser positivo que aparezcan personajes que cuestionen a quienes ejercen el poder. Aparentemente es la única forma que tiene la ciudadanía para acercarse un poquito a la verdad detrás del fallido proyecto Ford y, en consecuencia, obligar a hablar a funcionarios y demás involucrados.

Como lo dicho ayer por el secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, quien a regañadientes aceptó que en San Luis Potosí la incidencia criminal se ha incrementado. Y, aunque tardó poco en dividir culpas y atribuirle los delitos a la siempre confiable “tendencia nacional”, los micro reconocimientos de los problemas que afectan cotidianamente a los ciudadanos significarán un avance siempre y cuando lleven aparejado un cambio en las estrategias o los funcionarios que no estén dando resultados.

******

Dice Luis Felipe Puente, coordinador nacional de Protección Civil, que si ve una fuente radioactiva no la abra y la denuncie marcando –como en las películas– al 911. Así de escueto fue el mensaje que envío por Twitter el funcionario para alertar a los estados de Aguascalientes, Jalisco, Colima, Nayarit, Guanajuato, Michoacán, San Luis Potosí, Durango y Zacatecas. Adivínele, usted, dónde fue robada, pues a Luis Felipe Puente se le acabaron los 140 caracteres y no dio más información. ¿Qué tendrán esas fuentes radiactivas que se pierden tanto en los últimos meses?

(Redacción: Jaime Nava)