Por obras, falta de alumbrado en el Centro, ataja ayuntamiento
8 marzo, 2017
Intereses políticos en Uber y taxis
8 marzo, 2017

Mario tiene la culpa

Jaime Nava

Desde antes de que Mario García Valdez resultara un cómodo chivo expiatorio, entre los potosinos ya existía cierto consenso acerca de que su administración pasaría a la historia como una de las peores debido a que durante su trienio no fue posible atestiguar la “transformación en grande” de la ciudad, como lo prometió durante su campaña. Aunado a lo anterior, la poca claridad con la que fueron manejados los recursos, contrataciones cuestionables y el incremento de la deuda con proveedores fueron suficientes para que el Partido Revolucionario Institucional lo descartara de la baraja electoral que terminó aprovechando quien desde entonces no ha hecho nada más que sonreír.

En lugar de mirarse en ese espejo, Ricardo Gallardo Juárez y sus más cercanos colaboradores insisten en atribuirle a García Valdez todo aquello que suene a uso indebido de los recursos públicos o incremento de deuda valiéndose de los altos niveles de animadversión de que goza el ex rector de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

Al comienzo de la semana la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) denunció que al inicio del periodo de Gallardo Juárez existía un adeudo de 15 millones de pesos por obras realizadas con anterioridad. Un año y medio después, el monto asciende a 70 millones de pesos que el ayuntamiento no les ha pagado a diversos contratistas afiliados a la CMIC. Apegados a su estrategia, funcionarios municipales descalificaron a la CMIC y aseguraron que la deuda se produjo en el pasado. Si el buen juez por su casa empieza, a la embestida mediática contra Mario García correspondería un aluvión de información detallada sobre las finanzas municipales, pero, éste no ha sido el caso.

Los ayuntamientos de Soledad de Graciano Sánchez y la capital potosina no únicamente comparten proveedores de dudosa procedencia, como la aún desconocida Sandra Sánchez Ruiz; también, destacan por la opacidad con la que manejan los recursos públicos. Más de dos meses de 2017 han transcurrido y en ambos municipios es imposible saber el uso que le han dado al dinero de los ciudadanos durante este año.

Pareciera que la demarcación soledense está bajo el mando de Gallardo Juárez, pues en las páginas de Internet de ambos municipios puede leerse alguna alusión a la gallardía pero no es posible encontrar información actualizada referente a sus gastos en lo que va de 2017, hecho que ya debería de haber sido observado por la Comisión Estatal de Garantía de Acceso a la Información Pública del Estado (Cegaip). Extrañamente, ese no ha sido el caso.

Si no existen irregularidades, ¿por qué no se publica la información? Es conveniente recordar que recientemente los regidores que no se sienten atraídos por el bilioso plumaje del alcalde se negaron a aprobar los estados financieros presentados ante el Cabildo, aunque ellos tampoco han explicado a detalle las inconsistencias detectadas que motivaron su oposición.

Mientras la opacidad crece, en el ayuntamiento se organizan carnavales y festivales con cualquier pretexto. Con publicidad pagada en todas las redes sociales, el ayuntamiento anuncia la contratación de agrupaciones musicales que cobran cientos de miles de pesos para el Festival de la Cantera. Y, antes de que los desconfiados lo cuestionen, Gallardo Juárez se curó en salud aseverando que el dinero saldrá de los bolsillos de “patrocinadores” que prácticamente sólo él conoce. ¿Dónde estaban esos mecenas en las administraciones pasadas? Lo único seguro de anticipar es que si alguien encuentra mal uso de los recursos destinados al festival, Mario tendrá la culpa.

Han pasado 435 días sin que se sepa el paradero de la pequeña Zoé Zuleica Torres Gómez.

¡Que la UASLP baje los costos de posgrados y licenciaturas! #EducaciónParaTodos

@JaimeNavaN

Jaime Nava N.
Jaime Nava N.
Estudiante de maestría en Derechos Humanos por la UASLP. Activista en Amnistía Internacional.