La decadente política tradicional
23 noviembre, 2014
Indefensos
24 noviembre, 2014

Más puntos de tensión

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

La B. Anaya, a reparación
Esperan oleadas de informales
El PAN, empecinado

 Ricarlos I

CampanaA poco más de un mes de que finalice el año, y por si a la ciudad le hicieran falta más puntos de tensión, ahora una de las colonias más conflictivas, tanto social como delictivamente, verá cerrada la circulación de su principal arteria a partir de hoy, por las obras municipales de reencarpetamiento, drenaje, desagüe e introducción de agua potable.

A diferencia de las tan discutidas e improvisadas obras en la avenida Muñoz, la cual tiene varios afluentes y alternativas, el caso de la B. Anaya es diferente, pues todas sus calles paralelas y adyacentes son vías de un solo carril, poco aptas para tráfico pesado, en una zona caracterizada por su alta densidad poblacional, la presencia de varios mercados populares y paso obligado para llegar a la Central de Abastos sin rodear hasta el periférico.

Aquí pues, no habrá margen de error, retraso o “agregados”. O se acaba en la fecha acordada, o el costo financiero para las familias y locatarios será muy alto, y el golpe político para el gobierno, sus regidores y funcionarios que ya casi están en plena carrera electoral, será aún mayor.

CampanaY pese a que los frentes fríos han refrescado a la capital, con la proximidad de las fiestas decembrinas el descontento de los locatarios de los mercados de la capital calienta los ánimos, a raíz de la tolerancia que ha mostrado el gobierno municipal hacia ciertos grupos de vendedores ambulantes.

Por ahora, varios líderes de comerciantes establecidos esperan casi oleadas de informales, dada la permisividad que José Juan Pérez Guillén ha mostrado a algunas asociaciones de ambulantes. Y más cuando Mario García Valdez sale a decir que se busca una solución en la que “todos puedan vender”.

Las fechas “fuertes” están por iniciar, con las peregrinaciones previas al 12 de diciembre, y a partir de esos días y hasta principio de enero, el Centro Histórico, las principales explanadas y avenidas se verán ocupadas por vendedores de todo tipo, y si Comercio municipal no muestra capacidad como ocurrió el pasado 2 de noviembre, en que muchos de los vendedores en los panteones ni siquiera cumplían con el giro permitido, las relaciones con los locatarios formales podrían empeorar aún más, dada la competencia desleal de la que se dicen víctimas.

CampanaMientras tanto, en el tema político, el PAN sigue empecinado en aliarse con el PRD en la carrera por la gubernatura, pese a las voces al interior del partido que rechazan la posibilidad y congruencia de esta coalición, que incluso ha sido criticada por el clero en declaraciones previas.

Las causas del rechazo: el papel que jugó el partido del sol azteca en la tragedia de Ayotzinapa, en el que postularon a un alcalde supuestamente ciudadano, con una esposa con hermanos probadamente narcotraficantes, y un gobernador que apenas unos meses antes de postularse por el PRD tenía una larga trayectoria en el PRI, con el cual sí existe un rechazo tanto en las bases como en la cúpula a una posible alianza.

Por su parte, nuevamente el clero hizo un llamado a “elegir bien” a los próximos gobernantes, e incluso invitó a los funcionarios que tengan interés, a “destaparse” de una vez para que no distraigan su trabajo oficial con cuestiones electorales.

A su vez, el PRD dio a conocer sus lineamientos para la selección de candidatos, donde permitirán hasta una quinta parte para candidatos ciudadanos, y descartan de manera casi absoluta la posibilidad de que en algún nivel se efectúe una coalición o alianza con el tricolor.

Por su lado, el PRI decidió acudir a su última instancia para conseguir una coalición con los partidos Verde y Panal, misma que fuera rechazada la semana pasada por el INE. Ahora le tocará al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolver el asunto, que en días anteriores llegó a ser catalogado como un juego de fuercitas, una suerte de prueba del PRI a los límites de la nueva legislación.

Y hablando del órgano electoral, la presidenta del OPLE descartó que vaya a haber problemas financieros en el arranque del próximo proceso electoral, a pesar de las situaciones tensas que hace unos meses imperaron en el Ceepac, que no contaba con fondos y al cual incluso se le habían negado recursos estatales.

Con los 26 millones de pesos que se aplicarán en lo que resta del año para la primera fase del proceso, y los 100 millones de presupuesto pedidos para el próximo año, de repetirse la votación de 2009, las anteriores elecciones estatales, cada voto habrá costado 129 pesos y algunos centavos. Y eso sin descontar el abstencionismo y los votos nulos, que en 2009 sobrepasaron el 4 por ciento y que este 2015, con la crispación social y desencanto contra los partidos, podría nuevamente hacerse presente.

JSL
JSL