violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Enfrentamientos entre La Línea y Gente Nueva ocasiona siete muertos
4 noviembre, 2014
El Premio Nacional de Deportes, al clavadista Rodrigo Diego López
4 noviembre, 2014

Más y más por Ayotzinapa

Sonia

Maristas se suman
¿A qué temen los delincuentes?
“Pacto reloaded
En el PRI crece la lista

Ricarlos I

CampanaEl caso de los normalistas desaparecidos en Ayotzinapa sigue cobrando dimensiones poco comunes, principalmente en las reacciones que tanto entre la sociedad como el estudiantado de todo el país se están presentando. Ya son varias las instituciones educativas públicas en nuestro estado que han manifestado su solidaridad con las familias de los 43 secuestrados por policías municipales, y al mismo tiempo su repudio al modo en que se ha manejado el caso y la corrupción y complicidad entre gobiernos y delincuentes que lo ocasionaron.

Aún así, no deja de sorprender que sean alumnos de una institución percibida por la sociedad como “conservadora”, los que ahora han anunciado su deseo de unirse a las protestas de manera podría decirse oficial. Se trata de los estudiantes de la Universidad Marista de San Luis Potosí, una institución con un fuerte arraigo católico y que no suele inmiscuirse en asuntos políticos o de índole popular, salvo que se trate de programas organizados de servicio social o beneficencia.

Hoy, están pidiendo a su rector suspensión de labores, para participar plenamente en las protestas que junto con sus compañeros de las universidades y colegios públicos organizan. Además, exigen a sus propias autoridades que declaren abiertamente su rechazo a los acontecimientos ocurridos en el sur, pues advierten que esta situación les compete a todos.

Y en ese sentido el resto de los estudiantes preparan las manifestaciones de mañana. No se trata, advierten, de protestar por protestar, sino de concientizar a la población potosina sobre la gravedad de la situación y que la delincuencia puede alcanzarnos a todos, a pesar de los números oficiales que el gobierno federal y estatal se han esmerado en difundir.

Campana

Ya tuvo que salir el procurador a hablar de la perito desaparecida, hasta después de que una movilización de familiares y amigos protestó frente al edificio de seguridad. La mujer y su bebé de ocho meses siguen desaparecidos, tras una semana en la que, afirmó, se han ampliado las líneas de investigación.

Mientras tanto, la percepción de inseguridad no ha bajado entre la población, pues incluso según datos de la CIDH la impunidad sigue en México tan rampante como hace seis años, con miles de asesinatos, desapariciones, secuestros, violaciones y asaltos que siguen archivados en alguna gaveta de las procuradurías, y sólo son un porcentaje de los delitos que en realidad se cometen. Con un índice de sólo 3 por ciento de castigo, el riesgo de trabajo para los delincuentes sólo viene de los demás delincuentes, no de la policía o los jueces.

CampanaMientras tanto, Gustavo Madero sostuvo que el nuevo pacto que los tres principales partidos proponen será una suerte de “Pacto por México Reloaded”, en el que ahora sí se invitará a participar a la ciudadanía, aunque defendió la postura del ex presidente Calderón cuando declaró la “guerra contra el narco”.

Y en más temas partidistas, tras la salida de Jaime Santoyo como delegado del PRI en el estado, en las cúpulas nacionales y estatales han comenzado a sonar más nombres entre los posibles sustitutos, y cuya tarea sería apalancar el control de Joel Ramírez sobre las decisiones que se tomen, además de su obligado enlace entre la dirigencia estatal con la nacional.

Las cartas barajadas desde que se retiró a Angel Castillo de la dirigencia, cuando ya se preveía un cambio también en la delegación, fueron Ulises Ruiz, ex gobernador de Oaxaca durante los días más álgidos de las protestas magisteriales y sociales de la APPO en 2006, y acusado por organizaciones de derechos humanos independientes como represor y causante de desapariciones forzadas.

El otro nombre que sonaba fuerte era el de Fidel Herrera Beltrán, el ex gobernador veracruzano acusado por algunos medios locales y nacionales de haber “abierto la puerta” a los Zetas y la delincuencia organizada en el estado vecino, además de hostigar a periodistas que no se alineaban a la verdad oficial.

Y ya desde anoche, también se comenzó a mencionar insistentemente a Melquiades Morales Flores, también ex gobernador, en este caso de Puebla, y que se caracterizó por ser un gobernante, a decir de la prensa local, populista y afecto a hacer política basado en las amistades personales, a quienes usó como base social para llegar al poder. Igualmente se habla de una amistad cercana con Enrique Peña Nieto, al haber sido de los primeros que lo apoyaron al interior del partido cuando comenzaba su carrera en el PRI.

En cualquier caso, la decisión vendrá de la ciudad de México, donde al parecer se tomarán su tiempo, por lo menos una semana más, para decidir este y otros asuntos, dada la crispación social que existe y la propuesta de un nuevo Pacto por México, ahora enfocado en la seguridad que su primera versión hizo a un lado.

 

 

JSL
JSL