Medium de Dios y Satán: Ramón F. Gamarra
12 noviembre, 2015
caminata
Delitos de odio por homofobia deberían tratarse como feminicidios: Paul Ibarra
12 noviembre, 2015

Metan en cintura a los diputados

María Elena Yrízar Arias

En días pasados hemos sabido de la conducta de algunos diputados que pareciera que su ansiedad de distinción o egocentrismo los ha llevado hasta el límite de perder la cordura, lo que se ha convertido en un mal espectáculo que va desde vestirse inadecuadamente, de comportarse como un arlequín –me refiero al perredista Desfassiux– y tener otros legisladores conductas inadecuadas en el pleno o al interior de las comisiones en el mismo Congreso potosino.

Como integrantes del Poder Legislativo estatal es muy lamentable que algunos diputados no se avoquen a trabajar para sacar adelante el cúmulo de trabajo atrasado que se tiene. El panista Enrique Alejandro Flores pretende proponer al Congreso del Estado reformar el reglamento, a fin de evitar que los legisladores permanezcan de pie mientras votan los diferentes dictámenes que llegan al pleno, en lugar de buscar soluciones para resolver los múltiples problemas que tiene el estado, y más lamentable aún resulta que las docentes de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Urenda Navarro Sánchez y Beatriz Aguilera, señalen de plagiaria a la diputada Martha Orta, quien se atribuyó la propuesta de armonización de la ley para prevenir, atender y erradicar la trata de personas en el estado, al grado de que entregaron un documento en la Oficialía de Partes del Congreso del Estado en donde solicitan que se retire la iniciativa de la diputada, argumentando que el trabajo de esa iniciativa lo tiene que presentar la Comisión Intersecretarial, porque esta es una facultad exclusiva del gobierno del estado. Señaló la investigadora universitaria Navarro Sánchez que gobierno del estado debe presentar la propuesta porque es el vehículo en que la Universidad depositó el trabajo.

Es muy lamentable que los potosinos tengamos algunos diputados que pareciera que no saben a qué llegaron al Congreso y a lo mejor no han podido comprender lo establecido por el Reglamento Interior del H. Congreso del Estado potosino que, entre otras cosas, establece en su artículo 69º: Los legisladores que conforman el Congreso del Estado deberán cumplir con las siguientes disposiciones: I.- Estar presentes en todas las sesiones que celebre el Congreso. II.- Sólo por causas plenamente justificadas, los Diputados podrán dejar de asistir a las sesiones que celebre el Congreso, y en tales casos habrán de hacerlas del conocimiento del Presidente de la Mesa Directiva. III.- Las faltas de los Diputados sin previo aviso o solicitud de permiso, se justificarán si se prueba fuerza mayor o caso fortuito. IV.- A ningún Diputado se concederá permiso de salir del Recinto Legislativo en el momento en que se vaya a proceder a votación, sólo hasta que concluya el escrutinio. V.- Deberán guardar silencio y compostura durante las sesiones.

Este último punto, que tiene que ver con el respeto absoluto a un trabajo que deben asumir como representantes populares de nosotros los ciudadanos.

Los potosinos nos cansamos de ver a la anterior Legislatura que en algunas ocasiones parecía un mercado, donde se insultaban; Rosa María Huerta recordándole su progenitora al diputado Govea.

Nada de eso queremos. Diputados, existe el reglamento interno del Congreso, remítanse a conocer lo establecido por los artículos 72º, 73º y Artículo 124.- Procede la moción de orden interpuesta por el Presidente del Congreso en los siguientes casos-. III.- En los casos en que se viertan injurias o insultos en contra de personas o instituciones. Sobre este último punto, al interior del Congreso potosino existen pleitos que han llegado al insulto entre Óscar Vera y Héctor Mendizábal, quienes el lunes pasado estuvieron a punto de agarrarse a golpes durante la reunión de la Junta de Coordinación Política. Vera Fábregat señaló que el conato de violencia se dio cuando le pidió a  Mendizábal el desglose de los estados financieros del Congreso, situación que enojó al panista.

Haya sido como haya sido, es lamentable que se den este tipo de situaciones entre personas que deben ser de conducta intachables. Ayuden al gobernador con elevar al Congreso a un poder de respeto, esa es su obligación. Legislen con categoría, con caballerosidad, con coherencia. Lo merecen ustedes y nosotros. Presidenta de la mesa directiva del Congreso, con todo respeto, meta en cintura a sus diputados y orden en el Congreso por favor.

[email protected]