Al pendiente
13 abril, 2015
Astillero, Pacto por México
Astillero: Osorio Chong y sus rentas
13 abril, 2015

México SA: ¿Dónde están los logros?

reforma energética

¡R ecapacitad!, mexicanos obtusos, que ya lo dijo el inquilino de Los Pinos: el gran problema de la patria son sus habitantes, no sus gobernantes, porque con su sesgada “percepción” del verdadero estado que guarda la nación –siempre ciega por causa del hambre– no registran las inagotables bondades del régimen ni el titipuchal de buenas noticias que cotidianamente divulga el micrófono oficial.

A su grueso inventario de frases coleccionables (como si fuera un álbum futbolero de estampitas Panini), Enrique Peña Nieto agregó la siguiente, con dedicatoria a los mexicanos, a todas luces caprichosos y ciegos: “a veces pareciera que no quisiéramos o nos negáramos a reconocer los avances y a registrar las buenas noticias; estamos en búsqueda de ellas y cuando las tenemos frente a nosotros, pareciera que no las vemos”.

Así es. Tercos, caprichosos y ciegos, los mexicanos –únicos beneficiarios de esas buenas noticias que ninguno nunca ve– se niegan a reconocer los grandes logros de saliva registrados por el inquilino en turno de Los Pinos en sus 28 meses y pico de estancia en la residencia oficial. Y actúan así por una simple razón: tales logros no aparecen por ninguna parte. Entonces, utilicen lentes o de plano el telescopio del Observatorio Astronómico Nacional, pero encuéntrenlos.

Mientras sucede el milagro, el Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, campus estado de México, advierte que las primeras cifras económicas de nuestro país para 2015 “no han sido del todo favorables”. Ello, aunado al recorte en el gasto público (el de 2015 por 124 mil 300 millones y el anunciado para 2016 por 135 mil millones adicionales, producto del desplome en el precio del petróleo), un mercado interno debilitado e incertidumbre en el panorama internacional, “han provocado un deterioro en el clima de negocios impactando de forma negativa el nivel de confianza del gremio empresarial” en la economía y, por obvias razones, en quienes dicen que toman las decisiones en el gobierno federal.

Detalla el CIEN que “de acuerdo con la información del Sistema de Indicadores Cíclicos, el indicador coincidente, que mide las condiciones generales de la economía de nuestro país, se ubicó prácticamente en su tendencia de largo plazo; adicionalmente, el indicador adelantado, que trata de describir de manera anticipada la trayectoria del indicador coincidente, se colocó por debajo de su capacidad potencial. Dicho escenario sugiere que la economía nacional avanzará lentamente durante los primeros meses del año en curso”.

Las expectativas menos favorables en torno a la evolución de la economía impactaron negativamente la confianza empresarial, la cual ha mostrado un comportamiento a la baja prácticamente desde noviembre del año pasado en los sectores de manufacturas, construcción y comercio.

Durante marzo de 2015, tanto el indicador de confianza empresarial del comercio como el de las manufacturas retrocedieron 5.9 y 3.2 puntos, respectivamente, en comparación con lo obtenido el mismo mes del año pasado medido con cifras originales. Tal comportamiento se explica porque todos los componentes que conforman los indicadores de confianza mencionados se ubicaron en terreno negativo, siendo aquel que mide la opinión sobre si actualmente es el momento adecuado para invertir el que registró la caída más significativa, tanto en el comercio como en las manufacturas (- 10.5 y -5.5 puntos, respectivamente), situación que podría implicar una menor generación de proyectos a corto plazo por parte de ambos sectores, impactando en forma negativa la creación de nuevas fuentes de trabajo.

En cuanto a la construcción, el indicador de confianza empresarial retrocedió 4.1 puntos con respecto a lo alcanzado en marzo de 2014. Únicamente el componente que registra la percepción sobre la situación económica actual de la empresas constructoras fue positivo (1.0 punto), lo cual se explica por la mejora observada en el desempeño de la industria de la construcción en meses recientes. Sin embargo, el resto de los factores que conforman al indicador de confianza empresarial exhibieron caídas anualizadas, siendo la más significativa aquella que mide la opinión sobre la situación económica futura del país (-7.9 puntos), como consecuencia de la menor cantidad de recursos destinados a los proyectos de infraestructura.

Por otro lado, el índice de confianza del consumidor aumentó 4.3 por ciento en marzo a tasa anualizada calculado con cifras originales. El componente que exhibió el mayor crecimiento fue el que mide la posibilidad de que los integrantes del hogar en el momento actual adquieran bienes durables (17.5 por ciento).

Ante perspectivas de crecimiento económico menos favorables, un mercado interno debilitado e incertidumbre sobre el futuro de las tasas de interés, la confianza del sector empresarial continuó a la baja durante marzo de este año. El sector comercial fue el más afectado, ya que su indicador de confianza se redujo 5.9 puntos con respecto a lo obtenido en marzo de 2014; esto como resultado de que todos sus componentes se ubicaron en terreno negativo siendo el que mide si actualmente es el momento adecuado para invertir el que presentó la caída más profunda (-10.5 puntos).

Adicionalmente, las perspectivas de los consumidores en cuanto a la situación económica, tanto de los miembros de su hogar (5.4 por ciento) como del país en general (3.9), resultaron más favorables de las que se tenían hace 12 meses; en contraste, las expectativas sobre el futuro no resultaron alentadoras, ya que el factor que mide la percepción sobre la situación de la economía mexicana para los próximos 12 meses decreció uno por ciento, en tanto que aquel que registra la opinión sobre la situación económica de los miembros del hogar durante el próximo año creció solo 0.9.

El avance de la economía exhibido hasta el momento sugiere que las estimaciones de crecimiento económico planteadas por la Secretaría de Hacienda “lucen optimistas”.

LAS REBANADAS DEL PASTEL

Muy feo huele el “incumplimiento” de Grupo Radio Centro a la hora de pagar por una de las dos cadenas de televisión abierta licitadas por el gobierno peñanietista. Oficialmente, Francisco Aguirre mordió el polvo, pero de inmediato viene a la memoria cómo, con un procedimiento similar y con Salinas en Los Pinos, la familia Larrea se quedó con Compañía Minera de Cananea sin ser la ganadora como primer postor.

Carlos Fernández Vega
Carlos Fernández Vega
Autor de la columna México SA de La Jornada. Presidente del Comité Editorial de filiales y franquicias de La Jornada.