Secretaria de Salud transparencia vigue rescisión del contrato
El dirigente estatal del PAN pide a Gallardo que respete a los diputados
19 diciembre, 2016
Dilma
Dinero: Bajan comisiones de las Afore… no lo necesario
20 diciembre, 2016

México SA: Economía ponchada

reforma energética

Economía ponchada

Industria en la lona

Vía libre para Trump

Salvo aquellos que todo lo ven color rosa, nadie esperaba un año más suave y con mejores resultados que el previo. Desde el arranque mismo de 2016 la constante fue el recorte –uno tras otro– de la estimación de crecimiento económico y el deterioro paulatino, pero sostenido, de los principales indicadores. Lamentablemente, a escasos días de que se inicie 2017 la perspectiva resulta un tanto peor, aderezada con la llegada del energúmeno neoyorquino a la residencia presidencial estadunidense.

Como bien advierte el Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN), del Tecnológico de Monterrey, campus estado de México, los últimos meses de 2016 han arrojado cifras poco alentadoras en torno a la evolución de la economía mexicana. Ejemplo de ello es el comportamiento de la actividad industrial, que continúa en franca desaceleración. Por su parte, la inflación, una de las variables de mayor estabilidad en los últimos años, comienza a sucumbir ante la presión ejercida por la depreciación significativa que ha sufrido el peso frente al dólar. Tal escenario, en conjunto con otros factores nacionales e internacionales, ha provocado una disminución en las expectativas de crecimiento económico para el próximo año.

En noviembre pasado la inflación de nuestro país fue de 3 por ciento anual, resultado superior al 2.5 observado durante el mismo mes de 2015. Aun cuando la cifra todavía se encuentra dentro de la meta del Banco de México, se espera un nivel inflacionario más elevado a lo largo del próximo año. De hecho, la última encuesta sobre las expectativas de los analistas del sector privado realizada por el banco central mostró que en el promedio la inflación para el cierre de 2017 será de 4 por ciento.

Lo anterior, señala el citado centro, halla su explicación en el comportamiento exhibido por el nivel de precios al productor. Éstos mostraron un incremento de 6.4 por ciento contra 3.5 registrado en noviembre de 2015, es decir, prácticamente el doble. Dicha situación obedece en cierta medida al encarecimiento de los insumos importados, debido a la depreciación del tipo de cambio. De continuar esta tendencia resultará complicado que las empresas sigan absorbiendo el incremento en sus costos de producción, de tal forma que éste será trasladado a los consumidores a través del precio final de los productos.

Por otro lado, la recuperación de la actividad industrial mexicana luce poco probable en el corto plazo. En octubre pasado dicha variable presentó una caída anualizada de 1.4 por ciento, de tal forma que en el acumulado de los primeros 10 meses de 2016 su desempeño se ubicó en terreno negativo (-0.1 por ciento). Dentro de sus componentes la industria minera es la más deteriorada, ya que lejos de abandonar la crisis que enfrenta ésta se ha intensificado en los meses recientes (-9 por ciento en octubre pasado).

De manera similar, las industrias manufactureras enfrentan un panorama complicado. Si bien no han exhibido un comportamiento como el observado en la minería, apenas acumulan un incremento de 0.9 por ciento en los primeros 10 meses del año en curso. Tal comportamiento podría mantenerse vigente durante los primeros meses de 2017, dado el alto nivel de correlación que guardan las manufacturas mexicanas con la producción industrial estadunidense, la cual aún no da signos de recuperación. En noviembre pasado dicha variable mostró una caída anualizada de 0.6 por ciento, de tal manera que con este resultado acumula 15 períodos consecutivos, ubicándose en territorio negativo al realizar un comparativo anual.

El escenario anterior, apunta el CIEN, se ve reflejado en tendencias en que la trayectoria de la actividad industrial total presenta un movimiento a la baja. La situación más crítica se presenta en la tendencia de la minería, cuya caída ha persistido desde finales de 2013 y aún no muestra señales de recuperación. En cuanto a los ciclos, solamente la construcción exhibe un comportamiento positivo por encima de la tendencia de largo plazo, mientras el resto de las industrias, incluida la actividad industrial total, permanecen por debajo del potencial. Dicho escenario podría implicar que el ritmo de crecimiento de la actividad industrial continúe siendo moderado durante los próximos periodos e incluso podrían presentarse variaciones negativas.

Los derivados del petróleo continúan siendo el subsector menos favorecido, ya que volvió a mostrar la contracción más significativa de toda la actividad industrial nacional (-22.9 por ciento). Desafortunadamente es de esperar que dicho comportamiento continúe presentándose en el corto plazo, ya que su ciclo exhibe un comportamiento negativo, además de que se ubica por debajo de la tendencia de largo plazo.

La incertidumbre generada por los acontecimientos políticos y económicos alrededor del mundo ha jugado en contra de las estrategias que había planteado la actual administración para alcanzar tasas de crecimiento económico más elevadas. También ha revelado la inexistencia de un plan emergente para sortear los obstáculos que dicha volatilidad ha generado. El fortalecimiento del mercado interno es el contrapeso más adecuado para librar la adversidad inherente al panorama internacional, por lo que es necesario dotar a la industria nacional de un adecuado clima de negocios. No obstante, si continúan en ascenso los niveles de inseguridad, corrupción y mal uso de los recursos públicos y no se cuenta con una estrategia efectiva para combatirlos, el mercado interno terminará por desgastarse.

Las rebanadas del pastel

Al más puro estilo de la justicia mexicana, ayer un tribunal especial francés (tres jueces y 12 parlamentarios) declaró culpable a la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, de negligencia grave en un arbitraje favorable al empresario Bernard Tapie –en 2008– (que lo benefició con 425 millones de dólares) cuando ella era ministra de Finanzas de Francia. Culpable, pues, pero no será castigada ni su caso considerado antecedente penal. En dicho enjuague habría participado el ex presidente galo Nicolás Sarkozy, a quien ni siquiera lo molestaron con un telefonazo… Y haiga sido como haiga sido (Calderón dixit), Donald Trump libró todas las piedras del camino y ayer, en el Colegio Electoral, superó los 270 votos necesarios para confirmar que será el próximo inquilino de la Casa Blanca, mientras en el gabinetazo peñanietista insisten en que México puede, frente a la incertidumbre global. Agarraos, pues… Con todo y espíritu navideño, ayer el billete verde se vendió a 20.81 masacrados pesitos.

Twitter: @cafevega