Rezago tolerado
9 septiembre, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Crecimiento menor al esperado y caída de petroprecios en 2016
9 septiembre, 2015

México SA: SHCP: pifia, otra vez

reforma energética

J usto un año atrás, cuando presentó el paquete económico 2015, el “ministro del (d) año” sentenció que “no habrá resultados mágicos ni rápidos”, pero sí, decía, un crecimiento de 3.7 por ciento. Doce meses después de tan sesuda declaración, y en el marco de la presentación del paquete económico 2016, se constata que hubo de todo, especialmente pésimos resultados y raquítico crecimiento.

En aquel entonces la propuesta de presupuesto de egresos de la Federación se aproximó a 4.6 billones de pesos, con un precio promedio del crudo mexicano de exportación de 82 dólares por barril, aunque casi de inmediato se redujo a 81 y poco después a 79.

Por tercer año consecutivo no funcionó la destartalada bola de cristal de la Secretaría de Hacienda, pues ninguno de sus pronósticos cuajó, el presupuesto se recortó, el precio petrolero se desplomó y a estas alturas si bien va el “crecimiento” rondará el 2 por ciento, mientras el crudo mexicano se exporta ligeramente por arriba de los 40 dólares por barril, al tiempo que se prevé otro recorte enmarcado en el llamado “presupuesto base cero”.

Con genios financieros así, los mexicanos no necesitan más enemigos, pero mientras se conoce a detalle el paquete económico 2016, a quienes pasarán a cuchillo y de qué tamaño es el “esfuerzo” gubernamental para “apretarse el cinturón”, la Cámara de Diputados, por medio de su Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, analizó el comportamiento del mercado petrolero y su impacto en las finanzas públicas al cierre del primer semestre de 2015, del que se toman los siguientes elementos.

Durante el primer semestre de 2015 el precio promedio de la mezcla mexicana de exportación se ubicó en 49.35 dólares por barril, que comparado con el registrado en igual periodo de 2014 (94.75 dólares), reportó una reducción de 48 por ciento. En ese lapso el precio promedio de la mezcla mexicana de exportación fue inferior en 29.65 dólares al aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación de 2015, que fue de 79 dólares.

En lo que va del segundo semestre de 2015 tal precio llegó a caer a 33 dólares por barril, y a estas alturas se encuentra ligeramente por arriba de 42 dólares. De acuerdo con las proyecciones de Hacienda, en el presupuesto de egresos para 2016 el barril podría considerarse a cerca de 50 dólares.

Por cierto, recientemente el “ministro” presumía –como si fuera un logro– que las finanzas públicas se habían “despetrolizado”, pues el ingreso proveniente del oro negro pasó de representar 40 por ciento del total “a sólo” 16 por ciento. Pero tal “despetrolización” se dio por la violenta vía de los hechos, pues fue producto del desplome de los petroprecios y no de la diversificación y/o incremento del ingreso.

La Cámara de Diputados detalla que la producción nacional de petróleo experimenta una sensible declinación a partir de 2004, registrándose una ligera estabilización en 2013. Sin embargo, “la reducción del volumen de extracción de hidrocarburos no ha cesado, pues entre enero de 2014 y enero de 2015 sufrió una caída de 10.2 por ciento, al pasar de 2 millones 506 mil barriles diarios a 2 millones 251 mil”.

En los primeros seis meses de 2015 la extracción de hidrocarburos registró algunos altibajos. No obstante, la extracción promedio diaria se ubicó en 2 millones 263 mil barriles diarios, es decir, 153 mil barriles menos que el volumen diario esperado para el año.

Respecto de la exportación de petróleo, originalmente se planteó que rondaría un millón 90 mil barriles diarios, pero los envíos durante el primer semestre del año superaron en 6.9 por ciento tal expectativa. El volumen promedio exportado en este periodo superó en 28 mil barriles diarios al registrado en igual lapso del año previo.

En el periodo de referencia el ingreso petrolero ascendió a 381 mil 880 millones de pesos, monto inferior en más de 212 mil millones con respecto al estimado para el periodo, de los cuales un faltante de 169 mil 185 millones se asocia a las transferencias ordinarias realizadas al Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

Así, los ingresos fiscales derivados de la actividad petrolera apenas representaron, durante el primer semestre de 2015, el 18.6 por ciento del total de los ingresos del sector público presupuestario. Respecto del monto obtenido en 2014 resalta una variación anual negativa de 38.3 por ciento real que se explica, según lo establecido por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por la caída del precio del petróleo de 47.5 por ciento (49.1 dólares por barril, en promedio, contra 93.6 dólares en el mismo periodo de 2014); por la disminución en la plataforma de producción de crudo (8.5 por ciento); por un menor precio del gas natural (36.5 por ciento, efectos que se compensaron parcialmente por una mayor producción de gas natural en 25.8 por ciento y un mayor tipo de cambio en 10.6 por ciento con respecto a lo observado el año previo).

Los ingresos propios de Pemex sumaron 165 mil 359.9 millones de pesos, monto inferior en 5 mil 520 millones de pesos al estimado para el primer semestre. Dicha reducción se asocia al menor precio de exportación de petróleo, a la reducción de la plataforma de producción de crudo y gas y, en sentido opuesto, el menor valor de las importaciones de petrolíferos de la otrora paraestatal. Respecto del primer semestre de 2014, los ingresos propios de Pemex registraron una caída de 14.4 por ciento en términos reales y representaron sólo 8.1 por ciento de los ingresos presupuestarios captados.

Con datos actualizados a julio se tiene que los ingresos petroleros totalizaron 470 mil millones de pesos en los primeros siete meses del año, es decir, 19.6 por ciento del total de ingresos. En el escenario de que al cierre de 2015 el mercado petrolero continúe con bajos precios, los ingresos petroleros se ubicarán por debajo de lo aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación, por lo que el faltante posiblemente sea cubierto con las coberturas petroleras, el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, la mayor captación de ingresos tributarios y ajustes en el gasto público.

LAS REBANADAS DEL PASTEL

El Banco de México reconoce una “pérdida” de reservas internacionales por 11 mil 414 millones de dólares desde abril pasado, y el billete verde sigue arriba de 17 pesos… De nueva cuenta en la marquesina: el marrullero secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, en pleno reparto de favores a la trasnacional OHL.

Carlos Fernández Vega
Carlos Fernández Vega
Autor de la columna México SA de La Jornada. Presidente del Comité Editorial de filiales y franquicias de La Jornada.