Efecto Flanders
15 septiembre, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
El Cairo: mexicanos, 8 de los 12 muertos en la agresión militar al convoy turístico
15 septiembre, 2015

México SA: ¿Y la brújula?

México SA

L a apuesta económica peñanietista para 2016 no dista de la realizada en su primera mitad de gobierno: muchas estimaciones y más promesas que tarda más en divulgar que la realidad en echarlas para abajo. ¿Dónde se ubicará el país de acuerdo con la destartalada brújula de la tecnocracia autóctona, con base en los Criterios Generales de Política Económica para ese año?

El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados analizó el documento del Ejecutivo y presentó la siguiente numeralia:

El Ejecutivo pronostica un crecimiento del PIB de entre 2 y 2.8 por ciento en 2015 y de entre 2.6 y 3.6 por ciento en 2016. La Secretaría de Hacienda anticipa que el dinamismo de la actividad económica nacional en 2015 se explicará por el fortalecimiento de la demanda interna (impulsada por el crecimiento del empleo formal, el incremento del crédito, la disminución de la inflación y la mejoría de la confianza de los consumidores y las empresas) y el crecimiento de las exportaciones. Sin embargo, desde ahora el sector privado prevé un crecimiento de apenas 2.34 por ciento en el presente año y 2.96 por ciento en el próximo.

El gobierno federal no modificó su expectativa inflacionaria para el cierre de 2015 y la mantuvo en 3 por ciento tanto para el presente año como para 2016; así, se prevé sea igual al objetivo de inflación y se ubique dentro del intervalo de variabilidad (2-4 por ciento) estimado por el Banco de México. El sector privado estima que la inflación cierre 2015 en 2.82 por ciento, ligeramente por abajo del objetivo y dentro del intervalo. Para 2016, dicho sector proyecta un mayor nivel de inflación (3.44 por ciento), alejándose del objetivo pero manteniéndose dentro del intervalo.

La Secretaría de Hacienda modificó el tipo de cambio del peso respecto al dólar; estima en 15.60 por uno para el cierre de 2015, y 15.90 para 2016. En lo que va del presente año el tipo de cambio alcanzó un nivel histórico, aunque en el gobierno consideran que el “ajuste” se dio de manera “ordenada”. Hasta ahora, el peso se desplomó 30 por ciento con respecto al promedio de 2014. El promedio del tipo de cambio esperado para el cierre de 2015 se incrementó de 14.8 a 15.6 pesos por dólar, y para 2016 se estima un tipo de cambio nominal de 15.9 pesos por dólar.

El gobierno federal redujo su expectativa del precio promedio de la mezcla de exportación para 2015 y 2016. Se ubica en 50 dólares por barril, 29 dólares menos que el aprobado para 2015, en ambos casos. En el presente año tal precio llegó a ubicarse –en agosto pasado– por debajo de 34 dólares por barril.

De igual forma, bajó la previsión de producción de petróleo para 2016 de 2 millones 400 mil barriles diarios a 2 millones 247 mil. Considera una producción promedio para 2015 de 2 millones 262 mil, menor en 26 mil barriles diarios con respecto a la considerada en los Pre-Criterios de Política Económica 2016 para el cierre de este año. Entre enero y julio de 2015 la plataforma de producción se ubicó en 2 millones 264 mil barriles diarios, prácticamente en línea con la previsión mencionada.

La Secretaría de Hacienda redujo su estimación sobre el crecimiento de la economía estadunidense para 2015 a una tasa de 2.3 por ciento, contra 3.1 por ciento en los citados precriterios 2016. No obstante, para 2016 prevé un crecimiento de 2.7 por ciento. Para el cierre de 2015 se espera un menor dinamismo en la producción industrial estadunidense de 1.9 por ciento frente a 3.8 por ciento pronosticado anteriormente.

Desde la segunda mitad de 2014 y hasta agosto de 2015 la junta de gobierno del Banco de México mantuvo en 3 por ciento la tasa de interés interbancaria a un día. Los instrumentos de corto plazo (Cetes 28 días) han comenzado a tener pequeños aumentos derivados de la expectativa de normalización de la política monetaria por parte de la Reserva Federal, de tal suerte que podrían presentar reacomodos alcistas mucho mayores.

La Secretaría de Hacienda estima una mayor demanda externa para las exportaciones mexicanas, con una expansión anual de 5.6 por ciento en el valor real en pesos para el cierre de 2015. La dependencia del Ejecutivo anticipa que en 2016 las exportaciones no petroleras registrarán una aceleración, al crecer a una tasa anual de 7.2 por ciento, lo que permitiría mayor dinamismo de la producción manufacturera y de los servicios relacionados con el comercio exterior.

De acuerdo con el análisis, los “riesgos para el panorama económico” de México, que “podrían materializar un efecto negativo en las estimaciones para 2016”, son los siguientes: menor dinamismo de la economía de Estados Unidos, pues la producción industrial podría crecer de manera más moderada como resultado de la apreciación del dólar y que los precios de los energéticos desincentiven la inversión en el sector.

De igual forma, el debilitamiento de la economía mundial (el riesgo de mayor desaceleración para algunas economías emergentes como China, Brasil y Rusia), la elevada “volatilidad” en los mercados financieros internacionales, producto de la normalización de la política monetaria de Estados Unidos, la falta de una solución estructural a la crisis de deuda de Grecia, la mayor desaceleración económica y las tensiones geopolíticas.

Por lo que toca a la evolución reciente de la economía mexicana, el CEFP señala que en junio de 2015 el IGAE registró un incremento real anual de 3.11 por ciento, “lo que implicó 24 meses de alzas consecutivas; además, dicha cifra fue superior a la que registró un año atrás (2.92 por ciento). Los componentes del IGAE tuvieron movimientos diferenciados: las actividades primarias se deterioraron al transitar de un incremento de 1.26 por ciento en el sexto mes de 2014 a una reducción de 1.98 en el mismo periodo de 2015; las secundarias perdieron dinamismo al ir de un aumento de 2.14 a 1.35, y las terciarias se fortalecieron al pasar de una elevación de 3.47 a una de 4.40”.

Ajustado por estacionalidad, dice el CEFP, “la actividad económica se robusteció al pasar de una elevación de 0.05 por ciento en mayo de 2015 a un alza de 0.28 por ciento en el junio”. Si eso es “robustecimiento”, entonces el “criterio de las migajas” presumido por los tecnócratas de la Secretaría de Hacienda permeó San Lázaro.

LAS REBANADAS DEL PASTEL

Noche de grito, ensordecedor, pero no precisamente para conmemorar la presunta Independencia, sino para exigir castigo a los responsables del lamentable estado que guarda la nación. Y, sí, hay mucho por qué gritar.

Carlos Fernández Vega
Carlos Fernández Vega
Autor de la columna México SA de La Jornada. Presidente del Comité Editorial de filiales y franquicias de La Jornada.