Morena solicitará nulidad de elección en Puebla
9 julio, 2018
Jóvenes y elecciones en tierras potosinas
10 julio, 2018
  • 30 mdv: vaticinio cumplido
  • (Casi) Todo el poder
  • Sí es “fenómeno mundial”

Julio Hernández López

Cuatro años atrás, el 9 de julio de 2014, la atención estaba centrada en los pormenores mundialistas de Brasil: en sesión de tiros penales, Argentina vencía a Holanda y pasaba a la final futbolera, que sería contra Alemania. Ese mismo día, el consejo general del Instituto Nacional Electoral (INE), otorgaba registro a tres nuevos partidos: Humanista, Encuentro Social y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

El último párrafo de la nota, publicada por la reportera Georgina Saldierna en La Jornada, asentaba: “Entre las tareas de Morena se encuentra la creación de una oposición real, pues el Pacto por México sepultó a la que había; que haya una fuerza política que defienda a la gente de medidas que la afectan, como los gasolinazos, y lograr cambios por la vía pacífica y electoral”. A la sesión del INE asistieron Martí Batres y Berta Luján, presidente y secretaria general del nuevo partido, y tres de los principales juristas de esa organización, Bernardo Bátiz, José Agustín Ortiz Pinchetti y Jaime Cárdenas Gracia.

En la misma edición del 10 de julio, en la que se publicó la nota sobre el registro de Morena, se incluyó una entrevista con el creador y dirigente real de ese partido, Andrés Manuel López Obrador. En un párrafo, Alma Muñoz y Roberto Garduño dejaron constancia de un vaticinio, casi increíble en su momento: “Calcula (López Obrador) que en cuatro años de trabajo con el pueblo podrá obtener 30 millones de votos, casi el doble de los conseguidos en las pasadas elecciones presidenciales, en 2012”.

López Obrador excedió por 46 mil votos su profecía electoral: obtuvo 30 millones 46 mil voluntades a favor, lo cual constituyó el 53.17 por ciento del total de votos emitidos: la más alta votación conseguida por un candidato presidencial en la etapa postrevolucionaria (Francisco I. Madero, en elección extraordinaria, luego de la partida de Porfirio Díaz, obtuvo 99.27 por ciento de la votación indirecta entonces vigente, en la que participaron 27 mil electores representativos). El candidato tabasqueño obtuvo más de la mitad de los votos emitidos, sin controversia alguna y dotado de la máxima legitimidad (Carlos Salinas de Gortari, por ejemplo, también obtuvo oficialmente más de la mitad de los votos, gracias a unas décimas de punto, pero envuelto en una evidente crisis de legitimidad).

Pero el triunfo de AMLO no fue único. El primer día del mes en curso cambió de manera escandalosa el mapa del poder político mexicano, en una dimensión que aún no se alcanza a apreciar en su totalidad y profundidad. Salvo Guanajuato, a donde ayer fue de visita el actual ocupante de Los Pinos, Enrique Peña Nieto, casi en confirmación geográfica de su soledad política, el huracán Andrés Manuel barrió con casi todo lo posible, haciéndose, en un giro que en sí mismo entraña el riesgo del caudillismo y el autoritarismo, siempre presentes en la historia nacional, del control del poder legislativo federal, con mayoría en las cámaras de diputados y de senadores; de la mayoría de las gubernaturas en disputa, entre ellas la estratégica de la Ciudad de México (con Claudia Sheinbaum al frente); de la mayoría de los congresos estatales (lo cual significa un trascendente paso hacia la fiscalización de los dineros públicos en las entidades federativas, donde los gobernadores saqueadores han tenido permanente impunidad); y de las principales presidencias municipales del país que estuvieron en juego. Con esa fuerza podrá definir, además, cargos en organismos nacionales autónomos y nuevos ministros en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

“Hoy celebramos 4 años del registro de MORENA como partido político. Dejo a cada quien que haga sus propias reflexiones porque yo, en este caso, no soy objetivo. Sostengo que es un fenómeno mundial”, tuiteó ayer López Obrador. Ciertamente es un fenómeno mundial. Hay que puntualizarlo sin regateos, con la esperanza de que esa concentración de poder produzca los cambios urgentes que México demanda.

Astillas: Ayer,  @padresolalinde tuiteó:  “Hago un llamado a los asesores ideológicos de los hermanos y hermanas zapatistas para que permitan el encuentro, el diálogo y la construcción del México que queremos. Podemos caminar juntos y unidos”. Es un señalamiento fuerte el considerar que “los asesores ideológicos” de los zapatistas les permiten a estos, o no, asumir determinadas posturas, como si hubiera un paternalismo político en esas comunidades con alta predominancia indígena… Es mucho el poder criminal que ha acumulado el huachicoleo, negocio en el que participan políticos y autoridades. La advertencia de López Obrador, de que enfrentará ese saqueo ya casi normalizado, requiere  que el VPE (virtual presidente electo) cuente con una mayor protección profesional… En Acción Nacional, la única fuerza de oposición medianamente en pie, conforme a la nueva realidad partidista, Ricardo Anaya ha confirmado que no regresará a la presidencia del comité nacional; Damián Zepeda, el encargado actual, dice que seguiré en el puesto; y el calderonismo, tan borrado de la escena, trata de hacer alharaca… Manuel Velasco Coello es el personaje del anterior tablero del poder que mejor se ha reacomodado. Hizo alianza con Morena desde muchos meses atrás y desde este partido colocó a un propio como sucesor (Rutilio Escandón) y a algunos de sus más fieles en cargos legislativos (Eduardo Ramírez, senador). Y a última hora logró que en la lista del Verde lo apuntaran como candidato a un escaño, en uno de los lugares más viables de la lista correspondiente. Ahora, el PRD impugna al cuasi senador Velasco… Y, mientras inicia el proceso de liquidación de dos partidos que no alcanzaron la votación mínima para sobrevivir, Nueva Alianza (Panal), creación original de Elba Esther Gordillo, ahora en poder del peñismo esa organización, y Encuentro Social (ironía: pierde el registro pero se queda con un extraordinario número de diputados y senadores, gracias a la portentosa alianza con Morena), ¡hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.