Berrinche de Donald Trump por inversión de Ford en SLP
6 Abril, 2016
Dilma
Dinero: Doble Hoy no circula; paran a la industria
6 Abril, 2016

Motivos reelectorales

Jaime Nava

Alguna vez escribí que la Universidad Autónoma de San Luis Potosí lejos de ser la conciencia crítica de la sociedad se ha convertido en el espejo de la política que se practica fuera de sus muros y que poco o nada aporta como ejemplo de sanas prácticas democráticas. La reelección de Manuel Fermín Villar Rubio como rector de la máxima casa de estudios el día de ayer confirma lo anteriormente afirmado.

Todo parecía indicar que el ahora reelecto iba a enfrentar un proceso electoral en desventaja frente a las aspiraciones que tenían algunos directores de facultades sin posibilidad de reelección, como el hermano del secretario general de Gobierno; sin embargo, nadie se presentó como su adversario electoral, tal vez por miedo a perder algún tesoro con forma de bono prometido o por supervivencia universitaria con la esperanza de ocupar un puesto administrativo que, con la debida paciencia, les catapulte al anhelado estrellato que desde hace décadas desperdician los rectores.

Votaron a favor de la reelección de Fermín 54 miembros del Consejo Directivo Universitario, mientras que un voto restante se presentó en blanco, quizá como un simbólico recordatorio de cómo pasará los próximos cuatro años de su periodo tras haber negociado su permanencia a cambio de ceder direcciones de facultades u otras posiciones y apoyos a los consentidos de quienes pronto dejarán sus minas de oro. ¿Los familiares de cuántos miembros del consejo se integrarán a la abultada nómina universitaria?

Pronto iniciarán los últimos cuatro años de Villar Rubio, cuatro años que bien podrían ser los primeros para reconstruir a la UASLP y posicionarla como el motor de las transformaciones en San Luis Potosí por medio de la apropiación del espacio público y el análisis crítico de las distintas realidades que, en injusta confluencia, priorizan la explotación individual, aíslan e invisibilizan las necesidades sociales.

Si así lo quisiera, en la próxima sesión de consejo, el 54 veces votado podría reconocer que el artículo 14 del reglamento de inscripciones de la UASLP viola derechos humanos al restringir el acceso a la educación a personas que ya han estudiado una licenciatura, en lugar de continuar con un litigio que, además de estar perdiendo, sostienen en contra del espíritu que dota de sentido la función de cualquier universidad.

Es lamentable la actitud pueril de funcionarios de la universidad (aconsejadores de segunda) quienes prefieren defender la “imagen” institucional antes que reconocer que existen fallas y deficiencias que se escapan de su acartonada visión de las cosas o que sencillamente fueron superadas por el acelerado avance de derechos reconocidos, por lo menos, en papel y exigibles mediante mecanismos poco accesibles para la generalidad como el amparo.

Pendiente está el tema del encarecimiento de la educación en la UASLP, asunto prioritario que, lejos de ver como un problema, debería analizarse a profundidad para ser tomado como la primera (o segunda si es que deciden adecuar el reglamento de inscripciones a los nuevos tiempos) acción de la nueva universidad. Basta recordar que de acuerdo a los datos que alguna vez estuvieron disponibles en la página de internet de la UASLP, el costo diferenciado de inscripción de licenciaturas no sólo hace que la educación cada vez sea menos asequible, también, provoca que la recaudación sea poco eficiente pues, como ya he escrito, si cobrasen dos o tres mil pesos de manera general, incrementarían sus ingresos y, por ende, los montos destinados a las distintas entidades académicas.

Han pasado 101 días sin que se sepa el paradero de la pequeña Zoé Zuleica Torres Gómez.

¡Que la UASLP baje los costos de posgrados y licenciaturas! #EducaciónParaTodos

¡Ni un día más en el silencio, ni un día más sin Carmen Aristegui!

@JaimeNavaN

Jaime Nava N.
Jaime Nava N.
Estudiante de maestría en Derechos Humanos por la UASLP. Activista en Amnistía Internacional.