Sismos: Inai invita a denunciar corrupción
12 octubre, 2017
Trump: amor bilateral
12 octubre, 2017

Nómina secreta de ASE; ¿cuántas más habrá?

María Elena Yrízar Arias

El periódico Pulso San Luis dio a conocer la existencia de una nómina externa en la Auditoría Superior del Estado que era manejada por Abraham Reinhardt y Fernando Barrera Guillén, hermano este último del diputado Manuel Barrera Guillén, que al parecer estaría relacionada con partidos políticos y legisladores locales.

Esa nómina también es conocida como secreta de la ASE. En los documentos obtenidos por diario, sobresale que los pagos efectuados a la primera quincena de marzo de este año, suman 222 mil 108 pesos y aparecen nombres como Laura Elena Luna García, quien también habría sido trabajadora de la Comisión de Atención a Víctimas del Delito cuando este organismo estaba a cargo de la ahora diputada Martha Orta Rodríguez, y empleada del Congreso local, pues su contratación por honorarios asimilables fue aprobada el 17 de mayo de este año.

Igualmente, en esa nómina que desde el interior de la ASE manejaba Fernando Barrera Guillén, se encuentra José de Jesús García Sánchez, quien entre 2016 y 2017 cobró por concepto de servicios contables y administrativos, más de 400 mil pesos al Partido Verde, que dirige el también diputado Manuel Barrera Guillén y su papi Fernando José Barrera Novelo es quien maneja los dineros en el PVEM, ya que es el secretario de finanzas, pero independientemente de lo anterior, este papi de los Barrera aparece en esa lista de la nómina secreta de la ASE, que manejaba su hijo.

Otro nombre en la nómina secreta es el de Diana Carvajal Guevara, ex candidata suplente a una diputación plurinominal por el Partido Acción Nacional. Asimismo, Diana Ilse Carvajal Guevara, ex candidata suplente a una diputación plurinominal local del PAN en la elección de 2015, casualmente, la candidata titular de la fórmula es nada más y nada menos que Leticia Loera Medellín, suegra del defenestrado Enrique Alejandro Flores Flores, diputado con licencia y quien revelara a través de un video la “ecuación corrupta”, lo que se puede  leer en  http://sanluishoy.com.mx/2017/10/11/bitacora-109/. Como se ve, todo está quedando entre familiares.

Otra de las beneficiadas de la nómina secreta de la ASE es Laura Elena Luna García, ex empleada de la Comisión de Atención a Víctimas del Delito (Cavid) en el sexenio pasado, donde la titular fue la diputada priísta Martha Orta Rodríguez. Luna García también laboró en el Congreso del Estado.

De los demás 21 presuntos beneficiarios de la nómina secreta de la ASE, en el registro de cédulas profesionales de la SEP sólo aparecen tres contadores públicos, dos licenciados en Economía y un licenciado en Administración, si en teoría esta nómina “complementaria” se destinó a pagar a profesionistas para que auxiliaran en labores contables y de fiscalización, resulta extraño que sólo 6 de 21 de los beneficiados cuenten con carreras afines a la contabilidad y administración… Bueno, supongamos sin conceder, que las personas que aparecen en esa lista efectivamente fueron contratadas para auxiliar o desempeñar trabajos propios de las funciones de esa Auditoría, que tienen que ver con las cuentas, la legalidad de las mismas, entonces, para qué le servía a la dependencia personal con perfiles como es el caso de los dos técnicos, uno en Turismo y el otro en Agronegocios, una licenciada en Tecnología Educativa y dos ingenieros agrónomos fitotecnistas. Debe quedar claro que 10 personas de las que aparecen en la lista ni tienen profesión. ¿Para qué les sirvieron?

La contralora interna de la ASE, Rosa María Ruiz Medellín, ¿a quiénes protege? Esa es la gran interrogante, junto con otras que son lógicas que nos formulemos. Nada más hay que pensar tantito, y tomar en consideración lo siguiente: El hecho de que se diera a conocer el videoescándalo de la corrupción al interior del Congreso y la ASE, de la descripción que hiciera el diputado panista Enrique Flores Flores sobre la forma en que opera la lavandería de cuentas públicas, la corrupción y la sinvergüenza que existen al interior de esas dependencias, que han caído de la credibilidad de la ciudadanía potosina. Habrá entonces que preguntarnos ¿cuántas cuentas más habrá en esa dependencia o en el Congreso mismo? ¿Qué tan comprometido con la legalidad y verdad estará el nuevo auditor?

Al menos en el Congreso la actitud del diputado Fernando Chávez pareciera que está iniciando un cambio que reivindique a esa dependencia y actúe congruentemente, me refiero a que no aumentó el presupuesto de esa dependencia. Esa es una buena señal, que esperemos sea el inicio de una constante que encamine a la credibilidad y honorabilidad perdidas. Esperamos que le pongan un alto a la perversión y den un cambio favorable para todos. No puede ser posible que una institución que formula leyes no sea capaz de cumplir con ellas.

Además, no es posible que se sigan dando más casos de corrupción, porque esas circunstancias le dan a la ciudadanía el derecho de manifestarse en contra con el objetivo de corregir desviaciones económicas y detener la burla que significan estas conductas. ¿Cuantas nóminas más habrá?

[email protected]