Con doblete de Enner Valencia; Tigres es primer finalista
2 diciembre, 2017
Nunca pedí a Comey dejar de investigar a Flynn, tuitea Trump
3 diciembre, 2017

Nosotras resistimos #25N

Alejandra Juárez y Charu Pacheco

El 25 de noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, es un día de reflexión y lucha contra las diferentes formas de violencia que afectan a las mujeres.

Este día se conmemora a las hermanas Mirabal: Teresa, Minerva y María, quienes fueron asesinadas por ser opositoras al dictador Rafael Leónidas Trujillo en República Dominicana. La lucha y resistencia ante su feminicidio generó que la Asamblea de las Naciones Unidas aprobara la declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, definiéndola como “todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la prohibición arbitraria de la libertad ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada”.

Según la ONU, en México son asesinadas siete mujeres al día, y cada día se denuncian 81 casos de agresiones sexuales, es decir de tres a cuatro violaciones por hora, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, y no olvidemos que el pasado 21 de julio de este año se emitió la declaratoria de la alerta de violencia de género para seis municipios de San Luis Potosí y dos estados más, esto último significa un repunte de la violencia y una obligación para las autoridades para que de forma coordinada combatan la violencia contra las mujeres, esto no garantiza resolver el problema de la máxima expresión de violencia, los feminicidios; debemos señalar que el problema es estructural y que el machismo está tan arraigado que penetra en las instituciones de procuración e impartición de justicia. Por eso cada 25 de noviembre las  mujeres salimos a marchar para denunciar las violencias machistas que vivimos.

En San Luis Potosí las mujeres nos organizamos y tomamos las calles, nos reunimos las estudiantes, las madres de mujeres desaparecidas y asesinadas, las que hemos sufrido acoso en la escuela, en el trabajo y en la calle, las obreras que trabajan en lo mismo que ellos pero que su pago es menor, las profesionistas que triplican jornadas laborales, las que estamos a favor del aborto, las madres que sufrieron violencia obstétrica, salimos todas las feministas y las que no son, pero que nos organizamos contra un Estado omiso ante las violencias que vivimos por ser mujeres.

Nos apropiamos de las calles para encontrarnos unidas codo a codo, gritando y cantando consignas y así demostramos que el miedo ya no nos paraliza, porque nosotras resistimos desde la alegría y desde el amor entre mujeres, porque queremos seguir vivas y sentirnos seguras, porque nos cuidamos entre nosotras como un acto de amor y protesta.

Este día gritamos a todo pulmón: “¡Ni una más!”, porque sabemos que detrás de cada consigna están los nombres de las mujeres que las instituciones no han querido nombrar: Jocelyn, Berenice, Zoé, Silvia, Alejandra y las que faltan pero que también nos duelen en lo profundo. Pero nosotras tomamos ese dolor y lo convertimos en rabia porque hoy y siempre resistimos contra el sistema, contra la venganza de los machos en los que se confiaba, contra el padre que abortó a su hija o hijo cuando dejó de darle pensión, contra el marido infiel que violó los acuerdos que tenían, contra el tío pedófilo, contra el catedrático de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí que acosa alumnas, contra el obrero que propaga la cultura de violación, contra el fiscal y el gobernador que siguen omisos ante las desapariciones de mujeres, contra la Procuraduría de Justicia y el Imes que culpan a las víctimas de feminicidio, contra el violador que te dijo que te callaras.

Hoy estamos de pie y nos levantamos juntas porque es nuestra lucha, porque ya no tenemos miedo, porque estamos cansadas de escuchar lo mismo y ver que no hacen nada.

Mujer, escucha, esta es tu lucha, sal a la calle a gritar los nombres de cada una de las mujeres que hace falta nombrar, haz que la tierra tiemble, revienta los oídos de los injustos y despierta a los indiferentes con tu voz y hermana, en el camino cuida tus alas.

Colectiva la Castilla Combativa
Colectiva la Castilla Combativa
Colectiva feminista de mujeres, fundada en 2013. Apostamos por la construcción de un nuevo mundo sin opresión de ningún tipo y al trabajo y unión entre mujeres para lograrlo