Tribunal brasileño abre la puerta para que Lula vaya a prisión
4 abril, 2018
P&V: tibieza ante Trump
5 abril, 2018

Nuevo escándalo nacional y el PRI potosino ni se inmuta

María Elena Yrízar Arias

Los periódicos de la capital de la república: Reforma, El Universal, Zócalo, y revista Proceso, de anteayer, difundieron nuevamente (ya que antes habían difundido la llamada Ecuación Corrupta en junio de 2017) la noticia a nivel nacional de la existencia de San Luis Potosí de corrupción al interior del Congreso del Estado, en este caso señalando al diputado priísta  José Luis Romero Calzada, político con licencia y candidato a diputado federal por el Distrito II, quien fue denunciado ante la Fiscalía General de Justicia del Estado por los supuestos cobros ilegales, fraude, falsificación de documentos, corrupción y más delitos que le resulten, en agravio de Rogelio Vega Ortiz, Ernestina Muñoz Hernández y Martha Alicia Cardona Núñez, personas que viven en el municipio de Salinas y Villa de Ramos, ya que aseguraron que jamás recibieron el material de construcción señalado en facturas y documentos del Congreso del Estado potosino y aclararon que tampoco realizaron ninguna solicitud dirigida al diputado Romero Calzada y mucho menos hayan firmaron alguna carta de agradecimiento, por lo que presumen les fueron falsificadas sus firmas.

Lo anterior tiene que ver con los siguientes hechos: El diputado Romero Calzada supuestamente gestionó al interior del Congreso del Estado algunos  apoyos económicos  por más de 220 mil pesos que los denunciantes no tramitaron ni recibieron ninguna cantidad de dinero. Los afectados sospechan que el diputado obtuvo sus datos personales a través de operadores del programa Prospera, que maneja el gobierno federal. Supuestamente, Rogelio Vega Ortiz recibió del diputado gestor la cantidad de 50 mil pesos en materiales para mejorar su vivienda; Ernestina Muñoz Hernández habría recibido 22 mil pesos para adquirir una fotocopiadora y Martha Alicia Cardona Núñez recibió 50 mil pesos también para mejoramiento de vivienda.

Las denuncias fueron presentadas con el apoyo de la organización social Ciudadanos Observando, según se lee en: https://www.ciudadanosobservando.org.mx/news/afectados-denuncian-al-diputado-romero-calzada/, refiriendo que datos oficiales del portal de transparencia del Congreso del Estado señalan que este legislador tramitó fuertes cantidades de dinero público para que fueran destinadas al pago de empresas inexistentes bajo la justificación de que entregaría despensas y material de construcción.

Para amparar el gasto de estos supuestos apoyos sociales otorgados, que suman la cantidad de $124,717.00, el diputado Romero Calzada tramitó pagos con unas facturas de una supuesta empresa de nombre “Sistema de Comercialización Nava SA de CV” por la cantidad mencionada. La empresa referida está incluida en la lista del SAT por simular operaciones y emitir facturas apócrifas. La cual consta en el oficio emitido por la propia institución con el número 500-05-2017-8611,https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php…

Además de los denunciantes señalados, hay otros tres habitantes del ejido El Barril, también en Villa de Ramos, que aparecen como beneficiarios en el Congreso del Estado, pero que nunca recibieron los más de 100 mil pesos que el diputado Romero Calzada les gestionó. El total de todos los casos asciende a más de 220 mil pesos.

En las listas en el Congreso, entre las gestiones del multicitado diputado Romero Calzada, otros habitantes de la comunidad El Barril que también aparecen como “beneficiarios” son Rosa Valdez Vega, a quien Romero Calzada aseguró al Congreso haberle entregado 30 mil pesos en despensas; y Alicia Ruedas Ortiz, a quien el diputado priísta supuestamente le entregó 20 mil pesos para material de construcción.

En el artículo publicado ayer por la tarde en: http://pulsoslp.com.mx/2018/04/04/por-120-mil-pesos-no-me-voy-a-quemar-dice-tekmol-tras-denuncia-en-su-contra/ el acusado José Luis Romero Calzada, con relación a las demandas penales que se han hecho en su contra, afirmó que él con las solicitudes que llegaban al Congreso, las atendía y le hacía saber a la Junta de Coordinación Política donde se aprobaban los apoyos y supuestamente se entregaban (sin decir cómo se justificaba este gasto, me refiero a la documentación). Él asegura que nada tuvo que ver, en la Junta de Coordinación Política revisan los documentos de las solicitudes. Asegura que esa no es cuestión de los diputados, es la Jucopo, agregando que no se hace el desconocido (sic), “así es, y nunca pertenecí a la Junta; con todo respeto, pero no marchen, por 120 mil pesos, no me voy a quemar”. Según dijo sin ningún escrúpulo en una actitud cínica.

El PRI al parecer tiene una carta bajo la manga, en el caso de que reaccionen a la situación de cuidado que le ha provocado Calzada, como consecuencia de las imputaciones graves y escandalosas que ha generado su candidato al II Distrito Federal y suponiendo que salga de su estado de inmutación en que aún se encuentra el partido, la priísta Esther Angélica Martínez Cárdenas podría ser quien substituya a Romero Calzada, según se lee en http://pulsoslp.com.mx/2018/04/04/me-dicen-si-me-dicen-no-y-ahora-regresate-esther-angelica-era-plan-b-en-lugar-de-romero/ lo que pudiera parecer muy posible si se toma en cuenta el tamaño de este nuevo escándalo por corrupción, que nuevamente pone a San Luis en el escándalo nacional. Si el PRI esto no lo mira, pareciera que están dejando caer por sí solo a su candidato, que difícilmente saldrá bien librado de esta problemática, o bien se hará el PRI el disimulado ante el gallardismo.

[email protected]