Represión generalizada
27 febrero, 2015
reforma energética
México: Videgaray: letras de oro
27 febrero, 2015

Obras en veremos

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

Inquietud por el rumbo de Obregón
Compradores sin estacionamiento

Ricarlos I

T al pareciera que con la informal declaración de “bancarrota” de la alcaldía capitalina y el gobierno estatal, ahora las autoridades buscan sacudirse la responsabilidad de iniciar siquiera, obras que ya se tenían pactadas y, a decir de los propios encargados hace apenas unas semanas, “ya se tenían los fondos apartados”, sólo a la espera de organizar y comenzar las obras.

Una de estas “cancelaciones” ahora podría ser la rehabilitación de la calle Álvaro Obregón, una de las vías con mayor tráfico de la ciudad a pesar de ser una ruta angosta de apenas un carril y con un solo sentido, y que ve pasar a la mayor parte de los vehículos que ingresan al Centro Histórico, ya sea por motivos de trabajo, comercio o escuela.

Desde meses anteriores se había ya advertido la necesidad de reparar la totalidad de la calle, pues el tráfico que soporta va desde simples bicicletas hasta camiones de carga pesada que abastecen a los negocios, restaurantes y oficinas de la zona. Pero también se había señalado la necesidad de que, de efectuarse, dichas obras debían tardar el menor tiempo posible, o realizarse en un esquema de trabajo que no se cerrara en su totalidad la circulación vehicular.

Esta última inquietud surgía principalmente de los comerciantes, restauranteros y empresas ubicadas en esta calle, pues siendo vías tan angostas, el resto del tráfico se cargaría a las calles aledañas y, tomando en cuenta su volumen, harían colapsar la circulación vehicular en una base diaria, causando serias pérdidas a todos los negocios de la zona.

Y esta preocupación aumentó cuando vieron cómo avanzaban los trabajos de la avenida Muñoz con Río Santiago, con retrasos, improvisaciones y accidentes, y con la casi quiebra de buena parte de los comercios de esa área. Aún hoy, ya abierta a circulación esa zona de la ciudad, la ausencia casi total de estacionamientos en las laterales ha ahuyentado a los clientes de las muchas tiendas y restaurantes del lugar, por lo que los comerciantes ya temen que comience a haber quiebras, pues solamente el supermercado que se encuentra en ese sitio tiene espacio para sus clientes.

Los compradores de los demás negocios deben buscar estacionamiento en las calles aledañas, a menudo dejando su auto alejado varias calles del negocio o tienda a la que van, lo que aunado a la delincuencia menor que impera en los alrededores, está causando que los comercios que apenas reabrieron sus puertas, no sean capaces de recuperar su nivel de ventas previo al cierre de calles.

También la falta de accesos peatonales ha afectado la afluencia de clientes, así como vías para ciclistas. A esto, el gobierno sólo ha atinado a decir que ya se contempla construir “lo que falta”, aunque considerando sus propias declaraciones sobre quiebra, se desconoce de dónde saldrán los fondos para esos “detalles”.

Badajazos

Mientras en el Interapas, tratando de mejorar, dicen, los sistemas de distribución de agua y de saneamiento, están buscando recibir asesoría de agencias francesas y alemanas, a través de fideicomisos y programas internacionales que, en teoría, invertirían millones de euros en apoyos y capacitación técnica. Cuánto costará esto en la práctica a los gobiernos estatal y municipal, no se aclara, pero es inevitable recordar las contrataciones para asesorías de imagen de Victoria Labastida, sus viajes al extranjero con propósitos de “promoción de la ciudad”, y sus gastos a costa del erario, buena parte de ellos aumentando precisamente, durante su último año de gestión, como es este 2015.

Hoy se registran dos candidatos a la gubernatura del estado. Por un lado, el aspirante de Morena, Sergio Serrano Soriano, quien en junio buscará que su candidatura rebase el plano testimonial, debiendo enfrentar en la boleta a los “partidos grandes” y a una izquierda dividida. Por el otro, Fernando Pérez Espinosa, quien engrosará lo que parece ya ser una tradición perredista, de no poder postular, por una causa u otra, candidatos propios, y competirá por una coalición de izquierdas. Ambos se encontrarán en el Ceepac este viernes, casi a la misma hora.

Mientras siguen las investigaciones sobre el asesinato de Cecilia Izaguirre, algunos legisladores priístas, compañeros de partido de Javier Patino, uno de los señalados como sospechosos por los que han sido detenidos como supuestos autores materiales, salieron a defender a su correligionario, afirmando que mientras no haya proceso firme todo son especulaciones y “golpeteo político” contra el tricolor y el gobernador Toranzo.

JSL
JSL