Presume Peña Nieto ante FAO “avances importantes” contra el hambre
13 junio, 2015
Obama urge al Congreso a aprobar ‘fast track’ proyecto de ley de comercio
13 junio, 2015

Opinión: Reacomodos de Poder en SLP

poder

Héctor Ramón Alonso Vázquez*

Las pasadas elecciones del 7 de junio en SLP, dejan resultados importantes para el sistema político local, porque reacomodaron el poder institucional. Podríamos comenzar esta reflexión si observamos la muy probable composición, que se sabrá de forma definitiva en las próximas semanas, del Congreso que tendrá la siguiente LXI Legislatura en los próximos tres años.

Si las tendencias en la mayoría de los distritos, que muestran los resultados disponibles que exhibe el CEEPAC en su página web[1], continúan; entonces el PRI tendría 7 diputados de de mayoría relativa (MR), y a reservas de que los cómputos oficiales den otro resultado, ya que aún faltan algunos distritos por terminar con certeza sus cómputos oficiales, la formula PRI-PVEM obtendría aproximadamente entre 4 o 5 diputados plurinominales.

En tanto al PAN, las cifras no oficiales aun hasta estos momentos, lo hacen ganador en 5 distritos de MR y tendría derecho, con reservas a cambiar el resultado, a 3 diputados de RP, con lo cual tendría un total de 8 diputados en la próxima Legislatura. El PRD triunfó en 3 distritos de MR y tendría acceso a 2 o 3 diputados de RP, con lo que tendría un total de 5 o 6 diputados; lo cual a pesar de la connotación subjetiva que se le dé, es un avance histórico de este partido en SLP, donde lo común era observar un fuerte bipartidismo en el Congreso y una baja cantidad de escaños en el Congreso para el PRD.

Respecto a partidos pequeños, que solo alcanzarían diputaciones de RP; Movimiento Ciudadano se quedaría con una, y el Partido Conciencia Popular con otra, lo cual es relevante puesto que este último partido político casi siempre ha utilizado alianzas partidistas estratégicas con partidos grandes y con posibilidades de ganar, que le aseguren un escaño plurinominal donde comúnmente se alternan el cargo padre e hijo. Esto se sostendrá, insisto, si los resultados oficiales definitivos que se den no cambian el panorama, y en dado caso MORENA pudiera acceder a un escaño plurinominal en el Congreso del Estado.

Lo anterior, demuestra un panorama distinto al que venía siendo recurrente y algo predecible en las dos últimas décadas en la política local de SLP. El poder se fragmenta de dos actores partidistas relevantes con poder de veto a tres. Esto, empero, de manera independiente al juicio subjetivo que se le pueda dar, es de suma importancia, porque obligará a buscar nuevas alianzas legislativas dentro del mismo Congreso para los temas que en específico se suban y se traten en la agenda legislativa. Esto puede augurar que veamos distintos comportamientos, alianzas y divisiones en el Poder Legislativo, en temas específicos y que causaran polarización entre  sus integrantes. Además, el Poder Ejecutivo, que quedará en manos del PRI por otros seis años más, tendrá que buscar alianzas estratégicas ya sea con el PAN o el PRD si piensa pasar temas que le resulten vitales para gobernar.

Esta situación de tener que jugar con distintas alianzas legislativas, por un lado, puede resultar positiva si se piensa en que por primera vez, en SLP hay posibilidad de articular un frente amplio de oposición que independientemente del signo ideológico partidista, genere un contrapeso sustancial al momento de discutir temas en concreto de agenda y de política pública. Por otro lado, presenta un ineludible reto para el nuevo Gobernador el cual requerirá de buen tacto y horizonte político si pretende llevar sus iniciativas públicas a buen puerto, o una confrontación entrampada.

En suma, el balance ex ante, que se puede obtener de esto es positivo para la democracia y los controles horizontales entre el poder. Pues en una institución tan importante para el Estado como lo es el Congreso, llegan nuevos actores de veto que forzarán a que en varios asuntos, la toma de decisión sea más representativa e incluyente, en vez de excluyente. Ya que por necesidad, se tendrá que ampliar el consenso requerido para tomar decisiones de dos actores tradicionales a tres.

La situación en los municipios también es relevante. Pues hasta el momento en que escribo estas líneas, el CEEPAC reconoce haber concluido los cómputos de votos en 52 municipios[2]; de los cuales 24 ayuntamientos serían para el PRI, 15 para el PAN, 9 para el PRD, 2 para el PVEM, 1 para el PNA, 1 para MORENA (que demostró poder competir y triunfar al menos en San Nicolás Tolentino y quedar muy cerca en Tanlajás), y 1 para el PT. Los municipios aun en disputa y por obtener el resultado oficial son: Coxcatlán (que se disputan por lo cerrado del resultado entre el PRI vs PAN y vs MC), Matlapa (que se disputan PAN vs PRI), Tamazunchale (que se disputan PRI vs PAN), Tamuín (que se disputan PRI vs PRD), Villa de Ramos (que se disputan PRI vs PRD) y Villa de Reyes (que se disputan PRI vs CP).

En razón de estos resultados electorales municipales, que según los datos disponibles fueron cerrados en la mayoría de los municipios, y que por ello podríamos esperar escenarios de judicialización electoral en algunos;  se constata el reacomodo entre las tres principales fuerzas políticas con presencia al interior del Estado. Y que MORENA, a pesar de todas las dificultades estructurales de inicio, pudo ser competitivo en dos municipios y triunfar en uno. Además de que las zonas urbanas del Estado con mayor población serán gobernadas por los tres partidos principales; pues en Rio Verde gobernará el PAN, en Matehuala y en Ciudad Valles el PRI, y en la Capital el PRD, junto con Soledad y Mexquitic, que forman parte de la creciente mancha urbana metropolitana.

Para cerrar, reflexiones importantes que quedan después esta elección, son: que con una participación del el 57.4 por ciento[3], el elector lejos de ser tonto o ignorante per se, hizo uso del voto de castigo para dar oportunidad a otras alternativas que nunca habían llegado al gobierno al menos en la Capital; que liderazgos carismáticos y corporativos como el de Gallardo, pueden hacer exitosa la estructura y movilización de un partido que era débil como el PRD local, y además tener importantes efectos de arrastre en relación con la votación de diputados locales y federales (sí, federales, pues el PRD potosino ganó 2 diputados de MR para el Congreso de la Unión); que la alternancia en el poder municipal es una constante y llegó para quedarse; en resumen que el poder se reacomodó, y que esto es una oportunidad para tener contra pesos de poder horizontales (entre las mismas instituciones del Estado) más amplios.

De pilón, vale la pena recordar que si queremos resultados efectivos, pues dependerá de los ciudadanos organizados, vigilar las acciones y comportamientos de los políticos, sin que como comunidad dejemos de presionar, y exigir de éstos respuestas concretas.

[1] http://prepslp.org/#/resumen/D/ Consultado el 13 de junio de 2015 a las 6:00 AM horas.

[2] http://www.ceepacslp.org.mx/ceepac/nota/id/1005/informacion/concluyen-cmputo-de-52-municipios.html Consultado el 13 de junio de 2015 a las 6:00 AM horas.

[3] http://prepslp.org/#/  Consultado el 13 de junio de 2015 a las 6:00 AM horas.

*Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública. Candidato a Maestro por el Colegio de San Luis A.C.  e-mail: [email protected]