Ex comisariado de Escalerillas vendió tierras en litigio, acusan
12 junio, 2015
Astillero, Pacto por México
Astillero: Ahí está el detalle (100.66%)
12 junio, 2015

PAN, punto de quiebre

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

¿Vienen las impugnaciones?
Tiempos de recompostura

L a conclusión del cómputo por distritos relacionados con la elección de gobernador significa para el Partido Acción Nacional un punto de quiebre respecto a la estrategia hasta ahora seguida para impugnar sonoramente los números que según esa legalidad institucional favorecen al priísta Juan Manuel Carreras.

Habrá de verse si el partido de blanco y azul sostiene movilizaciones vigorosas en demanda del “voto por voto y casilla por casilla” o todo queda en simple fuego de artificio para fines mediáticos e inscrito en los pleitos internos de Acción Nacional (maderistas contra calderonistas, con Colima y San Luis Potosí como jaleo más nacional que estatal). O, en sentido contrario, si las escaramuzas recientes y las declaraciones incendiarias se allanan ante el veredicto de las instituciones a las que el panismo tanto apego mantuvo en momentos electoralmente críticos, como la elección presidencial de 2006, cuando Felipe Calderón fue declarado ganador con un .56 por ciento de diferencia sobre su más cercano competidor.

Técnicamente, esas instituciones tan veneradas por el panismo han confirmado sus cifras anteriormente expresadas, en las que el priísta Carreras aparecía favorecido por una tendencia de 2.31 por ciento de votos por encima de Sonia Mendoza. Ya sólo restaría que el próximo domingo se entregue la constancia de mayoría al ex secretario de Educación para que esta primera fase electoral quede cerrada. Luego vendrán las impugnaciones judiciales a las que legítimamente tienen derecho los partidos. Un ciclo jurídico frente al que otros opositores han levantado movimientos de protesta en calles, plazas e instituciones públicas pero, el panismo de Sonia, ya sin las apariciones de figuras nacionales, circunscrito a su realidad local llena de divisiones y resentimientos en su contra, ¿sostendrá las banderas de protesta en alto o lentamente irá diluyéndose entre el papeleo burocrático de las impugnaciones y la denuncia testimonial?

El Partido Acción Nacional, en el nivel local, tendrá, en uno u otro escenario futuro, la necesidad de realizar una profunda introspección y de imaginar mecanismos de recompostura interna, pues de otra manera la derrota ayer confirmada por el Ceepac (y sujeta a las eventualidades impugnatorias que la ley contempla) podría significar el inicio de un periodo oscuro en el que los enconos y las pugnas subterráneas se conviertan en veneno político de largo plazo.

En el flanco priísta también será importante que, superadas las etapas de la campaña de proselitismo y del primer tramo de calificación de los comicios, Juan Manuel Carreras y su equipo realicen ajustes y correcciones, para evitar que arraigue la percepción de que la grisura y el conformismo de la administración de Fernando Toranzo pudiera tener gozosa continuidad en el siguiente periodo gubernamental. La estrategia carrerista de no confrontación directa con sus adversarios y de dejar que le favoreciera el contraste de su discurso de propuestas frente a la fogosidad oratoria de su principal contrincante, debe dar paso a una reestimulación de espíritu que muestre a un político con proyecto y viabilidad para sacar adelante a una entidad dañada largamente por administraciones que han sido abúlicas, corruptas, ineficaces o han practicado una combinación de esas características en distintas dosis.

JSL
JSL