vasectomías Jurisdicciones Sanitarias centros de salud centro de salud de villa de guadalupe
Inaugura el gobernador ampliación del centro de salud de Villa de Guadalupe
20 junio, 2015
sociedad
Ser padre, experiencia que ha cambiado con el avance de la sociedad: Rivera González
20 junio, 2015

Pasemos a la madurez política

capital

En días recientes, varios actores políticos y sus compañeros en las filas de sus partidos, han dado penosas muestras de intolerancia e inmadurez política. Lo que es denominador común esta vez, es que ninguna posición política o ideológica se salva de dar muestras de torpeza pública que no consideran ningún respeto por el ciudadano. Desde las declaraciones xenófobas del magnate republicano en los Estados Unidos, Donald Trump, pasando por el “fácil de ofender” Enrique Peña Nieto, algunas muestras de intolerancia de AMLO y su partido político, y actitudes de penosa negación ante la derrota, de varios políticos en el PAN local y nacional.

Por un lado, las muestras de intolerancia política se dan en actores políticos y sus respectivos partidos, que parece que tienen la piel muy delgada ante las críticas externas que se les hagan. Una de las fuertes críticas provino de la politóloga Denise Dresser en contra de la posición política de AMLO; a la cual, en pocas palabras considera como anti moderna, anti liberal, y poco práctica. Y si bien en lo personal se puede estar a favor o en contra de los argumentos de Dresser; ello no implica que el que no nos guste lo que dice, ponga de inmediato a esta profesionista en la fila de los “traidores a la patria”, como lo sugiere este video (http://regeneracion.mx/tendencias/famosos-traidores-a-la-patria-video-de-hugo-sadh/)  disponible en la página de noticias Regeneración, que es un medio formado por colaboradores afines al partido de Andrés Manuel, y dónde de una manera apegada al estilo de la farándula, se expone el porqué personas con posiciones adversas a las del proyecto de MORENA serían “traidores”.

Lo anterior, se puede sumar a una ola de fuertes señalamientos personales que varios personajes de MORENA en SLP, hicieron en contra del Consejero Electoral del CEEPAC: Martín Faz, luego de unas declaraciones que pasaron por la prensa y quizá sacadas de contexto, donde el Consejero supuestamente sugirió que Morena perdería el registro local como partido, ante los números de votos que aun eran procesados el 10 de junio pasado[1]. Y si bien el Consejero planteó solo un posible escenario, las reacciones que desde el partido local de AMLO hicieron en su contra, fueron de plena intolerancia ante una declaración que se hizo pública. A fin de cuentas en SLP, Morena no solo conserva el registro, sino que también logró un diputado local, lo cual implica que nuestro sistema electoral le garantizó un escaño con los votos que le favorecieron.

En el plano nacional, AMLO declaró hace muy poco[2], que los asuntos que competen a los derechos de personas homosexuales, o el derecho al aborto, no son temas tan prioritarios en la agenda política de Morena como para impulsarlos en un primer plano; ya que el resolver el problema de la “deshonestidad” y la “corrupción” es el asunto prioritario para su posición política y para su partido. Estas declaraciones resultan, por decirlo menos, desatinadas si desde una posición de izquierda se pregona por la igualdad y la ampliación de derechos para todas y todos sin distingo de su sexo o condición social. Y si bien el combate a la corrupción es el principal tema en la agenda de Morena, esta no debería minimizar otras luchas, igual de importantes, por la ampliación de derechos.

Si tales declaraciones, son un movimiento estratégico de AMLO, pues sugiere entonces que prefiere encontrar aliados en las jerarquías del poder de la confesión católica, que con otros sectores sociales de la izquierda. Esto contrasta con el discurso de la “superioridad moral” de la izquierda que representa Morena, la cual se autocalifica como “pura”, pues no justifica alianzas con aquellos políticos que le hicieron el juego a la “mafia” y a Peña. Y en este sentido, demuestra la obstinación de AMLO por seguir remarcando en su discurso, que él encarna la “única” alternativa política viable ante el 2018.  Bien haría él y su partido, en no silenciar voces que no les gustan con respuestas pueriles del tipo: si me criticas me enojo y te ninguneo, en vez de; si me criticas debato y respeto tu postura, y no por ello te suprimo.

La posición necia de negar otras posturas, o de encerrarse en el discurso de la confrontación y la paranoia de ser víctima de ataques de la “mafia del poder”, demuestran rasgos de inmadurez política que solo convencen a quien ya sigue con fidelidad ciega a AMLO; pero insisto, en que desde esta postura, poco les importa convencer con otros argumentos o debates de ideas y de proyectos; al ciudadano que llega indeciso y con voluntad de escuchar propuestas a los procesos electorales. Parece ser que AMLO sigue en la línea dura de su discurso y a eso le apuesta en el 18. Entonces si no cambia ese estilo discursivo y de hacer política, hablarán los números de esa futura elección.

Andrés, bien podría mirar actitudes ejemplares al interior de su mismo partido. De gente joven que debate ideas y proyectos, en vez de quedarse inmóvil en el discurso confortativo y de línea dura, y aquí, escribo por lo que he visto en persona; como es el caso de la candidatura por el Distrito VII local en SLP. Dónde la candidata de Morena dialogó de manera ejemplar, conociendo datos y argumentos sólidos, con el candidato del PAN al también VII distrito; en un evento realizado en mayo por la Universidad Marista. Esta posición, proactiva y propositiva, y el trabajo diario de sol a sol de la joven candidata, le sirvieron para cosechar más votos, que los del candidato a Presidente Municipal de su mismo partido, quien adopto el discurso de confrontación de AMLO al plano local, lo cual se vio reflejado en pocos votos, y en la misma línea inefectiva: de que Morena convenza a quien ya está dentro del partido, en vez de los de afuera.

Por otro lado, este tipo de inmadurez política y de intolerancia en general también se da desde la derecha política. Pues incluso en Estados Unidos, las declaraciones xenófobas, con pleno dolo, ignorantes e inoportunas de Donald Trump; poco abonan o ayudan, a que el Partido Republicano se gane las simpatías de un muy buen número de electores latinos que además es cada vez mayor. De seguro, ese discurso caricaturizado de la ultraderecha conservadora norteamericana le será contraproducente.

En México, el PAN también mostró muestras grandes de torpeza e inmadurez política. Al menos, cuando en el caso de SLP; no se aceptaron los errores que su candidata a la gubernatura tuvo desde su peleada precampaña que dividió al panismo local, y la difícil campaña electoral. En vez de hacer auto crítica y reconocer que es lo que falló para mejorar; después de la elección, la candidata entro en una fuerte crisis de negación ante la derrota. E incluso llamó al Presidente Nacional de su partido, para que trepado de una reja en el edificio del CEEPAC; exigiera el “voto por voto, casilla por casilla”. Sin duda un contra sentido, pues en la crisis postelectoral del 2006 el PAN y Calderón no cooperaron mucho para aclarar el cerrado resultado de entonces. Bien haría el PAN local en pasar por un proceso de autocrítica consciente, para renovar a sus cúpulas, y buscar con diferentes actitudes mejores resultados en el futuro.

Por último, Enrique Peña Nieto también lloriquea si se le critica. Más bien se le ofende, como dijo el Secretario de Educación Emilio Chuayffet[3] si se dudaba sobre la voluntad del Presidente sobre la aplicación de la muy cuestionada evaluación docente. Ahora bien, esta actitud en el tono del discurso presidencial, presenta una buena dosis de narcisismo y de piel delicada, que olvida que en democracia no solo existe la posición oficial, o una única voz; sino que hay muchas, y se debe dialogar y reconocer al otro para llegar a un acuerdo político que sea socialmente útil.

Ante todo esto, mi conclusión es que; tenemos que exigir más responsabilidad al político, se tiene que exigir respeto por el ciudadano. Por esas razones, es importante que pasemos de actitudes infantiles y cerradas; a la madurez política que reconozca y respete las legítimas posiciones de otros. No es cuestión de ideologías, es cuestión de madurez y mayor institucionalización del espacio público y su calidad.

[1] http://pulsoslp.com.mx/2015/06/10/morena-panal-y-pes-adios-a-dinero-publico/

[2] http://www.animalpolitico.com/2015/06/para-lopez-obrador-legalizar-el-aborto-y-el-matrimonio-gay-no-es-algo-tan-importante/

[3] http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/habra-evaluacion-y-quien-piense-lo-contrario-ofende-al-presidente-chuayffet.html

Hector Alonso Vázquez
Hector Alonso Vázquez
Politólogo por la UCEM; Candidato a Maestro en Asuntos Politicos y Políticas Públicas, por el COLSAN.