El espectáculo y su espectador
23 febrero, 2015
A la prensa de AL: se digitaliza o crisis
23 febrero, 2015

Percepción de inseguridad

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

Asaltos en varias zonas
Las finanzas municipales
El asesinato en Lagunillas

Ricarlos I

A  pesar de los anuncios oficiales de que la seguridad ha mejorado en la capital, la percepción de la ciudadanía no ha mejorado, con la ocurrencia cada vez más pronunciada de asaltos en varias zonas de la mancha urbana, concentrándose en los últimos días en la Zona Industrial y en Lomas, donde tanto trabajadores en una como clientes de negocios en la segunda han sido víctimas del delito, sin que hasta el momento se haya detenido a los culpables de asaltos y extorsiones.

Este fin de semana pasado, incluso se registró un incendio en un restaurante de alto perfil, que aunque no dejó víctimas ni heridos, sí causó cuantiosos daños materiales, y aunque hasta ahora se maneja la hipótesis de un cortocircuito como la causa, cabe recordar que en redes sociales e incluso en encuestas del Inegi, se había estado señalando en varias partes del estado amenazas contra empresarios y locatarios por parte del crimen organizado, donde exigirían delincuentes a los propietarios de negocios, sumas de dinero a cambio de no causarles daño a sus sitios de trabajo y locales.

CampanaMientras tanto, el alcalde capitalino, Mario García Valdez, en un arranque de “sinceridad” que habría sido grabado sin su conocimiento durante una reunión privada, admitió que el ayuntamiento potosino está prácticamente en quiebra, apenas con la capacidad para cubrir su gasto corriente, y tal vez terminar de pagar la deuda que mantiene con sus proveedores, pero sin poder hacer obra pública o reparaciones básicas en la ciudad.

Esto contrasta fuertemente con las declaraciones del tesorero y él mismo sobre que dejarían a la capital con “finanzas sanas”, al terminar su mandato este año. Se debe aún la mitad de la deuda heredada por Victoria Labastida, sin que hasta el momento se haya ejercido acción penal contra ella o los principales funcionarios de su administración.

Esta situación ya ha sido reclamada en ocasiones anteriores, llegando algunos regidores incluso a acusar a contralores y auditores por igual, de estar encubriendo el quebranto que la gestión labastidista hizo contra el gobierno municipal.

Incluso hubo en las semanas y meses anteriores declaraciones tanto de la Auditoría Superior del Estado como incluso de la Procuraduría de Justicia, diciendo sobre el caso que ya tienen investigaciones a punto de culminar para emitir órdenes de aprehensión contra varios empleados de aquella administración, pero los meses han pasado y nada se ha sabido al respecto.

CampanaY en el escenario político, el PRD aún no pierde la esperanza de que se logre la alianza de las izquierdas, ahora que nombrando candidato a Fernando Pérez Espinosa causaron la ruptura con el Movimiento Ciudadano, que tiene como abanderado a Eugenio Govea. Esperan que la necesidad electoral haga que la postura del sancirense se ablande y, si no van juntos con la candidatura a gobernador, al menos sí lo hagan en las menores, en las cuales una división podría dejar a más de un partido sin representación plurinominal siquiera.

Mientras en el PRI, al acudir a registrarse, el candidato Juan Manuel Carreras lamentó la pérdida de la lideresa Cecilia Izaguirre en Lagunillas, asesinada mientras se dirigía a su trabajo en aquel municipio. Este homicidio ha hecho surgir suspicacias al interior del PRI, pues entre los sospechosos del crimen se encuentran incluso diputados suplentes que estarían coludidos con bandas de cuatreros que operan en la zona Media, y que hasta hoy no han sido detenidos.

De probarse esta hipótesis, implicaría que dichas bandas, que han estado campeando en la región por años, robando hasta tres cabezas de ganado semanales a cada propietario menor, según declaraciones de campesinos de la región, han estado contando con protección de algunos actores políticos.

Badajazos

Una mujer de 37 años, en el municipio de Tamazunchale, fue detenida por supuestamente haber ingerido un medicamento que le causó un aborto, antes de las cinco semanas, sustentando el arresto por dichos del personal médico. No es la primera vez que se detiene a una mujer por una causa semejante, ya en años pasados el Poder Judicial del Estado debió revertir una condena contra una mujer también de la Huasteca, en Tamuín, al comprobarse que las declaraciones de las mujeres en condición delicada de salud fueron prácticamente obtenidas bajo presión.

En un estado con más de 60 abortos registrados por la Coespo, el problema podría no estar en el proceso, sino en la legislación por sí misma, que a decir del Grupo de Información en Reproducción Elegida, no hace sino criminalizar a la mujer.

JSL
JSL