evaluación
Acudió a evaluación, 73.4% de docentes registrados: SEP
5 julio, 2015
referendo
Sólida participación en reñido referendo griego
5 julio, 2015

Periodismo en tierra adversa

periodismo

Oaxaca, Estado multiétnico, espacio que puede ser visto desde una perspectiva pintoresca y folclórica por los turistas que la visitan… y que por otra parte, puede resultar doloroso y complejo para quienes decidimos vivir y residir en dicho Estado en algún momento de nuestra vida.

Año 2011… el objetivo… llegar a Oaxaca de Juárez (Capital)… viaje peculiar… más de 12 horas de camino desde el centro de la republica… transbordo de varias horas, trayecto por caminos derruidos… sin terminar de construir… (Ulises Ruiz dejo muchas obras a Gabino Cué sin terminar…) y después de otras dos horas de viaje desde la capital del Estado (Oaxaca de Juárez), por caminos que parecían los lugares de batallas de varios ejércitos, por lo accidentados y peligrosos… se llegó a Miahuatlán de Porfirio Díaz.

Municipio ubicado en la entrada de la Sierra Sur, es un lugar de poco más de 40,000 habitantes… cielo azul… poco urbanizado… donde al año 2015 confluyen una universidad, un batallón militar y un penal de máxima seguridad… donde la cotidianidad es por demás compleja y donde la pobreza y la desigualdad es algo cotidiano… maravillosas personas… se fajan ante la vida trabajando mucho… mucho.

Alrededor de las 7:00 a.m. antes de ir a laborar, un servidor y la mayoría de la población, nos poníamos a escuchar e informar a través de un noticiero matutino (también existía su versión vespertina), difundido a través de una radio anteriormente llamada “La Consentida” y posteriormente llamada “La Favorita”, unificadas bajo el lema “La Voz de la Sierra Sur”, en el 103.3 FM.

Noticiero liderado por un locutor de nombre Filadelfo Sánchez Sarmiento… hombre ameno, conocedor de su negocio, trabajador y disciplinado… voz agradable al oído… su fórmula era sencilla… informar a la población de los temas y noticias que acontecían en Oaxaca de Juárez, capital del Estado, así como en Miahuatlán de Porfirio Díaz y municipios aledaños, rancherías y poblados conurbados… directo y en ocasiones critico a la elites políticas del municipio y del Estado… muchas veces en su noticiero se determinó la agenda pública del Gobierno Municipal.

Más de una ocasión señaló al aire que la gente buena y trabajadora laboraba desde temprana hora… con el amanecer… mientras que las autoridades municipales no lo hacían bajo esa tesitura… se podía estar de acuerdo o no con él, pero lo que sí, es que tenía muchísima influencia entre la población de Miahuatlán de Porfirio Díaz y sus alrededores.

Siempre acompañado por su colaborador deportivo Chevedo Blas, amenizaba e informaba a la población de los sucesos y causas de interés… asimismo obtenía ingresos por publicidad, difundiendo los negocios propios de la localidad en el mismo noticiero.

Hace un par de días… el 02 de Julio de 2015, alrededor de las 09:00 a.m., el locutor  Filadelfo Sánchez Sarmiento, de acuerdo con varios diarios Oaxaqueños… recibió 7 de 9 balazos que le hicieron desconocidos a la salida de la estación de radio “La Favorita”, después de terminar su noticiero matutino… de acuerdo con reportes policiacos fue interceptado por varias personas quienes lo ultimaron.

Recuerdo un artículo escrito por Elisa Ruiz Hernández, en el año 2014, titulado “Noche de poesía en tierra de hombres violentos”, (http://www.vozdelsur.com.mx/oaxaca/53793-cafe-literario-noche-de-poesia-en-tierra-de-hombres-violentos.html) donde el mismo locutor hoy asesinado señalaba la violencia existente en su localidad y que aún bajo esas consideraciones, consideraba que para contrarrestar la misma, la poesía era un arma.

En Miahuatlán existe gente maravillosa y bondadosa, pero también como en el resto del país existe una minoría que apuesta por el ejercicio de la violencia y que cada vez gana más espacios, pero no solo en este municipio… en México cada día son calladas muchas voces de periodistas y locutores… cada día el micrófono y la pluma son combatidos por las balas… es un enfrentamiento en desventaja.

El caso de Filadelfo es ejemplificativo… la crudeza de las fotos que algunos medios noticiosos de Oaxaca muestran de su asesinato… de su ultimación a plena luz del día… en horas de la mañana… en un calle transitada… su cuerpo tendido a media calle… es un golpe muy duro para quienes más allá de otros intereses realizan la actividad del periodismo y la alocución radial por necesidad o por convicción.

Pero la violencia contra el periodismo no sólo se suscita en Oaxaca, esa violencia se suscita al norte, al sur, al centro, al este, al oeste del país… en los espacios municipales… fuera de las grandes urbes o ciudades capitales… sobretodo donde no existen los reflectores… ni el seguimiento para evaluar las condiciones en que los periodistas y los locutores ejercen su trabajo cotidiano.

En esta columna el día de hoy decidimos guardar las comillas y el uso excesivo de los signos imperativos, para dar pie a una reflexión crítica de lo que significa hacer periodismo en una tierra adversa, esa tierra no es Oaxaca, no es Miahuatlán, es todo un país donde la violencia está latente día con día y donde ejercer el periodismo es cosa cada vez más arriesgada.

A la familia de Filadelfo Sánchez Sarmiento y a su equipo de trabajo nuestro más sincero pésame.