reforma energética
México SA: Pemex: 24 años de privatización
12 agosto, 2015
Contra los raptores
12 agosto, 2015

Israel López Monsivais

“Aunque se sufra como un perro, no hay mejor oficio que el periodismo”.
Gabriel García Márquez

E l miércoles pasado en el estadio Monumental se coronaba en la Copa Libertadores de América el River Plate, pasándole por encima a los Tigres. Momentos antes del juego reporteros gráficos se manifestaban contra la violencia en México, con carteles en mano exigían: “Basta de genocidios”. De igual forma lo hicieron escritores e intelectuales italianos, eco internacional pidiendo justicia para esclarecer el asesinato de cuatro mujeres y el fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril.

Autoexiliado en el Distrito Federal por el acoso recibido del gobierno de Veracruz, el corresponsal de Cuartoscuro y Proceso huyó por la política estatal de sometimiento a la prensa local. Con plata para comprarla y con hierro para callarla (mecanismo que se utiliza en todas las entidades). Sólo en el estado de Veracruz van doce asesinatos en la administración de Javier Duarte; en todo el país suman cien periodistas muertos, por lo que estamos dentro de las diez naciones con más violencia a comunicadores.

Reconozcamos que los fotoperiodistas nos narran las noticias y la historia de la humanidad en imágenes, oficio riesgoso de alta peligrosidad. Su ídolo es Robert Capa, el mejor fotoperiodista de la historia. Descendió en Normandía el 6 de junio de 1944 entre las balas y los soldados aliados para la liberación de Europa; fundó la primera agencia de colaboración para fotógrafos independientes del mundo, Magnum Photos.

A pesar de que la Constitución en su artículo sexto garantiza la libertad de expresión, en México se ha perseguido a periodistas, escritores y comunicadores que se han atrevido a criticar al sistema. Plata o hierro, el modelo de comunicación utilizado por los gobiernos. Recordaré algunos casos de represión: al monero Eduardo del Río, Rius, lo persiguieron en el sexenio de Díaz Ordaz como lo describe en sus memorias, Mis confusiones.

En los años de la guerra sucia se dio el golpe al periódico Excelsior (1976), dirigido por Julio Scherer y Vicente Leñero. Gustavo Sainz, escritor que acaba de abandonar la vida terrenal, fue perseguido en el sexenio de José López Portillo por su novela La princesa del Palacio de Hierro. La política de Los Pinos es y será: pago para que no peguen.

Soy de los que cree que Enrique Peña Nieto no es un hombre de Estado, han pasado ya varios días y no se ha manifestado ni enviado sus condolencias a los familiares de las víctimas del asesinato de la colonia Narvarte. Indiferencia total. Comparándolo con su homologo francés, Francois Hollande, que cuando fue el atentando contra el semanario Charlie Hebdo, encabezó con 50 líderes mundiales y más de un millón de ciudadanos franceses las manifestaciones contra los asesinatos.

Sorprende comprobar que algunos legisladores potosinos como el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Martín Álvarez Martínez, tiene la concepción de que por los convenios firmados con los medios de comunicación son intocables a la crítica. Esto tras ser cuestionado por el destino de 19 millones de pesos en dádivas, declaró: “También deberían de preguntarle a la ciudadanía qué les parece que el Congreso erogue 30 millones de pesos por pagos a los medios de comunicación”.

Si bien sus declaraciones no son una amenaza directa, entre líneas se entiende que desde su percepción equivocada, al realizar un convenio entre las autoridades y los medios de comunicación son para que no se les critique. Cualquier organismo público tiene la obligación de informar a los ciudadanos de sus actividades (Ej. modelos públicos críticos BBC y The Guardian). Sin embargo, no por esto se va a silenciar a los periodistas, columnistas y articulistas. Ni toda la plata del mundo callará a los comunicadores éticos que desean informar, ni con hierro ocultarán las atrocidades del país.

Twitter: @francotiradort1

Israel López Monsivais
Israel López Monsivais
Abogado y Maestro en Gestión Pública; Catedrático, FCA, UASLP.