Pistas de éxito del periodismo en Internet
26 octubre, 2015
reforma energética
México SA: ¿Más consumo?
26 octubre, 2015

Protección y seguridad para todo el estado

Carlos López Torres

L a comparecencia del titular de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, el general en retiro Arturo Gutiérrez García, en el espacio del Congreso del Estado, es ocasión inmejorable para que los legisladores aborden de manera integral el grave problema de la seguridad pública en la entidad.

A escasos dos días de haberse firmado el acuerdo de Coordinación Operativa en Materia Policial, entre el gobierno del estado, el ayuntamiento de San Luis Potosí y el de Soledad, respectivamente, el secretario de la SSPE deberá no sólo informar de manera precisa sobre el contenido del acuerdo y sus alcances, a partir del diagnóstico que uno supone soporta el documento signado.

Un clamor popular no visto ni escuchado por la autoridad estatal y las municipales, tiene que ver con la desconfianza que en los últimos años se han ganado a pulso las corporaciones encargadas de la protección y seguridad de los ciudadanos.

No se trata sólo de que los elementos policiacos sean realmente garantes de la tranquilidad perdida en las cuatro regiones el estado, sino del hecho que, lejos de propiciar la convivencia pacífica, se han convertido en alteradores del orden, cómplices de la delincuencia y hasta verdugos en muchos casos de quienes pagan sus salarios.

No se trata sólo de corregir algún yerro en la designación, como ha ocurrido en el caso de la defenestración del comandante de la riesgosa región Huasteca Sur, sino de depurar de malos elementos las corporaciones a partir de una valoración de los resultados obtenidos durante el sexenio en materia de combate a la delincuencia.

El uso excesivo como guarros o guardaespaldas de cientos de agentes de la SSPE, en detrimento de la función pública que debieron desempeñar, no sólo devino en un vacío que pasó a ocupar de inmediato el crimen organizado, sino en la carencia de procedimiento científicos para hacer eficiente y efectiva la lucha contra la delincuencia.

Por ello no es nada raro el uso de la tortura como método de investigación y obtención de información de una buena parte de los policías, especialmente los de la SSPE. La labor de inteligencia de las fuerzas responsables de salvaguardar la de seguridad en el estado, prácticamente es inexistente como lo demuestra la implantación de diferentes células y grupos desde hace dos sexenios a lo largo y ancho del estado.

Ahí están los recientes acontecimientos escenificados en el municipio de Ébano, donde un ciudadano fue asesinado en su propia casa frente a su familia y otro fue levantado, independientemente de los últimos secuestros silenciados que patentizan la innegable existencia de criminales. En el Altiplano la extorsión está a la orden del día y en la zona Media por lo consiguiente.

Acuerdos como el firmado entre el titular del Ejecutivo y los dos presidente municipales, deberían extenderse a otros municipios a partir del análisis de la situación concreta, dada la vulnerabilidad probada de las autoridades municipales, la falta de elementos policiacos capacitados y probados.