Denuncian comuneros de San Juan de Guadalupe nuevo intento de despojo
24 diciembre, 2014
reforma energética
México SA: Ficrea: otra raya al tigre
24 diciembre, 2014

¡Que los mantenga el gobierno!

Carlos López Torres

N o son noticia nacional por su eficiencia o eficacia, o por su compromiso con los electores a quienes dicen representar, aunque su distanciamiento con el pueblo es abismal. No, son nota destacada porque se embolsaron buena cantidad del presupuesto del Congreso del Estado en autoasignarse los más elevados aguinaldos de todos los diputados del país.

Son los mismos legisladores que han sido incapaces de ejercer un verdadero rol de contrapeso al “doctorcito de pueblo” que una y otra vez los ha ninguneado como titular del Ejecutivo. Son los mismos que se opusieron al presupuesto millonario enviado por el ciudadano que dice gobernar para todas y todos, aunque buena parte será entregado a los empresarios extranjeros con el consentimiento acrítico de ellos. Son, en fin, los exhibidos en la prensa nacional por sus excesos compensatorios como si el dinero repartido en aguinaldos y otros alcances fuera de ellos.

¡Que los mantenga el gobierno! reza el viejo refrán, cuando señala a quienes se propasan en los favores recibidos o gastos asignados; si bien en el caso potosino no constituye desmesura alguna apuntar asimismo que el gobierno torancista tampoco tiene límite, aunque no logre lucir el presupuesto elevado que se le ha venido asignando. Tal para cual.

En medio de ese manejo corrupto del presupuesto, uno no sabe quién será el verdadero destinatario del mensaje de Aurelio Nuño, jefe de la oficina de la Presidencia de la República, cuando en una parte de su discurso en Ecatepec afirmó: las resistencias (a los cambios) vienen de los que no desean perder privilegios y de quienes creen que no todos merecen las mismas oportunidades.

¿Se refería acaso a quienes impugnan las designaciones de obras encubiertas bajo licitaciones arregladas? O bien ¿a quienes desde el poder con su actuación son responsables de la “impunidad, pobreza, desigualdad, violencia y corrupción, los verdaderos enemigos”?

Ante la omisión del alto funcionario de la Presidencia, asesor permanente de Peña Nieto, quien no señaló nombres o grupos de oligarcas destacados resistentes a los “cambios profundos”, a uno no le queda más que pensar que algunos de los rasgos afrentosos señalados por Nuño Mayer corresponden a un sistema que ha prohijado como compañeros de viaje a un puñado de beneficiarios de la riqueza que muchos producen con su esfuerzo cotidiano, aunque con las llamadas reformas estructurales, estancadas afortunadamente, el espectro de los explotadores se abre a las trasnacionales cuya aportación más significativa tiene que ver con la depredación de nuestras riquezas naturales.

El cambio en curso, cuyo paso obligado lo ha constituido el desmantelamiento de la superestructura jurídica, con la consabida pérdida de los derechos sociales adquiridos de millones de mexicanas y mexicanos, que ya de inicio ha representado mayor empobrecimiento, más desigualdad, violencia y corrupción con la respectiva impunidad con que vienen actuando los integrantes de la clase política, no importa a nuestros “representantes” populares quienes no se cansan de levantar el dedo para aprobar cuanta reforma o armonización les envíen sus jefes, a cambio de permitirles lo que los diputados entienden por soberanía: que se les permita ejercer su presupuesto. ¡Que los mantengan las trasnacionales!