Ambulantes se manifiestan a las afueras de Palacio de Gobierno
10 diciembre, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Censuran al Parlamento Europeo por posponer reunión con el GIEI
10 diciembre, 2015

Rehenes

Óscar G. Chávez

Era previsible el desenlace inmediato de la batalla entre el Ayuntamiento y los vendedores ambulantes que se habían apropiado por años del centro histórico de la ciudad. Resulta curioso, sin embargo, el hecho que la autoridad municipal hubiera dado marcha atrás luego de la exitosa acción de desalojo y de haber logrado una aprobación casi unánime por parte de la ciudadanía de la capital.

Mientras diversas organizaciones de comerciantes y ciudadanos expresaron su decepción ante la claudicación, en apariencia temporal, de la alcaldía al permitir la reinstalación de ambulantes por la cercanía de las fiestas navideñas, el diputado Gerardo Serrano Gaviño, quien mediante su diarrea verbal pareciera un opositor férreo y permanente contra el alcalde capitalino, o un golpeador a sueldo de poderoso empresario inmobiliario, ha pontificado y expresado en medio de un halo de sapiencia que se carece de una estrategia para retirar a los ambulantes.

Pareciera que su falta de pericia en materia legislativa busca matizarla a partir de permanentes ataques al alcalde, que si bien no resultó ser la panacea que muchos esperaban en materia de problemática urbana y administrativa, sí considero que tiene mucho más oficio político e inteligencia que el joven legislador.

Es casi un hecho que la estrategia de populismo de Ricardo Gallardo, que bastante éxito le generó en el municipio vecino, está siendo echada a andar también en la capital; ha logrado realizar algunas acciones aparatosas en diversas partes de la ciudad, y dirigidas a los sectores que ha identificado como los más críticos, o útiles según se quieran ver, que le han permitido ir adquiriendo cierto grado de aceptación entre éstos.

Lógico es por tanto, especular que la aparente ausencia de estrategia no es otra cosa que una táctica gallardista para ganar adeptos dentro del mismo sector de los ambulantes y con posterioridad convertirlos en elementos generadores de votos a su proyecto de gobierno, y no me refiero a la gestión actual.

La aparente falta de visión del alcalde no es otra cosa que un mimetismo camaleónico con el que se conducirá a lo largo de su gestión. Resulta prácticamente imposible pensar que el hombre que logró apoderarse de toda la estructura ejecutiva y operativa del PRD, no haya resuelto ya la negociación que emprenderá directamente con los ambulantes. Claro es que la estrategia va dirigida a los comerciantes como individuos, no como integrantes de una organización en la que pasará por alto a sus dirigentes.

Es la premisa divide y vencerás la que utilizará Ricardo Gallardo para poner de su lado al comercio ambulante llano, y desarticular las estructuras con las que cuentan hasta ahora las diversas organizaciones de comerciantes ambulantes informales.

* * * * * *

Por otro lado la aparente claudicación frente al ambulantaje y el indicador de impopularidad que le ha alcanzado de nueva cuenta, serán matizadas al canalizar mediáticamente la liberación de su hijo recluido en un penal en el estado de Guanajuato. No es necesario gozar de una excelente memoria para recordar que mientras algunos sectores festejaron su detención a principios de este año, la mayoría de los ciudadanos soledenses, e incluso algunos solidarios capitalinos, consideraron el acto de detención y encarcelamiento como una estrategia política dirigida a impedir su participación en el pasado proceso electoral.

Sin embargo, el mayor capital político de los Gallardo fue precisamente la encarcelación del hijo, que al tiempo que lo convirtió en un elemento central del martirologio político, permitió que su padre alcanzara mediante una victoria atronadora la alcaldía de la capital.

En estos momentos la acción de las autoridades penitenciarias del centro en el que se encuentra recluido Gallardo hijo, al no otorgar su liberación inmediata, en atención a los dictados de la justicia federal, lejos de representar un revés en la trayectoria de padre e hijo, constituye un triunfo más que los posiciona como víctimas de un sistema corrupto, que a todas luces bloquea a aquellos que hacen realmente algo en beneficio de los más necesitados.

A esto vienen a sumarse en favor de los mismos, las permanentes declaraciones de victimización por la prensa y frente a la prensa, que en días pasados ha realizado el alcalde; así algunos sectores podrán suponer que la innegable labor de apostolado que realiza en aras del bien común, está siendo menoscabada por la infame labor que en su contra disponen los mismos medios de comunicación.

* * * * * *

Si la mentalidad prístina y naif del legislador Serrano es la que le lleva a pensar la ausencia de una estrategia por parte del alcalde, su capacidad de gestión política es la que le debiera de recomendar acercarse a él, ya que los reveses sufridos recientemente por su padrino el Chato López, le obligarán a requerir la figura de un gestor frente a la autoridad municipal.

Bueno hubiera sido que antes de convertirse en un inexperto y mediocre legislador, buscara el padrinazgo del alcalde, a cuyo cobijo –finalmente recorre la senda del lacayaje– hubiera obtenido un desempeño mucho más promisorio. Y que al menos le permitiera vislumbrar los alcances del blanco de sus insostenibles críticas.

Así, mientras el diputado es rehén de su incapacidad política y su diarrea verbal, la ciudad y los potosinos nos convertimos en rehenes por partida doble: rehenes del comercio ambulante, rehenes de los Gallardo.