Chivas empata con Cafetaleros y avanza a octavos de Copa MX
20 febrero, 2019
La ejecución de Samir
21 febrero, 2019

Renuncia de Gallardo Cardona y el declive del PRD potosino

María Elena Yrízar Arias

Con el argumento de que el PRD se alejó demasiado de lo que es una verdadera izquierda y está tomando decisiones contrarias a esta ideología y a los intereses de los mexicanos, el diputado federal potosino José Ricardo Gallardo Cardona, este martes dio madruguete a su partido político, el PRD, renunciando a su militancia luego de 17 años de ser perredista. Lo dijo en una conferencia de prensa en la Ciudad de México, llevándose con él a ocho diputados del mismo partido, para convertirse todos en independientes. La difusión de la noticia se dio por todos lados y las reacciones también. Se convirtió en noticia nacional, que ha dado lugar a muchos comentarios y suspicacias en el sentido de las sospechas de que posiblemente Gallardo Cardona acordó con el coordinador de Morena en la Cámara, el diputado Mario Delgado, su salida del PRD, y al hacerse independiente, los votos de esos diputados podrían secundar las propuestas de Morena.

Es bueno saber qué es lo que hace y significa ser coordinador de una bancada política en la Cámara de Diputados. Pues bien, el coordinador tiene la obligación de defender las posturas políticas de la dirigencias nacionales de su partido ante los demás diputados de otras fracciones partidistas como son del PAN, PRI, Morena, Encuentro Social, PVEM, Movimiento Ciudadano y PT al interior de la Cámara de Diputados, donde se discuten en comisiones las propuestas de leyes que luego de ser aprobadas en las comisiones, pasan a el Pleno de los Diputados, para ser votadas.

Para los perredistas la renuncia de Gallardo Cardona y sus ocho acompañantes es una terrible deslealtad política. Bueno, eso no está sujeto a discusión, tampoco lo está el hecho de que descobijaron al PRD y provocaron que su partido se redujera a 10 diputados. Lo que en términos prácticos, el poder del PRD al interior de la Cámara, se redujo a la mitad de lo que fue inicialmente y provocó un cisma que les movió el tapete.

Para que Gallardo Cardona tomara esa decisión debió ser necesario que llegara a algún acuerdo con el coordinador de Morena, Mario Delgado, para dejar el PRD y desde el estatus de independiente, él y sus diputados entonces podrían apoyar a Morena y de paso a las iniciativas del Presidente. Lo que le ahorra al presidente AMLO tener que verles la cara a los del PRI y PAN para buscar acuerdos que se coinvirtieran en votos a favor de sus propuestas, como es ahora el caso de la Guardia Nacional y de allí en adelante, ser comparsa con Morena para el futuro inmediato.

Gallardo Cardona supo aprovechar la coyuntura política, lo que se confirma con la declaración que hizo ayer, donde dijo:” Estábamos yendo en contra de decisiones del presidente (AMLO) nada más por ser contreras, pero eso atenta contra los ciudadanos”, reveló en exclusiva para códigosanluis.com el diputado federal independiente y agregó: “No podemos estar esperando que al presidente le vaya mal para que el PRD pueda resurgir”, y se alegró porque justo anteayer por la noche la Cámara de Diputados tipificó como delitos graves la corrupción, el huachicol y los delitos electorales, entre otros, logro del que fueron partícipes, con sus votos él y los demás diputados independientes. Aquí se ve claramente que ese fue el fin de renunciar.

En San Luis Potosí, se sabe que el gallardismo es una gran corriente al interior del PRD  y que partido y gallardismo iban de la mano, este partido creció con sus aliados del vecino municipio de Soledad de Graciano Sánchez y que existe el peligro que los militantes seguidores de Gallardo podrían renunciar a su partido, lo que lo mermaría mucho.

Sin embargo, el dirigente estatal de Morena, Sergio Serrano, dijo que en su partido no hay cabida para Gallardo, lo anterior posiblemente lo declaró pensando en esa posibilidad, pero no se acordó que las afiliaciones a Morena están suspendidas y, además, la presidenta nacional de ese partido ha dicho que quien aspire a ese partido, tendría que hacer méritos previos. Que en este caso, nada tienen que ver con Gallardo. Porque Gallardo desde la fracción independiente seguirá siendo el coordinador de sus compañeros, desde donde puede operar políticamente, entonces, prácticamente él no perdió nada, pues quedó bien posicionado en la Cámara y no necesitaría aspirar a Morena, no podría ser el coordinador. Entonces, es claro que hizo su propia fuerza política al interior de la Cámara, donde más le vale ser cabeza de ratón (coordinador de los independientes) que cola de león (en el caso de Morena).

El PRD en San Luis al menos fue más realista y declararon que se ven afectados con la decisión de salir de Ricardo Gallardo Cardona. También Érika Briones, presidenta municipal de Villa de Reyes, opina que la renuncia de Gallardo debilita al PRD, mientras que el presidente municipal de Soledad, Gilberto Hernández Villafuerte, expresó que la decisión del diputado federal Ricardo Gallardo Cardona de renunciar al PRD es respetable.

La pérdida progresiva de la fuerza, intensidad e importancia del PRD se inició a partir de las últimas elecciones del 1 de julio pasado, cuando Ricardo Gallardo Juárez, padre de José Ricardo Gallardo Cardona, no ganó la reelección en la presidencia de San Luis, porque había sido debilitado por acusaciones de posibles corruptelas en su administración, y aunque su hijo Ricardo fue candidato a diputado federal, los votos al PRD también fueron mermados.

Aquí el más beneficiado de la renuncia de Gallardo es el gobernador Juan Manuel Carreras, porque si bien él respalda al presidente López Obrador con el proyecto de Guardia Nacional que se deberá votar próximamente, ya podrá estar en paz de no tener que “forzar” a los tres diputados federales del PRI a que voten a favor de la Guardia Nacional, cuando se sabe que la línea del PRI es votar en contra. Entonces, no hay un mal que no le venga a bien a alguien.

[email protected]