Visión apocalíptica
31 marzo, 2015
Para la bilis
31 marzo, 2015

#RespondeConUnTuit #SLP

Guillermo Luévano Bustamante

C omo mucho he repetido en este espacio, no se vio, ni se ve en el galeno titular nominal del Poder Ejecutivo estatal, una visión de largo alcance con miras de estadista. El sexenio de Fernando Toranzo ha resultado deslucido, poco aventurado, con visos autoritarios de tanto en tanto, como para contener las excesivas críticas sobre su mandato.

No tuvo grandes obras o proyectos, ni programas sociales, ni un emblema representativo, ni un eslogan que ronde la cabeza de la comunidad, ni una acción memorable, más allá de administrar –mal o bien– las finanzas públicas, los servicios, las obligaciones que le indica la Constitución y las leyes. Y gobernar no es administrar, ni aún administrar adecuadamente. Como cantar no es sinónimo de saber cantar, o como pintar no es equivalente a poseer talento artístico. Gobernar es un ejercicio que implica la toma de decisiones trascendentales, y tendría que implicar el concurso de las voces diferentes que conviven aun dentro de la propia elite partidista que acompaña al titular uninominal de la administración pública estatal.

Pues en los candidatos y en la candidata a la gubernatura potosina no se percibe hasta ahora un gran proyecto que contenga los efectos terribles de la crisis económica que se vislumbra en el país ya con el aumento de precios de productos básicos y de servicios que se supone disminuirían como efecto de las reformas jurídicas de los meses pasados, celebradas por la triada PRI-PAN-PRD dentro del ‘Pacto por México’, la mayoría, y otras antes y más allá de aquel contubernio reformador pro neoliberal.

No se distingue una propuesta que ofrezca alivio a la ciudadanía de San Luis sobre cómo hacer frente al desempleo, al embate de las empresas contra el ambiente, las extractivas, las contaminantes, no se habla de cómo contendrán y combatirán las violencias de género y contra las personas jóvenes, no se enfatiza el plan de acción para preservar los derechos sociales en la entidad.

He comenzado a seguir las cuentas de Twitter de los candidatos y la candidata a la gubernatura para dar un seguimiento muy elemental a sus pronunciamientos y anuncios de campaña. He incluso hecho sencillos cuestionamientos que continúan sin respuesta. Percibo, de manera inicial, que no hay propuestas de fondo todavía visibles, que se ha privilegiado la promesa simple, el anuncio de futuro posible sin concreción material.

Ya que uno de los signos de la comunicación política actual está marcado por la necesidad de expresar de manera breve y clara las ideas que quieren transmitirse, he pensado en una posibilidad para actuar en ese terreno, la ciudadanía usuaria de la red mencionada, pero también sin ella, emulándola desde la realidad no virtual. Baste decir por ejemplo que los candidatos de los partidos Encuentro Social y Humanista ni siquiera tienen cuenta conocida en dicha plataforma, pero pueden ser interpelados por medios más tradicionales.

Veo una ventaja en Twitter, en especial respecto a las muchas que podrían atribuírsele como medio comunicativo: la necesidad de transmitir ideas de forma concisa. Para ello les planteo a los candidatos y la candidata a la gubernatura, y eventualmente a la candidata y los candidatos a la alcaldía, que respondan preguntas puntuales sobre sus propuestas de campaña en un tuit, esto es, en 140 caracteres, menos el hashtag #RespondeConUnTuit. Y eventualmente ir mostrando las respuestas en este espacio periodístico, para comparar asegurando cierta equidad.

De modo que quienes usamos Twitter podríamos preguntar mediante el hashtag #RespondeConUnTuit sobre las dudas en materias y campos específicos esperando respuestas concisas, que pueden remitir a documentos más profundos mediante vínculos o enlaces, pero sin rodeos. Y quienes no usen Twitter pueden hacer el mismo ejercicio mediante comunicación tradicional impresa, requiriendo sobre todo concisión en la respuesta de la persona candidata interpelada. A ver si son capaces de transmitir propuestas claras y concisas, pertinentes, en temas emergentes. Sin tanto choro.

Twitter: @GuillerLuevano

Guillermo Luévano
Guillermo Luévano
Doctor en Ciencias Sociales, Profesor Investigador en la UASLP, SNI, columnista en La Jornada San Luis.