Vocación equivocada
7 julio, 2015
Dilma
Dinero: Inyecta dólares el BdeM; el peso no se recupera
7 julio, 2015

Responsabilidad patrimonial contra los baches

Guillermo Luévano Bustamante

A ste espacio periodístico se ocupa normalmente de violaciones a derechos sociales y suele cuestionar con frecuencia la actuación de las autoridades implicadas, casi siempre de San Luis Potosí. En esta ocasión la columna tiene una finalidad didáctica además.

Con las recientes y concurridas lluvias que han caído en la ciudad de San Luis Potosí el estado de las vialidades se ha deteriorado terriblemente.

Las autoridades municipales no atienden ni por urgentes los reclamos de la ciudadanía para remediar los daños más graves a las vías terrestres de la zona metropolitana potosina. Por todos lados la ciudad está hecha un desastre, no se puede transitar en coche privado sin riesgo de caer en baches y dañar el propio vehículo, es más complicado hacerlo todavía en transporte público, que va con prisa siempre, que pesa más, que es más amplio.

Mucho más riesgoso es andar en bicicleta, la lluvia oculta peligrosamente los baches. Peor todavía es andar a pie, bajo riesgo de caer o de recibir una empapada de aguas sucias provocada por los coches. Pues aún más peligrosa resulta la ciudad en estas condiciones para las personas con alguna discapacidad, auditiva, visual o motriz. Especialmente en algunas zonas, como las cercanías en hospitales y escuelas, donde entre el congestionamiento vial, las inundaciones y la falta de respeto de quienes comparten el espacio social se traduce en vialidades agresivas.

La semana pasada este diario reportó en palabras del periodista Ricarlos I que el Hospital del Instituto del Seguro Social que se ubica en la calle de Cuauhtémoc se encontraba prácticamente inaccesible por el agua, de modo que pacientes y personal médico debían atravesar por el caudal de aguas negras que se desborda de las cañerías, con riesgos a la salud, por supuesto.

La obligación de las autoridades potosinas de remediar esta grave situación generalizada por toda la ciudad se desprende jurídicamente de un mandato constitucional ineludible; se corresponde doctrinalmente con la idea romántica del contrato social; y puede complementarse con numerosos argumentos que disponen que las alcaldías y demás autoridades deben atender esto problemas de orden público.

Una de las herramientas complementarias que se va volviendo urgente utilizar para exigir la atención de autoridades municipales y estatales de San Luis, es la Ley de Responsabilidad Patrimonial de San Luis Potosí. Se trata de un ordenamiento jurídico que dispone que las entidades de los tres poderes de gobierno deben remediar los daños al patrimonio de la ciudadanía que se genere por el irregular ejercicio de la función y el servicio público. Estamos, en San Luis Potosí, todas las personas expuestas a los daños patrimoniales que se derivan de la incorrecta aplicación de los recursos públicos, de la deficiente prestación de los servicios, que son derechos, no dádivas de nadie. Que para la recaudación tributaria siempre están prestas las autoridades a requerir a la ciudadanía, pero para el cumplimiento de sus obligaciones más elementales son sumamente omisas.

El procedimiento para obtener indemnizaciones mediante la Ley de Responsabilidad Patrimonial no se ve complicado, pongámoslo a prueba, exijamos mejores condiciones de convivencia, de desarrollo vital. El derecho a la ciudad implica que el espacio social sea armónico, equitativo, seguro. Y esta flagelada ciudad requiere la atención urgente de sus males crónicos. Pero la ciudad también requiere que una ciudadanía más participativa que la cuide y que exija de quienes están a cargo de la administración pública los elementales mantenimientos que aseguren el disfrute del espacio público.

Si a usted, lector, lectora, le ha causado un daño en su patrimonio el estado actual de la ciudad, le invito a que interponga un procedimiento para que se le indemnice debidamente por parte de la autoridad conforme a la Ley.

Twitter: @GuillerLuevano

Guillermo Luévano
Guillermo Luévano
Doctor en Ciencias Sociales, Profesor Investigador en la UASLP, SNI, columnista en La Jornada San Luis.