AMPTU
UASLP sede la reunión AMPTU , que convoca 15 universidades del país
25 septiembre, 2015
A un año de Ayotzinapa: las causas y el fondo de la impunidad nacional
26 septiembre, 2015

Termina el gobierno de Toranzo; ¡Viva el nuevo gobierno!

En una película de sátira política, México Año 2000, producida en los años 80 y protagonizada por los legendarios “Chucho” Salinas y Héctor Lechuga, durante la época en que el Partido Revolucionario Institucional se presumía insumergible pese a su notorio debilitamiento interno, se hacía hincapié que en México el tiempo se mide por sexenios, y San Luis Potosí no es la excepción.

Una vez pasados los comicios y los reacomodos postelectorales, apenas el día anterior a la toma de protesta del nuevo gobierno sexenal se dio a conocer el listado de los que a partir de la semana que entra dirigirán el destino de la entidad.

Tenemos en primer lugar a Alejandro Leal Tovias, conocido empresario de medios potosino y caracterizado por su cercanía con los grupos de poder, cofundador de Pulso y San Luis Hoy, y luego de La Razón. Su capital político creció a la sombra de quienes lo cobijan, y de una u otra manera, ha sabido manejarse para mantener su nombre entre los “disponibles” para diversos cargos, a pesar de los movimientos y enroques de la clase política. Cercano a Torres Corzo, y también a los Valladares en otro episodio de su vida, ahora se desempeñará en la Secretaría General de Gobierno.

Como su segundo al mando estará Aureliano Gama Basarte. El apellido del ahora subsecretario de Gobernación es conocido, principalmente, por causa de su hermano, Marco Antonio, quien ha ostentado ya varios puestos legislativos bajo la bandera del PAN, aunque él por su parte ha sido ya incluso director estatal del ICAT y, por supuesto, asesor en la Secretaría de Educación, donde se ganó la confianza del gobernador que a partir de este sábado será constitucional. También durante su trabajo en dicha dependencia, sindicalistas de diversos sistemas, principalmente del Cecyte, le acusaron de ser parte de una red de corrupción junto con algunos familiares.

Y están también los puestos que fueron “repartidos” entre los aspirantes tricolores, candidatos y demás, que por una u otra causa no consiguieron un lugar en los Congresos estatal y federal, o en algún municipio. En estos casos se encuentran Manuel Lozano Nieto, quien a pesar del esfuerzo no consiguió mantener al PRI en la capital, y Joel Ramírez, el ahora ex dirigente estatal tricolor quien perdiera una diputación plurinominal luego de que el TEPJF diera la razón a los partidos de oposición respecto al reparto de las curules de representación proporcional. Este último, ya ha sido funcionario de comunicación social, en tiempos de Carlos Jonguitud, por lo que muchos analistas vieron en su regreso al escenario político local, un renacimiento del jonguitudismo, idea reforzada por el hecho de que tantos apellidos comenzaran a repetirse, tanto en las dependencias estatales como en la estructura partidaria.

Ramiro Robledo López en la SCT, Elías Dip Leos en la Agencia pro San Luis, Christian Meade Hervert en el Sifide, Leopoldo Stevens Amaro en Seduvop, Daniel Pedroza Gaytán como consejero jurídico, Margarita Viñas Orta en Desarrollo de los pueblos indígenas, hacen pensar que, si bien podría no ser el regreso de la vieja guardia priista, al menos sí de las camarillas y clanes que durante los pasados 20 años estuvieron disgregados en diferentes ámbitos, e incluso partidos, y que hoy vuelven para tratar de revertir lo que muchos priistas llaman la “oleada navista”, llegando a acusar incluso a un ex gobernador de pertenecer a esa corriente.

Y hablando de gobiernos anteriores, destacan las permanencias de Concepción Guadalupe Nava Calvillo, quien fungirá como directora general de Ejecución de Medidas para Menores. Marianela Villanueva Ponce pasó de diputada a Enlace Interinstitucional. Lucy Lastras, señalada incluso por priistas como subestimada por la dirigencia tricolor, ahora regresa como directora del registro civil tras varios años en la oposición e incluso en la última elección buscó la alcaldía capitalina bajo el cobijo de Movimiento Ciudadano.

En esta situación de “retornos” está también Ivette Salazar, quien fuera diputada en pasadas legislaturas y ahora, gracias a los acuerdo con el partido verde, fungirá como titular de la Secretaria de Ecología y Gestión Ambiental, e incluso resalta el nombre de Jose Luis Ugalde Montes, quien volverá a dirigir las finanzas estatales luego de haberlo hecho en la administración de Fernando Silva Nieto. También José Guadalupe Torres Armenta repite como secretario técnico del gabinete. Igualmente en este papel, se incluyó a Gabriel Rosillo Iglesias, quien ahora será el Contralor del estado.

Y hablando de excompañeros, ahora Ada Amelia Andrade Contreras será la nueva tesorera del estado. Su relación con carreras viene desde hace año y medio, cuando ella entró en el departamento de recursos materiales de la SEGE, y le tocó lidiar con muchos de los problemas y acusaciones de irregularidades en la administración de recursos por parte del que a la postre se convertiría en gobernador.

También se buscó la inclusión de representantes de la iniciativa privada, concretamente colocando a Gustavo Puente Orozco en la Secretaría de Desarrollo Económico, y a Porfirio Flores Vargas en la Junta Estatal de caminos. Ambas dependencias, por cierto, muy delicadas en su manejo, dada la gran cantidad de información privilegiada que llegan a manejar, como trazos de rutas carreteras, proyectos de desarrollo urbano e industrial, etcétera.

Buena parte del resto de los puestos de primer nivel fueron entregados a colaboradores cercanos de Carreras durante sus trabajos previos, como Elías Pesina, quien ahora será oficial mayor, o el mismo director de Comunicación Social, Adrián Vazquez, quien pese a la grilla interna pudo mantener su lugar al frente, y Albero Elías Sánchez, en la Sedesore.

JSL
JSL