inspecciones
Encuestas dan un empate técnico con el PRD por la capital, afirma Meme
3 junio, 2015
La violencia en tiempos electorales
3 junio, 2015

Toda cuota pasada fue mejor

Jaime Nava Noriega

M iles de jóvenes acudieron al edificio central de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí para obtener una ficha, con costo incluido para que empiecen a acostumbrarse, que les asegure un lugar para poder presentar el examen de admisión. Las largas filas de jóvenes en los últimos días como recordatorio del cliché mexicano: “todo al último”.

Lo que no podrán dejar para después, si es que logran obtener un resultado que les coloque dentro de la licenciatura de su elección, será el pago de las cada vez más caras cuotas de inscripción. Yo tuve la fortuna de poder estudiar la licenciatura y la maestría en la UASLP y tardé, demasiado quizá, en darme cuenta del problema que suponen las cuotas elevadas.

“Es barata comparada con otras” me han dicho en múltiples ocasiones quienes leen los mensajes que día con día le envío a la UASLP para pedir que bajen las cuotas (por cierto hoy se cumplen 170 días). Probablemente quienes afirman que es barata no estudiaron las licenciaturas que cuestan más de diez mil pesos semestrales.

¿Cuántos aspirantes conocerán el costo del semestre de la licenciatura que eligieron? Para muchos la alegría de haber conseguido un lugar dentro de la UASLP rápidamente se transformará en la preocupación del cómo pagar. En promedio, de 2007 a la fecha, todas las licenciaturas han sufrido un incremento de casi tres mil pesos. “Todo tiempo pasado fue mejor” dicen que dijo un militar español y, después, junto al moco la interpretaron Gabino Palomares y Luis Pescetti –el que les guste más– sin duda, toda cuota pasada fue mejor.

Insisto en que el camino no debe ser el incremento constante de las cuotas, la universidad debe ser capaz de aprovechar el potencial de su inteligencia colectiva para desarrollar y gestionar bienes y servicios para generar ingresos propios que permitan eliminar la tentación de elevar los costos de un derecho humano como es el de la educación. De otro modo, y a este ritmo, ¿Cuál será la cuota límite? ¿Habrá un límite?

Estudiar una licenciatura no debería ser un lujo. Contrario a lo que ahora se piensa, el papel de la universidad no es el de ser comparsa del sistema económico y/o político dominante. Una universidad que se precie de serlo no debe priorizar, jamás, los resultados estadísticos en lugar de la calidad. Hace unos días el académico Marcos Roitman escribió en La Jornada sobre una de las tendencias en la educación y los aspirantes: “la vocación es un obstáculo. Estudie algo que sea rentable, tenga salida en el mercado y le permita obtener éxito social. No deje que su conciencia y su pensamiento se interponga en una decisión de orden económico. Nada se resiste a las exigencias y demandas del mercado.”

Coincido con Roitman, no obstante para San Luis Potosí la situación es similar o peor, estudiar la licenciatura que puedas pagar. Decía mi abuelo que la preocupación primordial de la universidad potosina consistía en “abrir horizontes en forma constructiva y en superar, día a día, mediocridades y en convertir su vida toda en una entrega generosa en bien del pueblo”. Los incrementos van en contra del espíritu de la propia universidad pues no hacen más que limitar el acceso de persona, que no sólo por la calidad sino por ser la única opción rentable ingresaban a la UASLP.

¿Y los líderes universitarios? No hay, hasta donde conozco, ningún pronunciamiento sobre el costo de los posgrados o licenciaturas y, seguramente, no lo habrá. Con el examen de admisión próximo a realizarse se escuchan comerciales por radio donde el grupo universitario Expresión hace uso del membrete de la Federación Universitaria Potosina para invitar a los aspirantes a sus cursos de inducción que se realizarán en una universidad privada. Transporte gratuito promete la voz para que asistan a los cursos y yo me pregunto ¿quién paga? ¿de quién son los camiones? ¿qué intereses representan?

¡Que la UASLP baje los costos de posgrados y licenciaturas! #EducaciónParaTodos

¡Ni un día más en el silencio, ni un día más sin Carmen Aristegui!

@JaimeNavaN

Jaime Nava N.
Jaime Nava N.
Estudiante de maestría en Derechos Humanos por la UASLP. Activista en Amnistía Internacional.