El cafre asesino de Lomas Cuarta
27 enero, 2016
Dilma
Dinero: Fotomultas de Mancera, a consulta pública
27 enero, 2016

UASLP, cuenten el descuento

Jaime Nava Noriega

El conflicto por la basura entre el ayuntamiento y la empresa Vigue debería ser interpretado por el ausente presidente de la Federación Universitaria Potosina como la advertencia del destino que tendrán los 20 millones de presupuesto adicional que obtuvo la Universidad Autónoma de San Luis Potosí exclusivamente para disminuir las altísimas cuotas de licenciaturas.

Hace apenas unos pocos días, Guillermo Rivera Morales, quien por lo menos oficialmente ostenta el máximo cargo de representación estudiantil, declaró que el mejor uso que se le pueden dar a esos recursos extraordinarios –e inéditos– es el de repartirlos “equitativamente” entre todos los alumnos que cursan alguna licenciatura en la universidad; es decir, que sin importar si su cuota de inscripción es de tres mil o diez mil pesos tendrán, a decir del líder de la FUP, un descuentazo –léase con la ironía debida– de 700 pesos.

Los recursos no deben ser repartidos de esa manera pues un descuento de 700 pesos no representa el mismo beneficio para un estudiante cuya cuota es de diez mil pesos que para quienes estudian licenciaturas de precios más asequibles.

Además este histórico momento no debe ser tomado a la ligera a pesar de que –como Rivera Morales– algunos de los que ostentan los puestos que decidirán la distribución de los beneficios estén más preocupados por sentirse reconocidos que apelar a la fuerza intelectual de la universidad para construir, en comunidad, una nueva y más justa manera de recaudación y distribución de los recursos generados a partir del cobro de cuotas anuales.

Si los documentos publicados por la UASLP en su página de Internet y que podrían ser consultados hasta antes de la renovación de la imagen son ciertos, la universidad contaba hasta el periodo 2014-2015 con 25,460 alumnos de licenciatura que generaban una cantidad superior a los 37 millones de pesos cada año por el pago de cuotas.

Ahora bien, si cada alumno pagara una cuota general de dos mil pesos anuales se podrían obtener ingresos superiores a los 50 millones de pesos. Si los datos son correctos, la UASLP sería capaz de generar más dinero cobrando menos, beneficiando a miles de estudiantes y a sus familias. Además a esta cifra se le sumarían los 20 millones aprobados por el Congreso del Estado logrando un total de 70 millones de pesos de ingresos sólo por licenciaturas.

Los miembros del H. Consejo Directivo Universitario tienen una tarea que no deben tomar a la ligera, que los 20 millones aprobados sólo para este año no sean un pretexto para desatender un problema que tiene más de fondo y cuyas consecuencias tienen impacto inmediato en la deserción escolar y de largo plazo en la vida en sociedad.

¿Por qué no se cobra una cuota general en la UASLP? La respuesta más evidente puede ser que cada facultad debe generar todos o una buena parte de los recursos que se requieren para mantenerla en funcionamiento; sin embargo, no debe ser razón suficiente para justificar la elevada disparidad.

La universidad debe ser el más claro ejemplo para la sociedad de que es posible construir realidades más justas e igualitarias donde los recursos se distribuyan con el propósito de poner en marcha a todos los miembros de la comunidad universitaria para explotar las potencialidades para el beneficio de quienes la integran y la sociedad que le alberga; y no ser espejo –o escuela– de los impresentables políticos que derrochan gustosos los recursos públicos en caprichos.

Han pasado 31 días sin que se sepa el paradero de la pequeña Zoé Zuleica Torres Gómez.

¡Que la UASLP baje los costos de posgrados y licenciaturas! #EducaciónParaTodos (334 días)

¡Ni un día más en el silencio, ni un día más sin Carmen Aristegui!

@JaimeNavaN

Jaime Nava N.
Jaime Nava N.
Estudiante de maestría en Derechos Humanos por la UASLP. Activista en Amnistía Internacional.