Bronca maestra
18 marzo, 2015
reforma energética
México SA: Banqueros en el paraíso
18 marzo, 2015

Universidad gratuita: ¿Posible?

Jaime Nava

H oy se cumplen 100 días de pedirle a la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, vía twitter, que baje las cuotas de licenciaturas y posgrados. Petición necesaria si consideramos, como ya lo escribí en otras ocasiones en este medio, que la UASLP tiene un presupuesto de 2,800 millones de pesos  y, al mismo tiempo, existen licenciaturas y posgrados que alcanzan o superan los diez mil pesos semestrales.

Hace un par de semanas se llevaron a cabo elecciones de consejeros alumnos y presidentes de la sociedad de alumnos, el procedimiento, sin tomar en cuenta la intervención de los partidos políticos, parece sencillo: se registran las planillas; las planillas reciben su propaganda impresa, hacen campaña ese mismo día; al día siguiente vota el alumnado. ¿El problema? La propaganda: carpetas y hojas o sólo hojas que se imprimen a costa de la universidad y con las cuáles se construyen números gigantes para representarse mismas que, pocas horas después, se tiran a la basura.

En 2009 realicé una solicitud de información para conocer cuánto dinero había gastado la UASLP en la impresión de carpetas y hojas para 55 planillas que se registraron ese año. El gasto total resultó en la cantidad de $152,743 pesos. Dinero que, aunque puede variar, la universidad tiró y tira cada año electoral a la basura. Nada justifica que una institución utilice recursos públicos para depositarlos en la basura, sin mayor utilidad, unas cuantas horas después. Este año se registraron el mismo número de planillas que en 2009 y, aunque ya realicé la solicitud correspondiente, aún no he recibido respuesta. En tiempo están.

¿Hacia dónde dirige a los jóvenes y a la sociedad una universidad que prefiere gastar recursos para generar basura en lugar de permitir que los candidatos utilicen los espacios dentro de sus facultades para debatir propuestas? Parece que los episodios de la historia oculta u olvidada por la UASLP de generaciones universitarias críticas que movilizaron a la sociedad todavía pesan en quienes dentro o fuera de la universidad tienen interés de preservar el status quo. Por eso quizá se prefiere que la basura, el dinero de los partidos y los gritos sean los factores que determinen al ganador.

Aunque el dinero que gastan puede parecer poco sin embargo, en tiempos donde las cuotas que paga el estudiantado se incrementan anualmente cada peso cuenta. La UASLP debe considerar generar un plan de desarrollo que le permita hacerse de recursos hasta alcanzar que licenciaturas y posgrados sean completamente gratuitos. Estudiantes y Rector de la Universidad Autónoma de Querétaro lograron que la gratuidad sea una realidad, aunque pendientes están de resolver algunos problemas para ajustar el presupuesto sin quedar en números rojos.

Para evitar la desestabilidad económica la UASLP puede prestar más servicios. La cancelación de la construcción de un nuevo Hospital Central no elimina la necesidad de atención médica ni la sobresaturación del Hospital pero es una oportunidad para que la universidad se plantee la construcción de un Hospital Universitario.

Laboratorios universitarios ubicados en diversos puntos de la ciudad donde estudiantes podrían realizar su servicio y prácticas profesionales al mismo tiempo que la ciudadanía se beneficiaría de servicios de calidad y accesibles por los cuales podrían establecerse convenios con el gobierno federal y estatal para atender la demanda a cambio de recursos. Investigaciones, patentes, publicaciones…

La universidad debe ser gratuita, reflexionemos y construyamos un proyecto universitario capaz de impulsar las transformaciones que necesita el país. Perdamos el miedo, el debate está abierto.

¡Que la UASLP baje los costos de posgrados y licenciaturas!  #EducaciónParaTodos

@JaimeNavaN

Jaime Nava N.
Jaime Nava N.
Estudiante de maestría en Derechos Humanos por la UASLP. Activista en Amnistía Internacional.