Bancarrota financiera, austeridad e impuestos
16 septiembre, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Alejandro Moreno asume gubernatura de Campeche
16 septiembre, 2015

Universidad gratuita

Jaime Nava Noriega

L os nuevos curuleros parecen no tener intención de reducir sus salarios: “ser diputado implica un trabajo y debe ser remunerativo para todos”, dicen que dijo uno de los nuevos legisladores al ser cuestionado sobre el tema. Claro está que los curuleros no actuarán en su perjuicio mientras en sus manos esté convertir el dinero público en un bien personal.

¡Hay que entenderlos!, por favor, aunque parezca que ganan mucho dinero la realidad es que los pobres legisladores deben dividir su sueldo en múltiples pagos incluidos los porcentajes que distintos partidos les exigen como aportación a la causa y, probablemente, sólo un diputado no se ve afectado por este tipo de exigencias de partido pues, finalmente, el dinero y la curul permanecen en la misma familia.

Durante la instalación de la nueva Legislatura un grupo de universitarios acudió a hacer constar que el tema de los incrementos en las cuotas de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí ha dejado de ser un reclamo de unos cuantos y se está convirtiendo en un movimiento estudiantil que poco a poco gana simpatizantes entre la comunidad universitaria.

Los universitarios solicitaron al Congreso que se aumente el presupuesto que el Estado le otorga a la UASLP con la finalidad de subsidiar los costos de una de las universidades públicas más caras del país. La cantidad que aportan los estudiantes por concepto de pago de inscripciones no llega a los cien millones de pesos sumando a estudiantes de licenciatura y posgrados. Entonces, ¿Universidad gratuita o barata? Dependerá de las ganas que tengan los curuleros de diferenciarse de sus antecesores y de todos los legisladores del país.

En ocasiones he escuchado a personas cercanas afirmar que el binomio “educación gratuita” es un ideal de analfabetas revolucionarios del siglo pasado que es imposible materializar. Debemos dejar de pensar que la educación necesita cobrarse en exceso para que sea de calidad y/o que si no se cobra por la educación esta no se valora. Por el contrario, la gratuidad de nuestra Universidad conlleva la exigencia a maestros y estudiantes pues se estaría ocupando un lugar de privilegio.

Si el presupuesto alcanza para mantener los sueldos de todos los poderes y sus funcionarios sin reducciones es señal, inequívoca, de que la crisis no es tan grave como la quieren hacer ver o de que quieren maquillar el cinismo gubernamental con la retórica de la “austeridad”. Por lo tanto los curuleros no tienen razones que puedan esgrimir para no ceder a la petición de los universitarios y mejorar las condiciones económicas y educativas de miles de personas.

Aunque se agradece el pronunciamiento que hizo el presidente de la Federación Universitaria Potosina en el sentido de que se mantendrán al pendiente del tema del alza a la tarifa del transporte urbano o del incremento del presupuesto para las cuotas, la historia reciente de la FUP ha demostrado que entre más lejos estén de los movimientos que buscan impedir que se afecte la economía de los potosinos o transformar la realidad se obtienen mejores resultados. La cercanía con el Partido Revolucionario Institucional de quienes integran la estructura de la federación o los grupos universitarios son motivo suficiente para desconfiar de sus intenciones toda vez que, hasta ahora, no han hecho ninguna acción de consecuencias reales fuera de los pronunciamientos públicos.

Finalmente el rector de la UASLP, Manuel Fermín Villar, tiene la oportunidad de hacer suya la solicitud de los estudiantes para realizar las gestiones necesarias que permitan realizar una transformación de fondo en la manera de dirigir el rumbo de la Universidad. Ojalá el rector sepa comprender que justo en este momento en el que la privatización de la educación es la asignatura pendiente del gobierno federal, la Universidad requiere de un rector luche junto a su comunidad universitaria para defender sus intereses.

¡Que la UASLP baje los costos de posgrados y licenciaturas! #EducaciónParaTodos (250 días)

¡Ni un día más en el silencio, ni un día más sin Carmen Aristegui!

¡Pago puntual y completo de las becas a estudiantes!

@JaimeNavaN

Jaime Nava N.
Jaime Nava N.
Estudiante de maestría en Derechos Humanos por la UASLP. Activista en Amnistía Internacional.